Mamás y Papás

Cómo preparar un biberón: ¿es necesario hervir el agua?

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
781 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Cómo preparar un biberón es clave para la salud de tu bebé. Lávate siempre antes las manos, calienta agua y añade un cacito enrasado de leche de fórmula por cada 30 ml de agua, respetando siempre esta proporción.

Cómo hacer un biberón: preparar leche de fórmula

Aunque no tiene mucho misterio, cómo preparar un biberón de fórmula es importante para la salud de nuestro bebé.

En primer lugar, nuestra higiene es vital ya que podríamos transmitir bacterias a la leche de fórmula: lávate las manos con jabón y frótatelas por todas las zonas, durante un mínimo de 20 segundos (1) .

Si es la primera vez que vas a usar un biberón, una tetina o a estrenar algo que vaya a estar en contacto con el alimento del bebé, esterilízalo: hiérvelo en agua siguiendo las indicaciones del fabricante.

Si no es la primera vez que vas a usar el biberón, con lavarlo con agua y jabón, utilizando una escobilla que sólo uses para eso y aclarar con abundante agua es suficiente.

Ahora tienes que calentar el agua, añadir la leche de fórmula y agitar enérgicamente la mezcla para que no queden grumos y quede una mezcla homogénea

Nunca agites el biberón arriba y abajo

Para mezclar el agua y la leche de fórmula debes hacerlo rodando el biberón entre las palmas de tus manos delante y atrás, para no generar burbujas que podrían causar cólicos al bebé (2) .

No está recomendado calentar el agua en el microondas, ya que lo hace de manera no uniforme, creándose bolsas calientes que podrían quemar al bebé al tomarlo.

Nuestra opinión experta

Aunque no esté recomendado, lo más práctico es calentarlo en el microondas. Si lo vas a hacer así, agita siempre bien el biberón después y echa unas gotas en el dorso de tu muñeca para asegurarte de que está templada, y nunca caliente.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Tras la toma, limpia inmediatamente con agua y jabón todo lo que esté en contacto con la leche, para evitar que llegue a contaminarse.

¿Hay que hervir el agua para el biberón?

Existen distintas opiniones con respecto a cómo se prepara un biberón. La recomendación de la Organización Mundial de la salud, es hervir previamente el agua, dejar enfriar hasta 70ºC y mezclar con la leche de fórmula (3) .

Esto permite esterilizar el agua, evitando posible contaminación de la leche por patógenos. Además, al mezclarla con la leche de fórmula a 70ºC también esteriliza bacterias que pudiera haber en la propia leche.

Nuestra opinión experta

Hay que tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud aconseja a nivel mundial, tomándose como referencia en países del mundo con aguas con garantías sanitarias insuficientes. Por eso, aunque pueda parecer complicado, la manera óptima de preparar un biberón lo más seguro posible para el bebé es esa.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

En España, muchos padres no hierven el agua antes de preparar biberones de leche artificial, sino que recurren a agua mineral embotellada (no es necesario hervir el agua embotellada para los biberones).

Aún así, si nosotros bebemos en casa agua de grifo, y esta tiene garantías sanitarias suficientes, no hay problema por preparar la leche en fórmula para el bebé con este agua, aunque no se hierva previamente (4) , según la Asociación Española de Pediatría.

En resumen, si en la zona en la que vives el agua de grifo es adecuada para su consumo, puedes preparar los biberones con ese agua sin necesidad de hervirla previamente.


Medidas de leche de fórmula

Una vez que tengas el agua caliente, de una u otra manera, cómo hacer un biberón es muy sencillo: tienes que añadir leche de fórmula de manera proporcional.

Para evitar confusiones entre marcas de leche, se legisló que todos los fabricantes tuvieran que ajustarse a una misma proporción: 1 cacito de leche por cada 30ml de agua (5) .

Por ello, si quieres preparar 60ml, tendrás que echar 60ml de agua y 2 cacitos de leche de bebé. Si quieres 150ml: 150 ml de agua y 5 cacitos de leche en polvo... y así sucesivamente.

Prepara el biberón de leche con exactitud

Es importante que las proporciones sean lo más exactas posibles. Los biberones presentan medidas: asegúrate de que enrasas el agua, así como con los cacitos de leche: tienen que estar a ras, ni más abajo ni que sobresalga del cacito de leche de bebé.

