Mamás y Papás

Bebé de 8 meses: a partir de ahora puede gatear en cualquier momento

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

En el desarrollo del bebé de 8 meses destaca que en algunos casos empiezan a gatear, pueden salirle los primeros dientes y se altera su descanso por la regresión de sueño de los 8 meses.

Desarrollo del bebé de 8 meses

Cuando el bebé tiene 8 meses ya pesa alrededor de 8,5 kg y mide unos 68 cm, existiendo grandes diferencias según a qué percentil pertenezcan.

El desarrollo físico de un bebé de 8 meses suele caracterizarse por la aparición de los primeros dientes, en concreto, los incisivos inferiores, aunque aún puede ser pronto para muchos peques: el promedio se consideran los 9 meses.

Es frecuente que esto les provoque molestias y aumente su salivación. Ofrécele mordedores para que se calme. Serán más efectivos si los metes antes al congelador, ya que el frío les reducirá el dolor.

Además, desde la salida del primer diente hay que cuidar su higiene bucodental: lavar los dientes a diario con un cepillo de cerdas suaves y finas y con pasta dentífrica con 1000 ppm de flúor, lo cual fortalecerá su esmalte.

Nuestra opinión experta

El hecho de que tengan o no dientes no influye en su capacidad de comer. Siempre que le ofrezcas alimentos blandos podrán deshacerlos con las encías.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Con respecto al desarrollo psicomotor del bebé de 8 meses, ya se mantienen sentados con mucha estabilidad, pero es importante poner cojines a su alrededor porque aún pueden tener problemas para controlarse.

Su autonomía aumenta considerablemente: puede empezar a inclinarse hacia delante en un intento de empezar a gatear. Necesitará práctica, pero si pasa bastante tiempo al día en el suelo irá mejorando rápidamente.

El gateo no se considera uno de los hitos de desarrollo del bebé de 8 meses. De hecho, hay muchos bebés que no llegan a gatear nunca (1) , lanzándose directamente a caminar y adquiriendo así su autonomía.

Si te preocupa el desarrollo psicomotor de tu bebé de 8 meses, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites.

Hazle a tu bebé un seguro de salud


Desarrollo cognitivo de un bebé de 8 meses: lenguaje

En el desarrollo cognitivo de un bebé de 8 meses destaca el avance en la expresión de sus emociones, siendo capaz de identificar distintas expresiones faciales en sus madres y/o padres.

Aunque aún es pronto para oír sus primeras palabras el bebé puede empezar a unir sílabas y pronunciar los tan ansiados: mamá y papá.

En esta etapa es vital para su desarrollo psicomotor las interacciones que reciba. Cuanto más escuche hablar a sus cuidadores y más le hablen a él, antes aprenderá a sociabilizar y a hablar.

El bebé de 8 meses reconoce ya muy bien su nombre (2) , y se girará cuando le llames (siempre que no esté absorto con algún nuevo descubrimiento).

Es sobre los 8 meses cuando llega la etapa conocida como ansiedad por separación: el bebé empieza a darse cuenta de que mamá y él no son la misma persona.

Esto puede traducirse en no querer separarse de ella y rechazo a los extraños. Es por ello importante darle mucho cariño y tener paciencia: según vaya creciendo se irá relajando.


Estimulación del desarrollo psicomotor del bebé de 8 meses

Los bebés de 8 meses se interesan muchísimo por su alrededor. Esto, sumado a que en muchos casos ya empiezan a gatear y a desplazarse de manera autónoma hace que tengamos que tener cuidado y velar por su seguridad.

Es importante proteger los enchufes, las esquinas, anclar los muebles a la pared para evitar que se le caigan encima... son un peligro constante.

Con 8 meses puedes hacer distintos juegos para estimular el gateo del bebé. Deben hacerse siempre cuando estén tranquilos y receptivos, y de manera relajada:

  • Aleja sus juguetes de su alcance: primero pónselos cerca, y según se acerque aléjaselos poco a poco, para motivarle a moverse.
  • Gatea con él: los bebés aprenden por imitación, y el gateo no iba a ser menos. Gatear a su lado hará que se fije en cómo lo haces y aprenda poco a poco a ponerlo en práctica.
  • Utiliza un rodillo de gateo, rodillo sensorial o una manta enrollada y apoya encima al bebé. El apoyo en el tronco le ayudará a impulsarse hacia delante y de vuelta hacia atrás.
  • Coloca cojines a su alrededor: esto fomentará su movimiento y que intente subirse a ellos. Los obstáculos son ideales para que aumente la tonificación muscular en las extremidades, cuello y espalda.

Recuerda que con estos ejercicios para ayudar a gatear sólo buscamos estimular al bebé desde los 8 meses, nunca forzarle. Por eso es importante hacerlos cuando esté contento: que no tenga sueño, hambre ni esté malhumorado.


Bebés de 8 meses: alimentación y desarrollo

Con 8 meses de desarrollo el bebé debe continuar con la alimentación complementaria y su leche materna o de fórmula.

Cada vez puede ir tomando alimentos con más soltura, ya que va cogiendo práctica en la masticación, atreviéndose con todo tipo de texturas.

Ten en cuenta que aún así, hasta que cumplan los 12 meses su principal alimento seguirá siendo la leche.

