Mamás y Papás

Bebé de 11 meses: imita e interactúa con el mundo que le rodea

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
66 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El desarrollo del bebé de 11 meses se caracteriza por el gateo si no lo hacían ya, así como ponerse en pie con apoyo. También pueden empezar a decir sus primeras palabras.

Crecimiento y desarrollo de un bebé de 11 meses

Un bebé de 11 meses irá ganando seguridad en sí mismo y aprendiendo a hacer cada vez más cosas en función del tiempo que le dediques y lo que le estimules.

Ya saben expresarse y empiezan a colaborar con su entorno, siendo frecuente que con 11 meses de edad ya puedan gatear o incluso haber dado sus primeros pasos.

Su actividad continua hace que vayan ganando peso más despacio, estabilizándose. También es frecuente que den un "estirón" a esta edad, pudiendo incluso cambiar de percentil, lo cual se conoce como un pico de crecimiento.

Con respecto al desarrollo de un bebé de 11 meses de vida, aumentan mucho su equilibrio consiguiendo gatear aquellos que aún no lo hiciesen.

También podemos observar que se animan a ponerse de pie con apoyo en muebles, a desplazarse lateralmente, moverse "entre islas" de apoyo... quedando poco para sus primeros pasos.

Es importante que el bebé no esté con los zapatos: debe estar descalzo o si hace frío con calcetines. La planta del pie les transmite mucha información sobre el suelo, siendo esencial para que aprendan correctamente a andar.

Si tu bebé con 11 meses gatea pero no anda, no hay de qué preocuparse. El gateo es una fase muy enriquecedora para la estimulación de los sentidos del bebé y experimentación de su autonomía.

Si el bebé aún no está preparado, no debemos cogerle de los brazos para intentar que camine. Si aún no lo hace es que no tiene la tonificación muscular suficiente, y podríamos provocar que se le doblasen las piernas o se hiciese daño.

Si te preocupa el desarrollo de tu bebé de 11 meses y medio, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites.

Hazle a tu bebé un seguro de salud

Es importante asegurar que el entorno es seguro para nuestro bebé de 11 meses, siendo lo mejor que estén en el suelo sobre una colchoneta, alfombra o superficie blanda, para evitar accidentes cuando se caiga o resbale.

Debemos evitar todos los peligros posibles: proteger los enchufes, las esquinas, anclar los muebles a la pared para evitar que se le caigan encima... especialmente cuando empiezan a gatear o caminar.


Desarrollo cognitivo de un bebé de 11 meses

En el desarrollo cognitivo del bebé de 11 meses destaca que imitan gestos sencillos, colaboran cuando les ponemos la ropa, reconocen su nombre y comprenden a la perfección el significado de la palabra no (1) .

Al entender una negación empiezan a captar las prohibiciones. Es importante establecer los límites desde un principio para que entiendan que no pueden hacer todo lo que quieran. Si sus cuidadores dicen que "no", tienen que saber que "no".

El bebé a los 11 meses sigue formando poco a poco su personalidad y temperamento, pudiendo llorar o enfadarse si no se hace lo que quiere.

Es importante dedicarles mucho tiempo, felicitarles cuando hacen algo bien y explicarles que no deben hacerse ciertas cosas, así irán aprendiendo y formando su personalidad.

En un bebé de 11 meses ya se pueden distinguir a la perfección los rasgos de su personalidad: si es curioso, miedoso, cariñoso, sociable, tranquilo...

Lo que tienen prácticamente todos en común es que suelen ser muy posesivos, queriendo todo para ellos. Aunque aún sea pronto, debemos ir poco a poco explicándoles que hay que compartir.

También empiezan a comprender algunos conceptos sencillos como: aquí, dentro-fuera, arriba, a dormir... y palabras que escuchen con frecuencia en casa.

En el bebé de 11 meses el desarrollo cognitivo avanza gracias a que nos comuniquemos continuamente con él. Aunque aún no contesten, es importante que le hablemos y le contemos cosas, desarrollándose así la base de su lenguaje.

