Mamás y Papás

Cómo despertar a un bebé y hasta cuando hay que despertarle para comer

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
14 personas han leído este post en los últimos 12 meses

En ocasiones, tendrás que despertar al bebé para darle de comer. Hazlo poco a poco, tocándole, hablándole, moviéndole suavemente... y asegúrate de que está despierto antes de darle el pecho. Una vez recuperado el peso del nacimiento, ya podrá pasar más tiempo sin comer.

Cómo despertar a un bebé

Uno de los pilares básicos para el desarrollo del bebé es su descanso (1) .

Los recién nacidos, duermen la mayor parte del día, despertándose prácticamente sólo para comer, o cuando sienten alguna molestia como por ejemplo el pañal húmedo.

Sin embargo, ¿cuánto debemos dejarles dormir? ¿Es correcto despertar al bebé? ¿Cuándo debemos despertarle?.

Aunque pueda resultar evidente, siempre debemos despertar al bebé poco a poco, de manera cariñosa, sin sustos ni ruidos bruscos.

En el vientre materno, ellos están acostumbrados a todo tipo de sonidos suaves y ligeros durante el embarazo, por lo que en ocasiones con esto no es suficiente para despertar al bebé.

Normalmente, con acariciar al bebé, hablarle y cogerle en brazos se irá despertando poco a poco.


¿Despertar al bebé para comer?

Los recién nacidos están muy espabilados hasta que hacen la primera toma de calostro, momento en el cual pueden aletargarse y pasar a un sueño profundo.

Como es importante que mamen todo el calostro posible, deberemos procurar que esos primeros días no pasen más de 2 horas sin mamar, como mucho 3 horas por la noche.

Si es necesario, tendremos que despertar al bebé para comer, ya que cuanto más calostro mamen, más se estimula la subida de la leche en la madre, y un consecuente aumento en la producción (2) .

Por ello, hay que despertar a los bebés recién nacidos más dormilones si no piden pecho cada 2-3 horas, siendo lo más común despertar a un bebé por la noche para comer.

También es importante despertar al bebé cuando lleva horas sin comer por su nivel de azúcar en sangre, ya que le podría dar una hipoglucemia y entrar en un sueño aún más profundo.

Esto no ocurre en todos los bebés, los que son más demandantes pedirán el pecho cada hora, sin que tengas nunca que llegar a despertarle para lactar.

Cuando despertemos al bebé para comer, tendremos que acariciarle poco a poco, hablarle, moverle suavemente... asegurándonos de que está lo suficientemente despierto para tomar el pecho.

Es peligroso que el bebé se alimente totalmente dormido, ya que aumenta el riesgo de atragantamiento. Si durante la toma se duerme, podemos acariciarle la carita, los brazos, el pecho...


Cómo despertar a un bebé dormilón

Hay veces que lo de despertar a un bebé se convierte en algo complicado. Si está en sueño profundo, nos puede llegar a resultar difícil despertarle.

También puede pasar que aunque le consigas espabilar un poco para comer, según empieza a mamar vuelva a dormirse, ya que la lactancia materna les produce mucho placer y tranquilidad.

En estos casos: ¿cómo despertar a un bebé para lactar? si las caricias, hablarle y moverle suavemente no funcionan, podemos recurrir a otras opciones.

Puedes utilizar música para despertar al bebé, suave, de tempo relajado, que consiga que poco a poco vaya moviéndose y abriendo los ojos. También puedes cantarle tú una canción: si utilizas siempre la misma la asociará a comer.

Si aún así tu bebé no quiere despertar, puedes aprovechar a hacerle un cambio de pañal. El movimiento para desvestirles, así como el fresquito que sienten cuando les quitas el body siempre ayuda.

Nuestra opinión experta

Para las mamás resulta más difícil despertar al bebé que para el resto de la gente. Nuestra voz les relaja, ya que la llevan oyendo durante todo el embarazo.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Hasta cuándo despertar a un bebé para comer

Aunque al principio es importante que el bebé mame cada 2-3 horas, en algunos casos no hay que hacerlo mucho tiempo.

Los bebés los primeros días pierden algo de peso, ya que el calostro tiene una función más inmunológica que nutritiva.

El objetivo, es que a los 15 días de nacimiento, el bebé pese igual o más de lo que lo hizo al nacer (3) .

Si está comiendo bien, sin problemas en el agarre y va ganando gramos con normalidad, una vez recuperado el peso del nacimiento ya no hay que despertar al bebé para comer.

Consulta tu caso específico con el pediatra, y que valore el peso de tu bebé, y si ya está listo para saltarse algunas tomas nocturnas.

Nuestra opinión experta

No hagas caso a las habladurías populares como: dormir les engorda. No es así, lo que les engorda es comer, por lo que si va bien de peso no tiene por qué comer por la noche, pero es una toma que se salta.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre cómo despertar al bebé

¿Cómo sacar gases sin despertar al bebé?

Para hacer eructar al bebé sin despertarle, mantenle erguido, con su cabecita apoyada en tu hombro durante un par de minutos.

No es necesario darle palmadas en la espalda, con mantenerle en posición vertical y presionarle ligeramente contra nosotros es suficiente.

¿Debo despertar a mi bebé en la noche para comer?

Los primeros días de vida sí, como mucho cada 3 horas. A partir de los 15 días, consulta el caso con tu pediatra: si está ganando peso de manera correcta, quizás ya no es necesario.

¿Por qué no puedo despertar a mi bebé?

Porque está en fase de sueño profundo: tócale, quítale la ropa, cambialé el pañal... poco a poco se irá despertando.

Si sigue sin despertarse hagas lo que hagas, mójale un poco la carita. Si aún así no espabila, es mejor que vayas a urgencias cuanto antes.

Fuentes del artículo
  1. Traver, S. Dulces sueños para niños despiertos: Guía práctica del sueño infantil. Penguin Random House Grupo Editorial España. https://books.google.ie/books/about/Dulces_sue%C3%B1os_para_ni%C3%B1os_despiertos.html?id=CJ_yDwAAQBAJ&redir_esc=y
  2. Padro, A. Somos la leche: Dudas, consejos y falsos mitos sobre la lactancia / We Are Milk: Doubts, advice, and false myths about breastfeeding. National Geographic Books.
  3. Shelov, S. P. Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five. Bantam.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.