Cuando preparemos leche de formula, siempre debe hacerse manteniendo las proporciones: 30 ml de agua por cada cacito enrasado de leche. Por ello, podemos preparar leche en múltiplos de 30:

Cómo preparar leche de fórmula
Mililitros de leche a preparar Mililitros de agua necesarios Cacitos enrasados
>30ml 30ml 1 cacito
>60ml 60ml 2 cacitos
>90ml 90ml 3 cacitos
>120ml 120ml 4 cacitos
>150ml 150ml 5 cacitos
>180ml 180ml 6 cacitos
>240ml 240ml 7 cacitos

Al sumar la leche en polvo con el agua siempre nos saldrá una cantidad mayor de leche de fórmula que la de agua que hemos utilizado, es totalmente normal.

El no cumplir la proporción 30ml de agua por cada cacito enrasado, puede tener graves consecuencias:

  • Si echas menos leche en polvo los biberones preparados tendrán menos alimento para el bebé, dando lugar a problemas nutritivos.
  • Si añades más leche en polvo resultaría indigesta para el bebé, pudiendo estreñirle o deshidratarle (6) .

Ten en cuenta que aunque la norma común sea 30 ml de agua por cada cacito de leche, cada fabricante puede tener un tamaño de cucharita, por lo que debes utilizar siempre para las medidas de leche de fórmula el cacito que venga con la leche.

Cómo preparar leche de fórmula rápidamente

Las propias latas de leche en polvo suelen tener un borde plano para que enrases los cacitos de leche del biberón de manera que queden al ras. También puedes llenarlos y enrasarlos con un cuchillo.


¿Cuánto dura la leche de fórmula preparada?

Lo ideal es preparar la leche en fórmula justo antes de su consumo, para que el bebé la tome lo más reciente posible y los nutrientes no pierdan cualidades.

Sin embargo, una manera cómoda de hacer el biberón del bebé, es preparar en frío la cantidad de leche artificial que calculemos que el bebé va a tomar a lo largo del día, e ir calentando sólo lo que vaya a tomar en cada toma.

¿Cuánto tiempo dura preparada la leche de fórmula? Una vez diluida, y siempre almacenada en refrigeración en la nevera, habrá que tirar lo que no se haya consumido 24 horas después de su preparación.

Por ejemplo, si tu bebé hace aproximadamente 6 tomas al día de 120 ml, puedes preparar: 720 ml de agua fría y 24 cacitos de leche en polvo, agitar bien la mezcla y almacenar en la nevera.

Cuanto tu bebé quiera comer, vuelve a agitar la mezcla y calienta solo 120ml de leche. Así, si le sobra no tendrás que tirar toda la leche preparada.

Nuestra opinión experta

Ten en cuenta que siempre obtendrás más cantidad de leche que el agua que mezcles. Es decir, si mezclas 150ml de agua con 5 cacitos de leche en polvo, no obtendrás 150ml de leche, sino algo más, alrededor de 170ml.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

No se puede guardar la leche de fórmula sobrante

Una vez caliente la leche artificial, se deberá desechar todo lo que el bebé no tome en un plazo de 2 horas, ya que al calentarse supone un excelente caldo de cultivo para el crecimiento bacteriano (7) .

Por ello, si vas a dar un paseo, nunca te lleves el biberón preparado y caliente. Es mejor llevar agua caliente en un termo, y preparar el biberón de tu bebé justo antes de la toma.

Intenta preparar siempre la cantidad que tu bebé suela comer y no de más, ya que como no se puede guardar la leche de fórmula sobrante sino desperdiciarás mucha leche.

Si preparas la leche justa y tu bebé se lo acaba y sigue con hambre, prepara siempre otros 30ml. Poco a poco tu bebé irá demandando cada vez más cantidad de leche distribuida en menos tomas.

¿Cuánto tiempo dura la fórmula preparada en el biberón?

Aunque lo ideal es prepararlo al momento, también puedes guardar un biberón ya preparado, siempre que lo hagas con agua fría sin calentar.

¿Se debe mantener un biberón caliente?