El bebé se divierte escuchando sus propios balbuceos y grititos, pudiendo ya imitar sonidos de animales, ruidos o palabras siempre que dediquemos un rato a enseñárselos (2) .

Es probable que a los 11 meses el bebé diga, en el momento más inesperado sus primeras palabras con significado: mamá, papá, agua, bibe...

Continúa practicándolas varias veces al día: así reforzará su significado, e irá poco a poco incluyendo más palabras en su vocabulario.

Algo muy tierno es que el bebé de 11 meses ya suele aprender a dar besos: unos besos babosos que crean una adicción especial.

Nuestra opinión experta

Cuanto más cariñosa seas con el bebé, especialmente durante su primer año de vida, más lo será. Como el resto de cosas, el cariño lo aprenden por imitación.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Estimulación del desarrollo psicomotor de un bebé de 11 meses

El desarrollo psicomotor del bebé de 11 meses, así como su desarrollo cognitivo va a ser directamente proporcional al tiempo que dediquemos a estimularle: le encanta llamar nuestra atención, y lograrlo es genial para su autoestima.

Para que consiga los hitos evolutivos de un bebé de 11 meses, intenta que tenga todo el tiempo posible de juego libre en el suelo: sobre una colchoneta o alfombra para que no se haga daño.

Para que desarrolle su sociabilidad, es importante que esté con otros niños. Si no tiene hermanos ni va a la guarde, invita a amigos con peques para que les vea e interactúe con ellos: ¡te sorprenderán!.

También es importante que conozca a adultos. Esto hará que no sea miedoso, y verás como les analiza cada detalle. Su curiosidad no hará más que aumentar: caras, voces, sonidos nuevos...

Para su desarrollo psicológico, una muy buena opción es leerle todas las noches un cuento. Puedes incluirlo en su rutina de sueño y estimulará tanto sus sentidos como su desarrollo cognitivo.

Explícale todo lo que aparece en cada dibujo, y que te ayude a pasar con cuidado una a una las páginas. Mejorará vuestro vínculo y estarás creándole un hábito tan importante como el de la lectura.


Alimentación del bebé de 11 meses

Con 11 meses de desarrollo el bebé debe continuar con la alimentación complementaria y su leche materna o de fórmula.

Una vez que consiga hacer la pinza sobre los 9 meses podrá ir cogiendo alimentos más pequeños con soltura, como guisantes, garbanzos, daditos de fruta, perfeccionando aún más su coordinación boca-mano...

Alimentación del bebé de 0 a 12 meses
Edad Alimentos
Del nacimiento a 6 meses Sólo leche materna o de fórmula
De 6 a 9 meses Sigue con leche + introducción alimentación complementaria
De 9 a 12 meses Puedo ofrecerse yogur y queso fresco
12 meses en adelante Comen de todo menos azúcar, poca sal y alimentos con peligro de atragantamiento

Ten en cuenta que aún así, hasta que cumplan los 12 meses su principal alimento sigue siendo la leche.

Ofrécele cubiertos para que vaya jugando con ellos y practicando. Las precucharas o las cucharas cortas son ideales para la iniciación. Cuanto más practique, antes aprenderá a comer solito.

A pesar de que su alimentación ya es cada vez más completa, debes seguir las indicaciones del pediatra y continuar con su suplemento en gotas de vitamina D.

Debes seguir dándole las gotas todos los días hasta que cumpla 1 año como mínimo, aunque en algunos casos se alarga hasta los 18 meses.

Si te quedas sin ideas de qué dar de comer a tu peque, te dejamos un ejemplo de menú para un bebé de 10 meses: saludable, variado y adaptado a su edad:

