Mamás y Papás

Señales de sueño del bebé: tempranas, intermedias y tardías

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
112 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Las señales de sueño del bebé son gestos que nos indican que está cansado y que hay que acostarle cuanto antes: bostezar, frotarse los ojos, ponerse irritable...

Señales de sueño del bebé

Cuando se tiene un bebé recién nacido los padres primerizos suelen sorprenderse con la cantidad de gestos y muecas que hacen, siendo al principio difícil interpretarlas.

Los bebés se comunican con el llanto, pero antes de llorar suelen hacer ciertas posturas, muecas o gestos que nos indican qué le pasa: hambre, sueño, algún dolor...

Aprender a reconocer los signos de la fatiga infantil es muy útil para adelantarnos a la situación y evitar que el bebé esté demasiado cansado.

Existen 3 tipos de señales de sueño en el bebé recién nacido (1) :

Señales de sueño tempranas

Son los primeros signos de sueño que aparecen, con el que el bebé nos empieza a indicar que está cansado. Por norma general no suelen detectarse ya que son muy sutiles.

Los primeros síntomas de sueño del bebé son:

  • Cierra los ojos o los entrecierra.
  • Se le ponen las cejas rojas al bebé: esto puede ser muy leve por lo que es difícil de detectar, pero si observamos las cejas al bebé puede percibirse.
  • Gira la cabeza, volteándola.
  • Sus movimientos son más lentos y calmados, disminuyendo su tensión muscular.
  • No fija tanto la mirada, teniéndola más perdida.

Con estas señales el bebé nos indica que empieza a estar cansado, siendo un buen momento para relajarle y propiciar un ambiente adecuado para dormir.

Señales de sueño intermedias

Las siguientes señales de sueño de los bebés son las señales intermedias. Estas suelen ser las primeras que percibimos por lo que no hay mucho margen de maniobra: el bebé necesita dormir cuanto antes.

Los signos de sueño intermedios son:

  • El peque bosteza, abriendo la boca e incluso estirándose a la vez. Esta es fácil de interpretar porque los adultos también bostezamos cuando tenemos sueño.
  • El bebé se frota los ojos, generalmente cerrando los puñitos para hacerlo: le pican los ojos por el sueño, pudiendo ponérsele rojos.
  • Se tira de las orejas: no todos lo hacen, pero es una señal de cansancio del bebé, indicando enfado.
  • Se pone irritable: esta molesto, lloriquea y se muestra empachoso.

Si observamos una señal de sueño como las anteriores debemos acostar al bebé cuanto antes, para evitar que llegue a cansarse demasiado ya que luego le costará mucho más relajarse y dormir.

Señales de sueño tardías

Si no estamos atentos o por lo que sea no percibimos ninguna de las señales de sueño anteriores, el bebé empezará a estar cada vez más molesto, llegando a estar demasiado cansado para dormir.

Un bebé sobrecansado estará muy irritable, mostrando los siguientes síntomas de sobrecansancio en bebés:

  • El bebé se pone rígido cuando llora, tensándose y estirándose, estando muy duro todo su cuerpo debido al enfado.
  • Llora desconsoladamente, muy enfadado, chillando y sin que haya manera de consolarle: el bebé grita de sueño.
  • Se tira de las orejas: no todos lo hacen, pero es una señal de cansancio del bebé, indicando enfado.
  • Es muy difícil de consolar.

Estas señales tardías de sueño son muy fáciles de identificar, especialmente cuando el bebé arquea la espalda, llora y se pone rígido, pero debemos siempre adelantarnos a ellas: indican que ya es demasiado tarde y el bebé está demasiado cansado.


Señales de sueño en niños pequeños

Según se van haciendo más mayores, los bebés o niños pequeños tienen maneras diferentes de mostrarnos su cansancio.

En general los peques suelen luchar contra el sueño, por lo que es poco frecuente que un niño de 3 años te diga que le apetece echarse una siesta.

Por ello, para que no se cansen demasiado, es importante atender a los signos de cansancio en niños:

  • Se cae más de lo normal, se da golpes, se choca... actuando con torpeza y de manera poco precisa.
  • Está mimoso, mostrándose más cercano y dejándose querer.
  • Llora a la mínima, estando mucho más irritable.
  • Busca llamar tu atención.
  • Pierde el apetito: por eso es recomendable dar pronto la cena a los bebés, porque si están muy cansados no tendrán tanto hambre.
  • Nada le entretiene, aburriéndose con los cuentos o juguetes.

Bebé sobre cansado: ¿cómo actuar?

Es muy importante prestar atención a las señales de sueño del recién nacido o del bebé para que no lleguen a sobre cansarse, conocido comúnmente como "pasarse de rosca".

Cuando nos cansamos demasiado y no dormimos a tiempo, nuestro cuerpo empieza a segregar cortisol, también conocida como la hormona del estrés. Esta funciona de manera similar a la cafeína: activando al cuerpo (2) .

Por ello, un bebé que no se duerme a tiempo, cuando muestra señales de sueño tempranas e intermedias será un bebé irritable, que llora desconsoladamente, que está enfadado y que será mucho más difícil de dormir que si actuamos al primer bostezo.

Para que no se te pasen las señales de sueño lo mejor es fijarte a qué hora se ha despertado el bebé y estar atenta a la duración de sus ventanas de sueño: el tiempo que deberían pasar dormidos entre siesta y siesta.

Las ventanas de sueño son específicas de cada edad, alargándose según el bebé va creciendo.

De este modo, un bebé de 2 meses no suele aguantar mucho más de 1 hora despierto, mientras que a los 4 meses pueden llegar a superar las dos horas y media.

Ventanas de sueño según meses del bebé
Edad del bebé Ventana de sueño (tiempo despierto)
0-2 meses 45-60 minutos
2-4 meses 1-1:45 horas
4-6 meses 1:30-2:30 horas
6-9 meses 2:30-3 horas
9-12 meses 3-4 horas
12-18 meses 4-5 horas
18-24 meses 5-6 horas

Preguntas frecuentes sobre las señales de sueño del bebé

¿Cómo saber si mi bebé tiene sueño o hambre?

Por sus señales y por el tiempo que ha pasado desde la última toma: si ha comido en menos de 2 horas es probable que lo que tenga es sueño.

¿Qué hacer si estamos jugando y el bebé empieza a frotarse los ojos y bostezar?

Ante estas señales de sueño lo mejor es ir reduciendo la actividad y pasar a un ambiente más relajado y tranquilo, que propicie el descanso del bebé.

Tampoco hay que dejar la actividad de manera muy brusca o el bebé podría ponerse irritable.

¿Por qué mi bebé de 8 meses está cansado pero no se duerme?

Entre los 8 y los 10 meses es frecuente que los bebés tengan la regresión de sueño de los 8 meses. Se trata de una etapa, también llamada crisis del sueño, en la que los bebés no quieren echarse a dormir, tienen más despertares nocturnos e incluso se desvelan en plena noche.

Al cabo de unas semanas se supera, siendo importante tener buenas rutinas de descanso y vigilar de cerca tanto sus señales como ventanas de sueño.

Fuentes del artículo
  1. Bilbao, D. Á. Todos a la cama: Cómo ayudar a tu bebé a dormir con amor y confianza. Plataforma.
  2. Traver, S. Dulces sueños para niños despiertos: Guía práctica del sueño infantil. Penguin Random House Grupo Editorial España.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.