No. Puedes guardar un biberón preparado por un tiempo de 24 horas siempre que lo hicieses con agua fría. Si por el contrario se trata de un biberón caliente o el sobrante de una toma, no conviene guardarlo por más de 2 horas.

Esto se debe a que la leche caliente es un cultivo ideal para bacterias que podrían ocasionar graves infecciones en tu bebé, pudiendo ocasionarle una gastroenteritis (8) : no merece la pena correr el riesgo.

Si el biberón no ha estado en frío, por ejemplo porque hayas salido de paseo y te haya sobrado parte de la toma, lo mejor es tirar el sobrante, ya que no ha estado en unas condiciones adecuadas para su conservación.


Preguntas frecuentes sobre cómo preparar un biberón

¿Puedo añadir más agua al biberón?

No. El biberón debe prepararse siempre en las proporciones indicadas por el fabricante: 30ml de agua por cada cacito enrasado.

Añadir más agua al biberón supondría que la leche quedase aguada, no alimentando al bebé de manera suficiente.

¿Cómo se hace la leche en polvo para bebés?

En general se parte de leche de vaca, que se somete a tratamientos para que sea adecuada para los bebés, retirando por ejemplo su contenido en sodio, que resultaría tóxico para los peques menores de 12 meses.

También se enriquece en vitamina D, hierro, omega 3... dependiendo del fabricante, y se somete a un proceso de secado para deshidratarla, permitiendo su venta en polvo.

¿Cuánto tiempo hay que hervir el agua para el biberón?

Según la Asociación Española de Pediatría, si el agua de grifo de la zona en la que vives tiene garantías sanitarias suficientes, no es necesario hervirla.

Si no es así, o prefieres asegurarte, hierve el agua de manera que esté 5 minutos por encima de los 100 grados.

¿Qué pasa si no hiervo el agua del biberón?

Si el agua de grifo de tu localidad tiene garantías sanitarias suficientes, no pasa nada, es agua para biberones adecuada para su consumo.

Si preparas un biberón con agua contaminada, tu bebé puede infectarse por patógenos, pudiendo causarle graves diarreas, problemas intestinales o infecciones generalizadas.

¿Tengo que esterilizar los biberones y tetinas después de cada uso?

No, con hacerlo la primera vez que lo vayas a usar vale. A partir de ahí, con lavarlo con agua y jabón es suficiente.

¿Puedo preparar un biberón sin calentar agua?

Sí, se puede preparar el biberón de leche de fórmula con agua fría, y luego calentarlo, o bien dársela fría: a algunos bebés les encanta en verano.

¿Cómo preparar un biberón para un recién nacido?

Esteriliza el biberón y las tetinas antes de utilizarlo por primera vez. Si en casa bebéis agua de grifo y esta es adecuada para su consumo puedes utilizarla, o si lo prefieres hacerlo con agua embotellada.

Una vez que calientes el agua cómo hacer el biberón del recién nacido es muy sencillo: solo tienes que añadir 1 cacito enrasado de leche de fórmula por cada 30 ml de agua.

Mezcla deslizando el biberón entre tus manos para no crear burbujas, deja caer unas gotas en la parte interior de tu muñeca para comprobar la temperatura y dáselo al bebé.

Fuentes del artículo
  1. Shelov, S. P. Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five. Bantam.
  2. Sung, V. Infantile colic. Australian Prescriber, 41(4), 105-110. https://doi.org/10.18773/austprescr.2018.033
  3. OMS. Cómo preparar biberones de alimento para lactantes en casa. https://docplayer.es/427754-Como-preparar-biberones-de-alimento-para-lactantes-en-casa.html
  4. AEP. La esterilización de biberones, tetinas y agua: ¿Por qué hacemos trabajar a las madres más de la cuenta? https://www.aeped.es/anales/44/5/esterilizacion-biberones-tetinas-y-agua-por-que-hacemos-trabaja
  5. AEPED. Preparando el biberón. Consultado en https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/preparando-biberon
  6. Constipation in Children. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Consultado en https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/constipation-children
  7. Shelov, S. P., & Kupferman, J. C. El Primer Ano de Su Bebe. American Academy of Pediatrics.
  8. Brady, K. Acute gastroenteritis: evidence-based management of pediatric patients. Pediatric Emergency Medicine Practice, 15(2), 1-24.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.