Mamás y Papás

Mi bebé tiene muchos mocos y no puede dormir: postura y lavados nasales

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
6.418 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Si mi bebé tiene muchos mocos y no puede dormir hay que hacerle lavados nasales, inclinar el colchón para levantar un poco su cabeza y mantener la humedad de la habitación por encima del 60%.

Mejor postura para dormir un bebé con mocos

Una de las cosas que más afecta al descanso de los bebés son las enfermedades.

Los mocos, la tos y la fiebre en particular hace que les cueste más dormir, aumentando los despertares nocturnos y disminuyendo la calidad de su sueño, debiendo tratarse de manera particular:

La postura para dormir con mocos un bebé es muy importante para intentar que estén lo más cómodos posible, respiren mejor y por ello tengan un sueño más profundo.

Esto también depende de la edad del bebé, ya que la medida principal en la prevención de la muerte súbita es que los bebés tienen que dormir siempre boca arriba, hasta que ellos mismos sean capaces de voltearse (1) en ambas direcciones.

Pon al bebé a dormir inclinado

Si mi bebé tiene la nariz tapada y le cuesta respirar es importante buscar una posición para dormir al bebé en la que aseguremos que su cabeza está algo más levantada que el cuerpo, así los mocos le molestarán menos y podrá dormir con congestión nasal.

Para ello puedes poner un cojín debajo del colchón de la cuna de manera que este quede inclinado unos 45° en la parte de la cabeza, siendo la manera como debe dormir un bebé con mocos.

En bebés que ya saben voltearse también puede ayudarles dormir de lado, arqueando mucho la espalda para respirar mejor, aunque aquí ya entra en juego en qué postura estén más cómodos.


¿Cómo dormir con la nariz tapada?

Pero cómo dormir con mocos no se limita a la posición del colchón. La nariz tapada del bebé de noche dificultará mucho su respiración, por lo que es importante que intentemos que los mocos sean lo más acuosos posibles, permitiéndole respirar mejor.

Si el bebé no puede dormir por mocos, prueba de las siguientes formas:

  • Mantén al bebé bien hidratado, ya sea con leche o con agua (solo en mayores de 6 meses). Los líquidos son el mejor mucolítico, ayudando a deshacer la mucosidad. No te preocupes si observas mocos en las cacas: son la manera principal de eliminarlos.
  • Asegúrate de que la humedad de la habitación es elevada, manteniéndose entre un 60 y 70%. Esto ayudará al bebé con mocos a dormir ya que no se le resecará tanto las vías respiratorias altas.
  • Levanta un poco el cabecero de la cuna, al dormir inclinado respirará mejor, siendo la manera de cómo acostar a un bebé con flemas.
  • Hazle frecuentes lavados nasales, especialmente antes de dormir y de las tomas nocturnas. Haz tantos como sean necesarios, como no saben aún sonarse es la manera de eliminar la mucosidad y diluirla.
  • Si aún así el bebé no puede dormir por mocos, métele contigo en la cama. Está demostrado científicamente que el colecho hace que los peques duerman de manera más profunda (2) , y estando enfermo necesita descansar bien.

Cómo sacar los mocos a un bebé

Si mi hijo tiene la nariz tapada y no puede dormir debo hacer todo lo posible para ayudarle a descansar, siendo los lavados nasales lo más efectivo.

Es importante que aprendamos cómo quitar los mocos para aliviar la congestión nasal en bebés por las noches y evitar así que su salud empeore.

Para hacer un lavado nasal se necesita una botella de suero fisiológico, una jeringa con aguja y una toalla.

La técnica consiste básicamente en inyectar suero en las fosas nasales del peque, para arrastrar el moco tanto del seno como de las propias fosales nasales, saliendo hacia fuera o tragándoselo.

Un correcto lavado nasal debe hacerse siguiendo estos pasos:

  1. Llenamos la jeringa con unos 3-5 ml de suero Hazlo acoplando la aguja a la jeringa y pinchando en el extremo de la botella de suero.
  2. Sentamos al bebé sobre nosotros Sujétale con firmeza, de manera que su espalda esté en contacto con tu pecho
  3. Cubre el pecho del bebé con una toalla Así evitarás que se empape al salir el suero.
  4. Introduce el suero en una fosa nasal Hazlo con la jeringa, de manera decidida pero sin hacer presión máxima.
  5. Repite el proceso en el otro agujero de la nariz En ocasiones es este segundo lavado el que consigue sacar todo el moco.

Lo más normal es que si el bebé tiene muchos mocos al hacer el lavado, el suero que entra por una fosa nasal salga por la otra, arrastrando los mocos a su paso.

No pasa nada si el bebé se traga el suero, o si no llega a salir por la otra fosa nasal. El suero hidratará los mocos y se expulsarán mejor que si están secos (3) .


Preguntas frecuentes sobre mi bebé tiene muchos mocos y no puede dormir

¿Cómo debe dormir un bebé con gripe?

Con el colchón algo inclinado, boca arriba, en un ambiente húmedo y bien ventilado, recibiendo los lavados nasales necesarios para que pueda respirar bien.

¿Los mocos al bebé de noche pueden causarle atragantamiento?

No es lo más frecuente, pero sí que puede entrarle tos y hacer que se despierte.

Para evitarlo lo más efectivo es hacer lavados nasales antes de dormir y cada vez que se despierte y lo necesite, así como inclinar el colchón de manera que su cabeza quede algo más levantada.

¿Qué hacer si mi bebé no puede dormir por los mocos?

Hazle lavados nasales y métele contigo en la cama: el colecho le ayudará a relajarse y a dormir más profundamente.

Fuentes del artículo
  1. Goldberg, N., Rodriguez-Prado, Y., Tillery, R., & Chua, C. Sudden Infant Death Syndrome: A Review. Pediatric Annals, 47(3), e118-e123. https://doi.org/10.3928/19382359-20180221-03
  2. Subcomisión de Lactancia Materna, Grupo de Trabajo de Muerte Súbita e Inesperada del Lactante, Jenik, A., & Conti, R. [Bedsharing at home, breastfeeding and sudden infant death.Recommendations for health professionals]. Archivos Argentinos De Pediatria, 115(5), s105-s110. https://doi.org/10.5546/aap.2017.s105
  3. Chirico, G., Quartarone, G., & Mallefet, P. Nasal congestion in infants and children: a literature review on efficacy and safety of non-pharmacological treatments. Minerva Pediatrica, 66(6), 549-557. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25336097/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.