Mamás y Papás

Vitamina D en niños: dosis necesaria para prevenir el raquitismo

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
60 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La vitamina D en niños es clave para un correcto crecimiento. En España se recomienda la suplementación de 400 UI al día hasta los 12 meses para prevenir el raquitismo.

Vitamina D para niños

Cuando se dice que la alimentación infantil es vital para el crecimiento de los niños, es por algo.

Lo que comemos es el reflejo de nuestra salud, tomando esto aún mayor importancia en los peques, que están en pleno desarrollo.

Dentro de la nutrición, las vitaminas son especialmente importantes para la salud de los niños.

En concreto, la vitamina D, está relacionada con la absorción y regulación del calcio, siendo necesaria para el correcto desarrollo de los huesos, y por ello, con el crecimiento.

Es por ello que los pediatras recomiendan la suplementación, desde el nacimiento hasta como mínimo los 12 meses de vida de vitamina D.


Dosis vitamina D en niños

Estas vitaminas D de los bebés se administran en gotas, siendo necesaria una dosis de 400 UI al día (1) .

Por ello, el número de gotas dependerá de la concentración de cada fármaco, siendo las más comunes en España la Deltius y la de Kern Pharma:

¿Cuántas gotas de vitamina D dar al bebé?
Marca de Vitamina D Concentración Número de gotas (400UI)
Deltius 10.000 UI/ml 2 gotas
Vitamina D3 Kern Pharma 2.000 UI/ml 6 gotas

A partir del año de vida, la suplementación de vitamina D en niños no es necesaria, siempre que se tomen un mínimo de 600 UI al día.

Aparte de con la alimentación, teniendo fuentes como pescados grasos como el atún y el salmón, el principal sitio del que se obtiene la vitamina D es la luz solar.

De hecho, con 10/15 minutos de exposición a la luz solar al día es suficiente para cubrir las necesidades diarias de esta vitamina.

Este es el motivo por el que se recomienda su suplementación en bebés, ya que no se les debe poner al sol, eliminándose la principal fuente de vitamina D.

Generalmente los niños no tienen déficit de vitamina D a partir del año de vida, aunque si están siempre cansados y con dolores óseos, es mejor consultar al pediatra.


¿Cuándo hay que dar la vitamina D?

Aunque la composición de la leche materna es extremadamente beneficiosa para los bebés, no es especialmente rica en vitamina D, por lo que se recomienda la suplementación.

Sin embargo, no son únicamente los bebés amamantados los que necesitan un suplemento diario de vitamina D, recomendándose en las siguientes situaciones:

  • Bebés amamantados por lactancia materna exclusiva o lactancia mixta.
  • Bebés alimentados con leche de fórmula que tomen más de 1 litro al día de leche. Si algún día consumiesen menos habría que darles las gotas orales de vitamina D.
  • Niños o adolescentes que consuman menos de 600 UI diarios de vitamina D: dietas poco variadas o en cantidad muy escasa.
  • Niños con patologías como la fibrosis quística u otras enfermedades asociadas a deficiencia de vitamina D (2) .

Déficit de vitamina D en niños: raquitismo

Una vitamina D baja en niños puede causar raquitismo. Una grave enfermedad que limita el crecimiento normal del bebé, así como reduciendo la densidad ósea, lo que hace que los huesos se debiliten y lleguen incluso a doblarse.

La carencia de vitamina D en niños es más común en los peques de piel negra, ya que al tener mayor cantidad de melanina se reduce la producción de vitamina D en el cuerpo.

En lugares soleados, la vitamina D baja en niños no es algo frecuente, aunque si tienes sospecha de que tus peques puedan tener falta de vitamina D, consúltalo sin dudas con tu pediatra.

Si estás preocupada por el bienestar de tu peque, quizás puede interesarte hacerle un seguro privado de salud, para que le atiendan siempre que lo necesites.

Cuida de tu bebé con un seguro de salud


Alimentos ricos en vitamina D

Una dieta variada y equilibrada va a aportar siempre una correcta nutrición para bebés y niños.

Sin embargo, algunos de los alimentos más ricos en vitamina D son (3) :

  • Salmón: conteniendo la porción unas 600-1000 UI el de río y alrededor de 100-250 UI el de piscifactoría.
  • Sardinas en lata: aportan unas 300 UI de vitamina D.
  • Atún en lata: 240 UI de vitamina D por ración.
  • Caballa en lata: alrededor de 250 UI la ración.
  • Setas shiitake: 100 UI las frescas y 1600 UI las de lata.
  • Huevo cocido: sobre 20 UI.

Preguntas frecuentes sobre la Vitamina D

¿Cómo dar la vitamina D a los bebés?

Hay que echar las gotas directamente en la boca, para asegurar que las ingiera.

Es importante darlas todos los días a la misma hora para que no se olviden.

¿Cómo saber si mi hijo tiene deficiencia de vitaminas?

Los síntomas más comunes son: cansancio, debilidad muscular, mareos, dermatitis, problemas de visión, alteraciones del sistema nervioso...

¿Cuál es la mejor vitamina D para niños?

Cualquier marca genérica es adecuada, no es necesario gastarse más dinero en marcas. Lo importante es dar las gotas directamente en la boca a diario.

Fuentes del artículo
  1. Mailhot, G., & White, J. H. Vitamin D and Immunity in Infants and Children. Nutrients, 12(5), E1233. https://doi.org/10.3390/nu12051233
  2. Castellani, C., Linnane, B., Pranke, I., Cresta, F., Sermet-Gaudelus, I., & Peckham, D. Cystic Fibrosis Diagnosis in Newborns, Children, and Adults. Seminars in Respiratory and Critical Care Medicine, 40(6), 701-714. https://doi.org/10.1055/s-0039-1697961
  3. Golden, N. H., Abrams, S. A., & Committee on Nutrition. Optimizing bone health in children and adolescents. Pediatrics, 134(4), e1229-1243. https://doi.org/10.1542/peds.2014-2173

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.