Mamás y Papás

El método Kassing: dar el biberón imitando la lactancia materna

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
4 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El método Kassing es una técnica de dar el biberón que imita la lactancia materna, haciendo que el bebé coma sólo lo que necesita. Consiste en sentar al bebé incorporado, poner el biberón horizontal y retirárselo cada 20 succiones para ver si pide más.

Qué es el método Kassing

El método Kassing es una manera de dar el bibe al bebé, ya sea leche materna en biberón o de leche de fórmula, descrito por la doctora experta en lactancia Dee Kassing.

El objetivo del método Kassing es ofrecer el biberón imitando la forma en la que el bebé mama en la lactancia materna.

Así, el bebé no comerá más de lo que necesita, ya que es muy común que los bebés alimentandos con lactancia artificial se sobrealimenten, relacionándose con obesidad infantil.

El método Kassing es también idóneo para reducir la confusión tetina- pezón (1) , siendo por ello muy interesante si se va a llevar a cabo lactancia mixta.


Cómo dar biberón a un bebé por método Kassing

Para dar un biberón por el método Kassing, se siguen una serie de pasos que imitan la lactancia materna, permitiendo que el bebé coma sólo lo que necesita.

Para ello, hay que seguir ciertas pautas, incluyendo la posición para dar el biberón, la inclinación de este o incluso el lado de cada toma.

Para hacer el método Kassing paso a paso debes:

  1. Posición del bebé lo más vertical posible. Si se le tumba boca arriba, la leche cae por fuerza de la gravedad, sin que el peque tenga que succionar y por ello comiendo más de lo que necesita.
  2. Posición del biberón horizontal, para que sólo salga leche si el bebé succiona.
  3. Dar con la tetina en los alrededores de los labios del bebé en vez de introducirla en la boca. Así este activará el reflejo de búsqueda y se preparará para comer.
  4. Asegurarse de que el agarre a la tetina es correcto, con los labios evertidos y la boca bien abierta, igual que en lactancia materna.
  5. Retirar el biberón de la boca del bebé cada 20 succiones aproximadamente. Si el bebé busca la tetina, seguir alimentándole.
  6. Dar el biberón una vez de cada lado, igual que se hace con el pecho.

De esta manera, se consigue que el bebé haga la toma de biberón de manera más similar a como lo haría con el pecho, siendo él el que decide cuánto mamar.

Nuestra opinión experta

Gran parte de culpa la tenemos los que alimentamos al bebé, ya que a pesar de que este suelte la tetina, muchas veces le forzamos a acabarse el biberón hasta el final, llegando incluso a distraerle para que coma más.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Cuándo hacer método Kassing

Este método reduce la confusión tetina-pezón, por lo que es especialmente útil en aquellos casos en los que se combina lactancia materna y biberón, como la lactancia mixta.

También puede ser adecuado para la lactancia en diferido: cuando mamá se extrae leche materna y el bebé es alimentado con biberón, por ejemplo, tras la incorporación de la madre al trabajo.

Aunque este método empezó como recomendación cuando se va a dar el biberón de manera temporal, cada vez más especialistas en lactancia y pediatras lo recomiendan para alimentar al bebé.

Por ello, puedes utilizarlo en cualquier situación, también si le alimentas por lactancia artificial y no quieres sobrealimentarle, o simplemente te gusta la idea de ofrecerlo el biberón de manera similar a la lactancia materna.


Qué biberón usar para el método Kassing

La doctora Dee Kassing recomienda que para dar el biberón siguiendo su método lo mejor es que el biberón sea recto.

Un biberón curvo hará que la fuerza de la gravedad impulse la leche, y no es lo que queremos: la leche tiene que controlarse únicamente por la succión del bebé.

Un biberón de botella recta es ideal para el método Kassing. No es necesario irte a una marca cara, con que sea recto es suficiente.


¿Cuál es la mejor tetina para el método Kassing?

Estas son las características de la tetina ideal para el método Kassing:

  • Redonda, permitiendo una succión más parecida a la que se hace con el pezón de mamá.
  • Larga, llegando a tocar el punto en el que se unen paladar duro y blando. Hasta ahí se estira el pezón en lactancia materna, estimulando un correcto reflejo de succión.
  • Blanda y de silicona, para no deformar el paladar.
  • De flujo lento, siendo las más parecidas a la lactancia materna: el bebé tiene que succionar para que salga la leche.

Preguntas frecuentes sobre el método Kassing

¿Por qué mi bebé no sabe succionar el biberón?

Es muy diferente mamar del pezón a hacerlo de una tetina. Hazlo con tiempo, en momentos en los que el bebé no esté con mucho hambre para que juegue con el biberón y se vaya adaptando.

Si sigue sin aprender a succionar, puedes probar con otra tetina, que quizá le guste más.

¿Se puede hacer el método Kassing a cualquier edad?

, tan pronto como introduzcas el biberón.

¿Qué pasa si mi bebé come menos cantidad con el método Kassing?

Que está comiendo la cantidad que necesita, y no sobrealimentándose. Tenemos metido entre ceja y ceja que cuanto más coma un bebé mejor, y no es así.

Ellos son capaces de autoregular su saciedad, si no quiere más cantidad, es porque su cuerpo no lo demanda. Por eso nunca hay que forzarles a comer.

Fuentes del artículo
  1. Zimmerman, E., & Thompson, K. Clarifying nipple confusion. Journal of Perinatology: Official Journal of the California Perinatal Association, 35(11), 895-899. https://doi.org/10.1038/jp.2015.83

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.