Mamás y Papás

Bebé de 16 meses: mucho cuidado con las caídas y con los atragantamientos

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
614 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El desarrollo del bebé de 16 meses cursa con un aumento de explorar todo lo que le rodea: trepar, subir y bajar de muebles, soltarse de tu mano... ya va aprendiendo más palabras cotidianas y las emplea con frecuencia.

El desarrollo evolutivo del bebé de 16 meses

Ahora que ya saben caminar, los bebés de 16 meses quieren hacerlo durante todo el día: cada vez tienen más equilibrio y se caen con menos frecuencia.

Le fascinan los retos: subir y bajas escaleras con ayuda, pisar charcos, trepar por el parque... todo lo que sea nuevo es para ellos un desafío que intentar.

Para fomentar su autoestima y seguridad en sí mismos, tenemos que estar ahí para ellos y ayudarles a explorar sin que se hagan daño.

Debemos asegurar que el entorno es seguro: proteger los enchufes, las esquinas, anclar los muebles a la pared... especialmente si ya se mueven de manera autónoma.

También hay que tener mucho cuidado en esta etapa con los atragantamientos: la motricidad fina del bebé de 1 año y 4 meses le permite coger pequeñas cosas, y seguirá llevándoselas a la boca

Para un correcto desarrollo motor del bebé de 16 meses debemos comprarle un calzado flexible, ancho y cómodo: que la suela pueda doblarse sobre sí misma.

Al bebé de 16 meses le fascina explorar su cuerpo, especialmente sus genitales durante la hora del baño, ya que no puede verlos durante el día por el pañal.

Cuanta más actividad física haga más cansado estará y mejor descansará por la noche. Aún así, como ya duermen bastantes horas nocturnas es probable que empiece a hacer solo una siesta al día, generalmente la de la tarde.

Si con 16 meses de desarrollo tu bebé no sabe andar, no debes preocuparte. Cada uno evoluciona a un ritmo, considerándose normal que puedan empezar a hacerlo hasta los 18 meses.

Si te preocupa el desarrollo de tu bebé de 16 meses de edad, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así dispondrás de especialistas siempre que lo necesites.

Hazle a tu bebé un seguro de salud


Desarrollo cognitivo del bebé de 16 meses: desarrollo del lenguaje

Del desarrollo cognitivo en el bebé de 16 meses observamos que necesita explorar todo lo que le rodea de manera autónoma: no habrá esquina de la casa que no le llame la atención.

Su curiosidad e interacción social va formando poco a poco su temperamento, teniendo rasgos de personalidad muy diferenciables: si es cariñoso, miedoso, curioso, gruñón, activo...

Por lo general, el desarrollo del lenguaje del bebé de 16 meses avanza, y ya han empezado a hablar (1) .

Entienden palabras cotidianas, pero aún no saben decirlas. Esto se conoce como lenguaje receptivo, y forma parte de su desarrollo linguístico.

Durante los 16 meses irá aprendiendo a pronunciar más palabras de las que escuche a diario: agua, bibe, más, parque, zapato... en algunos casos, incluso empiezan a ser capaces de unir 2 palabras, pero aún es pronto.

Serán comunes los intentos de comunicarse diciendo palabras incorrectamente como "holla" en lugar de "hola" o balbuceos que no logras entender: debemos corregirles y no emplear las palabras tal y como ellos las dicen.

Nuestra opinión experta

Que no te extrañe si responden con negativas a todas tus preguntas. Es una fase muy característica de esta etapa de desarrollo, dominada por el no.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

De hecho, en este segundo año de vida empiezan a ser frecuentes las rabietas, llegando a enfadarse de 0 a 100 si les negamos algo que quieren hacer.

Es vital marcar los límites desde un principio para que entiendan que no pueden hacer todo lo que quieran. Si se les dice que "no", tiene que ser que "no".

Del mismo modo que le prohibiremos cosas cuando es necesario, el refuerzo positivo es fundamental: anímale cuando hace algo bien y házselo saber. Su autoestima está formándose.

El desarrollo psicomotor de un bebé de 16 meses sigue avanzando, aumentando su memoria e imaginación (2) , especialmente si reservamos un ratito al día para leer un cuento con ellos.

