Mamás y Papás

Cuándo pasar de cuna a cama al bebé, edad mínima, señales y consejos

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
280 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Sabrás cuándo pasar de cuna a cama cuando veas en tu bebé señales de que está preparado, siendo frecuente sobre los 2 años y cuando ya duermen más profundo, con menos despertares nocturnos.

Camas para niños de 2 años

Algo en lo que coinciden todas las familias es que los bebés crecen muy rápido, y nada más lejos de la realidad.

Para cuando queramos darnos cuenta el bebé ya dormirá solo en su cuarto, siendo en muchas familias el momento de pasar al bebé a la cama.

Aquí las opciones son múltiples y depende de los hábitos y rutinas de sueño de cada familia:

  • Pasar de hacer colecho a llevar al bebé a su cuarto, en una cama de niño.
  • Pasar al bebé a su habitación en una cuna y luego a una cama para bebés, siempre con protección como barreras anti-caída.
  • Comprar una cuna adaptable a cama.
  • Optar por camas Montessori: camas de suelo, especiales para evitar caídas en los bebés pero que suponen un gasto intermedio para las familias, ya que son más pequeñas que una cama normal.

La opción depende de cuándo se haga el cambio de cuna a cama, optándose así por una cama para bebé de 1 año o para peques más mayores.


¿Cuándo pasar al bebé a la cama?

Pasar de cuna a cama al bebé puede traernos inseguridades, no sabiendo si nuestro bebé está preparado para dormir en la cama o aún es demasiado pronto (1) .

Cuándo pasar de la cuna a la cama

Por norma general no se recomienda hacerlo antes de los 18 meses, siendo ideal empezar a usar la camita de bebé cuando tienen entre 2 y 3 años según lo preparado que veamos a nuestro peque.

Existen una serie de señales que nos indican que es el momento adecuado para cambiar de cuna a cama. Es importante esperar a que se cumplan para no adelantarnos y hacer la transición demasiado pronto.

Sabremos que el bebé está listo para dormir en cama cuando:

  • Piensas que no se saldrá de la cama. Aunque esto puede ser difícil de visualizar, en general a partir de los 2 años y medio los bebés empiezan a controlar más sus impulsos, y a saber que en la cama hay que dormir.
  • No tiene muchos despertares nocturnos: si tu bebé aún se despierta por las noches es recomendable esperar un poquito más para hacer el paso a la cama.
  • Es capaz de salirse sólo de la cuna: si el bebé es capaz de escaparse de la cuna es hora de pasarle a la cama, ya que podría caerse en cualquier momento.
  • Piensas que está incómodo en la cuna: si el bebé es grande y te da la sensación de que ya no cabe en la cuna como antes puede ser un buen momento para hacer la transición a una cama para niños.
  • Él mismo te lo pide: si el propio peque te pide una cama grande puede ser señal de que está preparado. Si por lo contrario duerme de maravilla en su cuna puedes esperar un poquito más para dar el paso a cama de niño.
  • Tiene sueño autónomo. Aunque no es indispensable, es recomendable que el bebé tenga sueño autónomo antes de pasar a la cama de niño. Esto asegura que tenga menos despertares (2) , y por ello se bajará menos veces de su camita.

Los bebés se caen de la cama: ¡Cuidado!

Los bebés se mueven mucho por la noche, cambiando varias veces de postura e incluso llegando a chocarse con los barrotes de la cuna, por lo que es fácil pensar que podrían caerse de las camas de bebés.

Esto va a depender mucho de cómo sea cada peque y de su edad. Así, por norma general los bebés tienen un sueño más inquieto a los 18 meses que a los 3 años, pero puede haber diferencias muy grandes de unos a otros.

Lo inquieto o movido que sea tu peque es un factor a tener en cuenta a la hora de decidir cuándo pasar al bebé a la cama, pero por muy tranquilo que sea puede sufrir una caída nocturna, por lo que se recomienda siempre utilizar barreras de protección para bebés o camas Montessori, a ras del suelo.

En general las camas para bebés se pegan a una de las paredes (asegurándonos de que el niño no pueda caer entre la pared y el colchón) y al otro lado se instala una barrera de seguridad, anticaídas, que permiten al bebé subir por la zona de los pies de la cama.


Consejos para pasar al bebé a la cama

Cuando observemos en nuestro bebé señales de que está preparado para la transición a la cama ha llegado el momento de ponernos manos a la obra con el cambio.

Pero: ¿cómo hacer el cambio de cuna a cama de niño? ¿Es mejor hacerlo de golpe o poco a poco?.

La respuesta es la que suele repetirse en el mundo de los bebés: depende del ritmo de cada niño y de cómo sea, pero hay algunos consejos generales que puedes seguir para que el cambio sea lo mejor posible:

  • No lo hagas en plena regresión de sueño como a los 18 o 24 meses, cuando esté pasando por una fase de ansiedad por separación, si acaba de llegar a casa un nuevo hermanito o cuando se esté dando cualquier otro cambio importante.
  • Empieza por las siestas: es recomendable que el bebé se duerma primero unas cuantas siestas en la camita antes de retirar la cuna de la habitación. Así irá asociando su cama a la hora de dormir.
  • Juega con él a poner a dormir peluches en la cama: los bebés aprenden mucho por imitación y mediante el juego. También puedes dejarle algún peluche para que le haga compañía en la cama.
  • Hazle partícipe en la elección de la cama, de la funda del edredón, de las sábanas... así se sentirá más independiente y reforzaremos su autoestima.
  • Ten mucha paciencia: al principio es probable que se baje muchas veces de la cama o incluso se ponga a jugar. Tienes que hablar con él y explicarle que hay que quedarse en la camita para poder dormir.

Preguntas frecuentes sobre cuándo pasar de cuna a cama

¿Cómo hacer la transición de cuna a cama Montessori?

Cuando el bebé esté preparado, empezando primero por las siestas y teniendo mucha paciencia, ya que al principio es probable que se baje muchas veces de la cama.

¿Cómo dormir a un bebé en la cama?

Antes de hacer la transición de cuna a cama del bebé es recomendable que este tenga sueño autónomo, es decir, que sea capaz de relajarse y conciliar por sí mismo.

Si aún no lo tiene es importante trabajarlo antes de hacer la transición, ya que si duermes al bebé en brazos y le metes en la cama es fácil que cuando se despierte te necesite para dormir.

¿Hacer el paso de cuna a cama antes de que nazca un hermano?

, siempre que tu bebé tenga más de 18 meses y esté preparado es recomendable hacer la transición a la cama meses antes de que nazca el nuevo hermanito.

Piensa que la llegada de un recién nacido a casa va a ser un cambio muy grande para él, que no conviene que coincida con otra transición.

Fuentes del artículo
  1. Jové, R. Dormir sin lágrimas: dejarle llorar no es la solución. Esfera de los Libros.
  2. Bilbao, D. Á. Todos a la cama: Cómo ayudar a tu bebé a dormir con amor y confianza. Plataforma.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.