Mamás y Papás

Vitaminas en niños: con una dieta sana y equilibrada es suficiente

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Las vitaminas en los niños son necesarias para asegurar un correcto crecimiento y desarrollo. Si se toma una dieta variada y equilibrada los niveles de vitaminas están cubiertos, por lo que no hay de qué preocuparse.

Vitaminas para niños

Dentro de una alimentación infantil sana y equilibrada, uno de los puntos más importantes es que la ingesta de vitaminas sea correcta.

Si la nutrición del niño es correcta para su salud, equilibrada y variada, no hay de qué preocuparse: sus necesidades vitamínicas están cubiertas (1) .

Si la dieta de tu peque es la adecuada, no es necesario en condiciones normales la toma de ningún suplemento de vitaminas.

Sin embargo, es probable que tu pediatra te mande algún suplemento vitamínico en los siguientes casos:

  • Retraso en el crecimiento y a nivel de desarrollo, con una clara falta de progreso.
  • Ante ciertas enfermedades crónicas, o alergias a ciertos alimentos que puedan ocasionar problemas nutricionales.
  • Si su alimentación es restrictiva, como es el caso por ejemplo de los veganos estrictos (no recomendable en absoluto durante el crecimiento).

Aparte de estos casos, aunque su hijo como poco, o sea selectivo con la comida, no hay de qué preocuparse. Los niveles de vitaminas suelen ser los adecuados.


Vitaminas para niños en crecimiento

La nutrición del peque es vital para el crecimiento del niño, teniendo una importancia en la altura que tendrá casi igual a la propia genética.

Preparar para el niño recetas sanas, con súper alimentos como las verduras garantizará que el peque cubra sus necesidades nutricionales básicas.

Las vitaminas más importantes para el crecimiento y desarrollo son:

Qué vitaminas necesitan los niños para crecer
Vitamina Función Qué alimentos la contienen
Vitamina A (retinol) Fijación de calcio en los huesos Brócoli y las frutas
Vitamina B Formación del ADN Carnes, huevos y lácteos
Vitamina C Formación de colágeno para la piel y huesos Cítricos, aguacate y plátanos
Vitamina F Desarrollo celular y reestructuración ósea Pescados y Mariscos
Vitamina K Crecimiento uniforme + frenar erosión ósea Hortalizas de hoja verde, carne y huevos

No es necesario obsesionarse. Si el peque tiene una alimentación variada y equilibrada, consumiendo verduras, frutas, carnes, pescados, huevos y lácteos, lo más probable es que nunca vaya a tener problemas de vitaminas.


Déficit de vitamina D en niños

A día de hoy, y generalmente hasta que el bebé cumpla los 12 meses, es necesario darles a diario un suplemento en gotas de vitamina D (2) .

El objetivo es prevenir el raquitismo. La deficiencia severa de vitamina D en la alimentación puede ocasionar esta grave patología.

Los niños con raquitismo tienen los huesos blandos y con tendencia a doblarse, siendo muy peligroso para su salud y desarrollo normales.

El menú del bebé de 1 año ya es lo suficientemente variado como para recibir niveles suficientes de vitamina D, por lo que en muchas ocasiones los pediatras retiran este suplementos vitamínico cuando el bebé cumple los 12 meses.

Si estás preocupada por la salud de tu peque, quizás puede interesarte hacerle un seguro privado de salud, para que le atiendan siempre que lo necesites.

Cuida de tu bebé con un seguro de salud

Fuentes del artículo
  1. Diab, L., & Krebs, N. F. Vitamin Excess and Deficiency. Pediatrics in Review, 39(4), 161-179. https://doi.org/10.1542/pir.2016-0068
  2. Mailhot, G., & White, J. H. Vitamin D and Immunity in Infants and Children. Nutrients, 12(5), E1233. https://doi.org/10.3390/nu12051233

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.