Para que aprendan debemos dedicarles nuestro tiempo, hablándoles e interactuando: cuanto más cosas les expliquemos, más aumentará su curiosidad.


Estimulación de los hitos de desarrollo del bebé de 16 meses

Para el desarrollo lingüístico de un bebé de 16 meses son vitales las interacciones con sus cuidadores, con el entorno y con otros bebés y niños.

Para fomentar que evolucione su lenguaje podemos llevar a cabo ciertas prácticas:

  • Léele cuentos a diario y asegúrate de que interactúe activamente durante la lectura. Aprovecha a preguntarle dónde está la vaca, el pollito, que dónde están los ojos... dale tiempo, poco a poco irá afianzando conocimientos.
  • Si dice mal una palabra, repítela correctamente para que poco a poco aprenda a decirla bien. No es buena costumbre decir palabras tal y como las dice el niño.
  • Háblale durante el día: cuéntale lo que vais a hacer, lo que pasa por la calle, lo que veis en los escaparates... estará muy atento a tus explicaciones.

La interacción con la naturaleza también es vital para su crecimiento. Si ya es capaz de andar solito, salid a pasear por el campo, a pisar charcos tras la lluvia, a jugar con tierra con un cubo y una pala...

Con respecto a los juegos para un bebé de 16 meses, es una edad en la que es muy fácil entretenerles, siempre que estemos presentes durante la actividad:

  • Juegos musicales: tocar instrumentos, aprender canciones, bailar juntos... la música les encanta y relaja.
  • Dibujar: con ceras de colores se lo pasará en grande, y probablemente te pueda sorprender. Una actividad ideal para tardes de lluvia o frío.
  • Teatros con marionetas: para desarrollar su imaginación las marionetas son perfectas. Será muy fácil sacarle unas carcajadas, y además, estará trabajando también el desarrollo de su lenguaje.
  • Apilables: los juegos de bloques, de construcción o de fichas de madera le permitirán trabajar su motricidad fina y su paciencia.
  • Actividad física: jugar al pilla pilla, al escondite, a chutar la pelota... el aumento del equilibrio en el bebé de 16 meses permite que las oportunidades aumenten, y de paso, conseguiremos que se canse y descanse mejor por la noche.

Recuerda mantenerles alejados de pantallas, siendo especialmente perjudiciales antes de los 2 años. Apaga la televisión y aléjale del móvil: frenará su desarrollo lingüístico.

Para el desarrollo social del bebé de 16 meses es importante también que se relacione con otros niños.

Especialmente si no tiene hermanos, invita a amigos con peques para que les vea y se diviertan juntos, o llévale siempre que puedas al parque.

Continúa con el hábito de leer todas las noches un cuento juntos. Puedes incluirlo en su rutina de sueño, estimulando tanto sus sentidos como su desarrollo cognitivo.

Además de para mejorar vuestro vínculo y su lenguaje, servirá para ir creando en él un hábito tan fundamental como el de la lectura.


Alimentación del bebé de 16 meses

Con 16 meses de desarrollo el bebé ya es un experto en la gestión de la alimentación complementaria, pero el aporte de lácteos es muy importante en su dieta, siendo necesario un aporte mínimo de 500 ml al día .

En el caso de los bebés amamantados, deben seguir tomando leche materna a demanda, estando recomendada hasta los 2 años de edad, y más si así lo deseas.

Como alternativa se le darán biberones de leche entera de vaca: ya no necesita que sea de fórmula, y las leches de continuación están desaconsejadas por su gran contenido en azúcar.

Con 16 meses el bebé puede tomar casi de todo excepto alimentos peligrosos por atragantamiento y grandes pescados como cazón, pez espada, tintorera o atún rojo, por su contenido en metales: no se recomiendan hasta los 10 años.

De hecho, es frecuente que ya compartan la comida del resto de la familia: mucho más práctico y cómodo.

Con 16 meses pueden empezar a salirle los molares y los caninos, lo que puede traducirse en molestias y una disminución en el apetito. No te preocupes, el hambre va por etapas: ya tendrá otra racha de comer más.

