Mamás y Papás

Regresión de sueño de los 8 meses: vuelta a los despertares nocturnos

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
520 personas han leído este post en los últimos 12 meses

En la regresión de sueño de los 8 meses, el bebé, que ya descansaba con ninguno o muy pocos despertares nocturnos vuelve de nuevo a despertarse a todas horas como si fuera un recién nacido, costándole mucho conciliar el sueño y estando cansado todo el día.

Regresión del sueño de los 8 meses

Cuando tu bebé tiene 8 meses de edad (generalmente entre 8 y 10), puede experimentar cambios en su manera de dormir, conociéndose como una segunda crisis del sueño.

Es una fase temporal, en la que el bebé altera los ritmos habituales de dormir que tenía, desconcertando a las madres y padres, que ya empezaban a descansar tranquilos.

Al bebé le empieza a costar mucho conciliar el sueño: de repente no funciona el método que utilizabais: cantar, darle el pecho, mecerle... parece que nada es suficiente.

Durante la regresión de sueño, el bebé de 8 meses empieza a tener muchos despertares nocturnos, desvelándose en medio de la noche. Esto puede afectar también a las siestas, por lo que no consiguen descansar.

Entre las causas de la regresión de sueño del bebé de 8 meses, destacan los hitos evolutivos, momentos clave en el desarrollo del bebé como la salida de los dientes, el empezar a gatear o desplazarse, sus primeros balbuceos...

Además, a esta edad los bebés suelen pasar de 3 siestas al día a 2: una por la mañana y otra por la tarde. El menor descanso diurno hace que lleguen con demasiado sueño a la noche, lo cual dificulta su descanso.


¿Cuánto dura la crisis de sueño de los 8 meses?

Un bebé de 8 meses con crisis del sueño suele superarla entre 2 y 6 semanas, siendo lo más normal que duren unas 4 semanas.

Este tiempo es relativo para cada bebé: a algunos les dura sólo unos días, y otros muchas semanas. Depende también de nuestro comportamiento y cómo afrontemos la regresión de sueño.

Muchos bebés no pasan por esta crisis del sueño. Si os ha tocado a vosotros: paciencia. En unas semanas estará resuelta y su sueño será más maduro.

Nuestra opinión experta

Aunque las regresiones de sueño se hagan muy largas e interminables mira el lado positivo: su sueño siempre mejora tras una crisis, lo que significa que todos descansaréis más a partir de ahora.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Síntomas de la regresión de sueño de los 8 meses

La crisis de los 8 meses de sueño es fácil de detectar, existiendo una serie de comportamientos que afectan al descanso del bebé (y en consecuencia al tuyo):

  • La edad de tu bebé está entre 8 y 10 meses, apareciendo en algunas ocasiones a partir de los 7 meses, pero es más frecuente en torno a los 9.
  • Múltiples despertares nocturnos. Tu bebé, que ya dormía horas seguidas o incluso toda la noche empieza a despertarse cada hora.
  • Aumenta el número de siestas o está somnoliento por el día ya que por las noches no está descansando lo suficiente para su edad.
  • El bebé está más irritable por el sueño acumulado. En muchas ocasiones esto se junta a la salida de los dientes: ¡Para qué queremos más!.
  • Le cuesta mucho conciliar el sueño. Conseguir quedarse dormido se convierte en algo muy complicado. Te reclama para ello y no le es suficiente con la manera en la que le dormías hasta ahora.

Es importante detectar estos síntomas para ser consciente cuanto antes de que nos enfrentamos a una crisis del sueño.

Si tu bebé sufrió la regresión de sueño de los 4 meses, ya sabrás cómo debes actuar.


Cómo actuar en la crisis de sueño de los 8 meses

Puede que no sea la primera regresión del sueño a la que te enfrentas, o que te pille totalmente por sorpresa.

Sea cual sea tu situación, unos correctos hábitos de sueño son necesarios para que la crisis de sueño de los 8 meses dure lo menos posible:

  • Mantén una correcta rutina de sueño. Si por culpa de la crisis se ven afectadas las rutinas, la situación empeorará.
  • Controla sus ventanas de sueño: el tiempo que está despierto entre siestas, que a los 8 meses es de 3-4 horas.
  • Estate atenta a sus señales de sueño: no esperes a que esté demasiado cansado o a que llore para irse a dormir.
  • No introduzcas nuevos apoyos de sueño: si le empiezas a dormir de manera diferente, luego necesitará que lo hagas así siempre.

Y lo más importante, útil para todos los problemas relacionados con los bebés: mucha paciencia, y mucho cariño. El cerebro de los bebés no funciona como el nuestro (1) , no lo hacen con mala intención.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.