Mamás y Papás

Mi bebé llora al dormir: vigila sus ventanas de sueño

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
738 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Si tu bebé llora al dormir lo más probable es que esté sobrecansado y por eso le cueste conciliar el sueño. Una buena rutina de sueño y vigilar el tiempo que pasa despierto (ventanas de sueño) son la clave para evitar el sobrecansancio.

Mi bebé llora para dormir

Los bebés son muy diferentes entre sí, y en lo que respecta al sueño no iba a ser menos.

Algunos bebés desde recién nacidos duermen prácticamente toda la noche sin interrupciones, mientras que otros hacen múltiples despertares nocturnos hasta los 2-3 años.

Si el bebé llora para dormir es que algo no marcha bien, existiendo distintas causas posibles (1) :

  • Que aún no tiene sueño. Para evitar que el bebé llore al meterle en la cuna es importante vigilar sus ventanas de sueño: el tiempo que pasa despierto entre siesta y siesta. Quizás le estés acostando demasiado pronto y aún no esté cansado.
  • Está demasiado cansado. Sería el caso contrario, cuando mi bebé llora con mucha rabia a la hora de dormir porque está tan cansado que le cuesta relajarse. Es una de las causas más frecuentes del llanto del bebé antes de dormir.
  • Que no tiene sueño autónomo: cuando el bebé no es capaz de dormirse sin que le cojamos en brazos, le mezamos, le cantemos o le demos cualquier apoyo de sueño nos va a necesitar para dormir. El bebé no sabe dormirse por sí solo y hasta que no le durmamos como solemos hacerlo no será capaz de conciliar el sueño.
  • Está demasiado activo: si no haces a diario una rutina de sueño calmada con el bebé a su cuerpo no le da tiempo a prepararse para el descanso, lo que explica por qué el bebé llora antes de dormir. Hacer todos los días las mismas actividades, en el mismo orden y aproximadamente a la misma hora creará en el bebé una dinámica que le hará saber que va llegando el momento de dormir: baño, cena, lavado de dientes, cuento y a dormir.

Por ello, para evitar que el bebé llore antes de dormir tendrás que crear una buena rutina de sueño, trabajar con él el sueño autónomo y vigilar sus ventanas de sueño, asegurándote de acostarle en el momento adecuado.

También es muy importante que el bebé esté estimulado mientras está despierto, que tenga actividad: salir a dar un paseo, ir al parque, leer cuentos, jugar con otros bebés... si está toda la tarde en casa sin estímulos no habrá hecho la actividad adecuada para un buen descanso.

Mi bebé se pone histérico para dormir

Para que el bebé pueda dormir es muy importante que esté muy relajado. Si llega llorando al cuarto se activará, le costará mucho dormirse y afectará a su calidad del sueño, despertándose a los pocos minutos, o varias veces durante la noche.


Mi bebé llora desconsolado cuando tiene sueño

Si a mi bebé le cuesta dormir es muy probable que se deba a que esté demasiado cansado.

Cuando el cuerpo humano necesita descanso y no lo tiene segrega cortisol, conocido como la hormona del estrés. Esta hace un efecto en el bebé similar a la cafeína, activándolo a pesar del cansancio.

En el momento en el que llevemos al bebé a dormir, estará agotado y querrá descansar, pero su cuerpo está tan activo que no consigue conciliar el sueño, lo que le frustra, causando que el bebé llore desconsolado por la noche.

De ahí viene la importancia de vigilar las ventanas de sueño, las cuáles se van haciendo más largas según la edad del bebé:

Ventanas de sueño por meses del bebé
Edad del bebé Ventana de sueño (tiempo despierto)
0-2 meses 45-60 minutos
2-4 meses 1h-1:45h
4-6 meses 1:30h-2:30h
6-9 meses 2:30h-3h
9-12 meses 3-4 h
12-18 meses 4-5 h
18-24 meses 5-6 h

Fíjate en la hora a la que se despierta el bebé, y cuando esté llegando al final de la ventana de sueño observa si muestra alguna señal de cansancio, como frotarse los ojos. Ese es el momento ideal para acostarle.

Una curiosidad es que la primera ventana de sueño es generalmente más corta, mientras que la última ventana, la de antes de acostarse por la noche tiende a ser la más larga.

Vete anotándolo y con el paso de los días irás descubriendo el momento exacto de acostarle, así evitarás que tu bebé llore de sueño pero no se duerma.

Existen ciertas fases, conocidas como regresiones de sueño en las que los bebés descansan peor, poniéndose más irritables a la hora de dormir, aumentando los despertares e incluso desvelándose en plena noche.

Se dan alrededor de los 4 meses, los 8-10, el año de vida, los 18 meses y los 2 años, aunque no todos los bebés tienen por qué pasarlas:


Beneficios de dejar llorar a un bebé

Siempre han existido técnicas que se basan en dejar al bebé llorar hasta que se duerma. Dejarle en la cuna, salir del cuarto y dejarle llorar más o menos tiempo según el método.

El llanto de un bebé está especialmente diseñado para resultar muy molesto para los adultos: de ahí que sintamos la necesidad de calmarle y que deje de llorar si el bebé llora mucho para dormir. De ahí, y de que es nuestra familia y tenemos que cuidarle.

Cada familia tiene su moral y es libre de utilizar las técnicas que elija, pero si un bebé llora o nos llama, no nos está manipulando ni chantajeando. Su cerebro aún no está tan desarrollado para eso: es porque nos necesita (2) .

Y es que en lo que al llanto respecta dichas técnicas son efectivas: si le dejamos llorar y llorar terminará dejando de hacerlo, porque entenderá que nadie va a acudir a su llamada. ¿Es eso lo que queremos enseñar a nuestro bebé?.

Si tu bebé chilla mucho y no quiere dormir o necesita apoyos de sueño para relajarse y no sabes qué más hacer, consulta a un asesor de sueño de bebés y que te enseñe a hacerlo respetuosamente: nos necesitan.

Mi bebé no para de llorar y no duerme

Lo primero que tienes que hacer es conseguir que se calme y deje de llorar. Prueba a cogerle en brazos y mecerle suavemente, acaríciale la frente y las mejillas con suavidad, cántale, tócale el pelo... antes o después se relajará. También puede ser efectivo un paseo en porteo o en carrito, o en mayores de 6 meses, ofrecerle agua, cortando así el llanto.


Preguntas frecuentes sobre el bebé que llora al dormir

¿Por qué mi bebé llora mucho por la noche?

Los motivos más comunes por los que los bebés se despiertan llorando son: hambre, pañal húmedo, tener frío o calor, necesidad de afecto, alguna molestia: salida de un diente, gases, estreñimiento, fiebre, tos, mocos...

¿Por qué mi bebé de 3 meses llora mucho antes de dormir?

Lo más probable es que esté demasiado cansado, siendo el sobrecansancio lo que no le permite relajarse. Cálmale con mucho contacto y presta atención a sus ventanas de sueño.

¿Por qué mi bebe llora por las noches?

Puede ser que se despierte y no sepa volver a dormirse solo porque no tiene sueño autónomo, o bien que se traten de pesadillas o terrores nocturnos, llorando en sueños.

Fuentes del artículo
  1. Bilbao, D. Á. Todos a la cama: Cómo ayudar a tu bebé a dormir con amor y confianza. Plataforma.
  2. Jové, R. Dormir sin lágrimas: dejarle llorar no es la solución. Esfera de los Libros.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.