Menú para bebé de 11 meses
Horario Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes
Desayuno Leche materna/bibe + pan con tomate, aceite y aguacate Leche materna/bibe + melón y yogur natural con zumo de naranja Leche materna/bibe + pan con tomate, aceite y queso tierno Leche materna/bibe + porridge avena con tahini Leche materna/bibe + pan con crema de cacahuete y ciruela
Media mañana Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe
Almuerzo Arroz con puerro, zanahoria y trozos de pollo, pera Garbanzos con patata, calabacín y couscous, macedonia Puré de judía y calabazada, trocitos de magro de cerdo, mandarina Sopa de pasta espesa, tortilla de bonito, compota de manzana con zumo de naranja Puré de patata y puerro con filete de bacalao, plátano
Merienda Leche materna/bibe + papilla pera y paraguaya Leche materna/bibe + compota manzana Leche materna/bibe + papilla kiwi y plátano Leche materna/bibe + papilla melón y pera Leche materna/bibe + papilla sandía y mango
Cena Tortilla de queso fresco y tomate aliñado Tostada de huevo cocido y aguacate Empanadilla de atún con tomate Trocitos de ternera y pepino Judías verdes tiernas y bastones de boniato
Noche Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe

Sueño y desarrollo de mi bebé de 11 meses

Aunque durante el desarrollo del bebé de 11 meses de nacido estos pasan unas 13-15 horas diarias durmiendo, el sueño es muy variable de unos peques a otros a esta edad.

Por norma general, según van creciendo pasan menos horas al día dormidos y disminuyen el número de siestas, aunque suelen reducir el número de despertares:

Cuánto duerme un bebé de 11 meses
Edad Horas de sueño Horas nocturnas Siestas
0-2 meses 16-20 6-8 4-8
3-6 meses 14-16 8-10 3-2
6-12 meses 13-15 12 2-1
12-18 meses 13 11-12 2-1
15-24 meses 13 11 2-1

Entre los 8 y los 10 meses el sueño de los bebés suele verse alterado por la conocida regresión de sueño de los 8-10 meses, pero generalmente, los bebés que la pasan la han superado ya para los 11 meses.

Los bebés a los 11 meses son capaces de dormir varias horas seguidas, aunque hay casos de bebés que tienen despertares nocturnos aún.

Para que descansen lo mejor posible es importante tener buena rutina de sueño: hacer todos los días su rutina en el mismo orden, y aproximadamente a la misma hora: bañarse, cenar, lavarse los dientes, cuento y a dormir.

Un ambiente tranquilo, con luces tenues durante las últimas horas de la tarde también ayuda a que el bebé vaya relajándose, siendo más fácil que concilie luego el sueño.

También depende de cómo se encuentre el bebé. Por ejemplo, cuando estás enfermos es frecuente que descansen peor, especialmente si tienen tos y mocos, siendo recomendable hacerles muchos lavados nasales.

Si tu bebé está pasando por una racha en la que descansa mal, puede deberse también a que esté aprendiendo importantes hitos de desarrollo, como el gateo, el empezar a caminar o incluso sus primeras palabras, lo cual interfiere bastante en su sueño.


Preguntas frecuentes sobre el desarrollo del bebé de 11 meses

¿Por qué mi bebé de 11 meses se pone de pie pero no anda?

Es algo totalmente normal. Si ya logra ponerse de pie con apoyo, déjale mucho tiempo libre, jugando en el suelo con acceso a muebles bajos como sofás o sillas sobre los que apoyarse.

Cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, considerándose normal que algunos bebés no anden hasta los 18 meses.

¿Por qué mi bebé de 11 meses ya no engorda tanto?

Porque el peso se estabiliza. Si se mantiene en su percentil, no hay de qué preocuparse.

¿Puedo dar miel a mi bebé de 11 meses?

No. Por riesgo de botulismo, no se recomienda dar miel a los bebés hasta a partir de los 12 meses, y siempre en cantidades limitadas ya que se trata de un azúcar.

Fuentes del artículo
  1. Duque, H., & Yepes, H. D. Desarrollo integral del niño 0-3 años: manual para padres de familia, jardineras, niñeras, educadores. Editorial San Pablo. https://books.google.ie/books?id=UT2X8lD4DqYC&pg=PA15&dq=desarrollo+del+bebe+mes+a+mes&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwin2K7IvtX7AhXymFwKHbowBFAQ6AF6BAgNEAI#v=onepage&q=desarrollo%20del%20bebe%20mes%20a%20mes&f=false
  2. Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años | EnFamilia. Consultado en https://enfamilia.aeped.es/lecturas-recomendadas/guia-practica-para-padres-desde-nacimiento-hasta-3

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.