Si te quedas sin ideas de qué dar de comer a tu peque, te dejamos un ejemplo de menú para un bebé de 16 meses: saludable, variado y adecuado para sus requerimientos nutricionales.

Menú para bebés de 16 meses
Horario Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes
Desayuno Leche materna/bibe + macedonia y queso fresco Leche materna/bibe + melón y con zumo de naranja Leche materna/bibe + pan con tomate, aceite y aguacate Leche materna/bibe + porridge avena con crema de cacahuete Leche materna/bibe + pan con tomate y huevo revuelto
Media mañana Leche materna/bibe + fruta Leche materna/bibe + fruta Leche materna/bibe + fruta Leche materna/bibe + fruta Leche materna/bibe + fruta
Almuerzo Arroz con cebolla, tomate y coliflor, filete de salmón al horno con lechuga, melón Guisantes con patata, huevo cocido con salsa tomate, pera Sémola de maíz, pollo guisado con cebolla, manzana hervida y naranja Crema de nabo y zanahoria, bacalao con patatas al horno, mandarina Sopa espesa de quinoa, albóndigas de garbanzos, naranja
Merienda Yogur + papilla pera y paraguaya Leche materna/bibe + compota manzana Queso fresco + papilla kiwi y plátano Leche materna/bibe + papilla melón y pera Yogur + papilla sandía y mango
Cena Tortilla de bonito y tomate aliñado + leche materna/bibe Tostada de aceite y aguacate + leche materna/bibe Croqueta de atún con brócoli + leche materna/bibe Trocitos de pavo guisado y yuca + leche materna/bibe Judías verdes tiernas y bastones de boniato + leche materna/bibe
Noche Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe Leche materna/bibe

La dieta del bebé debe ser baja en sal y evitar al máximo los azúcares. Es importante desde un principio no crearle el hábito de comer dulce, íntimamente relacionado con el sobrepeso y la obesidad infantil.

Aunque puedan ser selectivos con la comida y rechazar algunos alimentos, sigue ofreciéndolos. Al acostumbrarse a verlos en el plato pronto los normalizará y terminará probándolos.

Como ya se desplaza solito y hace bastante actividad, es importante que le des mucha agua a diario para evitar la deshidratación y ayudar a que la caca sea blandita.

Con respecto a las vitaminas, el pediatra te recomendará dejar de darle ya las gotas de vitamina D, mientras que en otros lo mantienen hasta los 18 meses.


Preguntas frecuentes sobre el desarrollo del bebé de 16 meses

¿Es normal que mi bebé de 16 meses de desarrollo no ande solo?

Sí, es totalmente normal. Si consigue ponerse de pie con apoyo, dale tiempo libre jugando en el suelo con acceso a muebles bajos como sofás o sillas sobre los que apoyarse.

Cada peque logra los hitos evolutivos a un ritmo diferente, considerándose normal que algunos bebés no anden hasta los 18 meses.

¿Cómo saber si mi bebé de 16 meses tiene algún problema en el desarrollo del lenguaje?

Si no te entiende cuando le hablas, no utiliza gestos como señalar, decir adiós, si no presenta interés al oírte hablar...

¿Puedo dar palomitas a mi bebé de 16 meses?

No. Se consideran uno de los alimentos con mayor riesgo de atragantamiento, por lo que conviene no ofrecerlas hasta pasados los 4-5 años.

Fuentes del artículo
  1. Duque, H., & Yepes, H. D. Desarrollo integral del niño 0-3 años: manual para padres de familia, jardineras, niñeras, educadores. Editorial San Pablo. https://books.google.ie/books?id=UT2X8lD4DqYC&pg=PA15&dq=desarrollo+del+bebe+mes+a+mes&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwin2K7IvtX7AhXymFwKHbowBFAQ6AF6BAgNEAI#v=onepage&q=desarrollo%20del%20bebe%20mes%20a%20mes&f=false
  2. Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años | EnFamilia. Consultado en https://enfamilia.aeped.es/lecturas-recomendadas/guia-practica-para-padres-desde-nacimiento-hasta-3

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.