Según la técnica de alimentación que prefiramos seguir, hay distintas maneras de ofrecer la alimentación complementaria al bebé:

  • Solamente triturados: en formato de purés o papillas. Método tradicional, menos recomendado por pediatras.
  • Sólidos blanditos, en bastones grandes, que el bebé se lleve por sí mismo a la boca. Existen alternativas: BLW, cuando se ofrecen todo tipo de alimentos, y BLISS, en el que se favorecen los alimentos con mayor contenido en hierro.
  • Mixto, le ofreces primero sólidos y luego le ofreces puré, cada día de una manera, en función del alimento... como más cómodo te resulte.

Aunque el desarrollo de un bebé de 8 meses y medio ya le permite comer prácticamente de todo, existen algunas excepciones que hasta los 9 meses, los 12 o incluso más adelante no deberá tomar:

Alimentación del bebé de 0 a 12 meses
Edad Alimentos
Del nacimiento a 6 meses Sólo leche materna o de fórmula
De 6 a 12 meses Sigue con leche + introducción alimentación complementaria
12 meses en adelante Comen de todo menos azúcar, poca sal y alimentos con peligro de atragantamiento

A pesar de que su alimentación ya es más completa, debes seguir las indicaciones del pediatra y continuar con el suplemento en gotas de vitamina D.

Debes seguir dándole las gotas a diario hasta que cumpla 1 año como mínimo, aunque en algunos casos se alarga hasta los 18 meses.


El sueño de un bebé a los 8 meses

Aunque durante el desarrollo del bebé de 8 meses de vida, estos pasan unas 13-15 horas al día durmiendo, el sueño es muy variable de unos peques a otros.

Por norma general, según van haciéndose mayores pasan menos horas al día dormidos y disminuyen el número de siestas:

Cuánto duerme un bebé según su edad
Edad Horas de sueño Horas nocturnas Siestas
0-2 meses 16-20 6-8 4-8
3-6 meses 14-16 8-10 3-2
6-12 meses 13-15 12 2-1
12-18 meses 13 11-12 2-1
15-24 meses 13 11 2-1

Entre los 8 y los 10 meses el sueño de los bebés puede verse alterado por la conocida regresión de sueño de los 8 meses.

Esta se caracteriza porque los bebés vuelven a descansar peor: pelean las siestas, hacen múltiples despertares nocturnos y se desvelan durante horas por la noche, siendo un proceso normal en su desarrollo.

Nuestra opinión experta

Se piensa que la regresión de sueño de los 8 meses puede estar relacionada con la salida de los dientes y con la ansiedad por separación, aunque no hay unanimidad al respecto.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Esto provoca que al día siguiente estén sobrecansados e irritables, descansando peor y entrando en un bucle del que no se sale hasta pasadas unas semanas.

Para que dure lo menos posible es importante tener una buena rutina de sueño: hacer todos los días su rutina en el mismo orden, y aproximadamente a la misma hora: bañarse, cenar, lavarse los dientes, cuento y a dormir.

Aunque a partir de los 6 meses disminuye mucho el riesgo de muerte súbita del lactante, se recomida continuar con las prácticas de prevención hasta que cumpla el año.

El bebé debe dormir siempre en una cuna despejada, sin juguetes, mantas, almohadas ni nada que pudiera cubrirle la cara y dificultarle la respiración.

Se le debe acostar siempre boca arriba (aunque luego cambie de posición), sin abrigarle demasiado y que la temperatura del cuarto no sea muy alta: que no supere los 21 grados.


Preguntas frecuentes sobre el desarrollo del bebé de 8 meses

¿Por qué mi bebé de 8 meses se despierta por la noche?

Lo más probable es que se trate de la regresión de sueño de los 8 meses una etapa en la que los bebés de entre 8 y 10 meses descansan peor, llorando antes de dormir y despertándose cada pocos minutos.

¿Por qué mi bebé de 8 meses aún no gatea?

Aunque algunos bebés ya lo hacen, aún puede ser pronto. La mayoría de los bebés empiezan a gatear entre los 8 y los 10 meses, mientras otros nunca llegan a hacerlo.

¿Es normal que mi bebé de 8 meses rechace los alimentos?

. Hay bebés más selectivos que otros con los alimentos. Hasta que se acostumbran a la alimentación complementaria, pueden rechazarla.

Lo importante es no dejar de ofrecer comida saludable, variada y equilibrada, y no agobiarse, ya que hasta los 12 meses de edad la leche seguirá siendo su alimento principal.

Fuentes del artículo
  1. Duque, H., & Yepes, H. D. Desarrollo integral del niño 0-3 años: manual para padres de familia, jardineras, niñeras, educadores. Editorial San Pablo. https://books.google.ie/books?id=UT2X8lD4DqYC&pg=PA15&dq=desarrollo+del+bebe+mes+a+mes&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwin2K7IvtX7AhXymFwKHbowBFAQ6AF6BAgNEAI#v=onepage&q=desarrollo%20del%20bebe%20mes%20a%20mes&f=false
  2. Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años | EnFamilia. Consultado en https://enfamilia.aeped.es/lecturas-recomendadas/guia-practica-para-padres-desde-nacimiento-hasta-3

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.