Mamás y Papás

Almuerzos para niños: elige siempre la comida real frente a los ultraprocesados

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
24 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los almuerzos para niños deben ser completos nutricionalmente, y hechos en casa, evitando los ultraprocesados y comida prefabricada así como los azúcares añadidos.

Almuerzos saludables para niños

El almuerzo es la comida principal del día, y la que suele ser más abundante.

Lo ideal es que, en lugar de hacer un almuerzo abundante y luego lleguen con hambre a la cena, hagan 6 comidas al día: desayuno, aperitivo, almuerzo, merienda y cena.

Existen una gran variedad de almuerzos fáciles y saludables para niños, siendo lo más importante asegurar un aporte correcto de verduras, y frutas, hidratos de carbono y proteínas.

Es vital reducir al mínimo los ultraprocesados y comida prefabricada e industrial. Estos alimentos carecen del valor nutricional de los alimentos reales, teniendo altos contenidos de azúcar añadido.

Su consumo debe ser únicamente puntual, no convirtiéndose nunca en un hábito, sustituyendo a alimentos saludables como las frutas y verduras.

Debemos evitar siempre los alimentos con riesgo de atragantamiento: frutos secos sin triturar, caramelos, palomitas, frutos redondos sin cortar: uvas, tomates cherry, ciruelas...


Almuerzos para niños de un año

La alimentación es diferente por edades. Los bebés hasta los 6 meses sólo deben tomar lactancia materna o leche de fórmula.

Cualquier alimento que le demos antes de los 6 meses no va a presentar ningun beneficio, y sin embargo puede ser muy peligroso para su salud.

A partir de los 6 meses debemos empezar poco a poco a ofrecer la alimentación complementaria, hasta que el menú del bebé 1 año sea tan completo como el de niños más mayores (1) .

Por ello, pueden hacerse multitud de recetas de almuerzos ricos para niños de un año, asegurando siempre la ingesta de alimentos naturales: legumbres, verduras, pescados, carnes, huevos, lácteos, frutas...

Debemos tener en cuenta a la hora de elegir un almuerzo qué ha desayunado el bebé y qué va a cenar. Así no caeremos en repeticiones.

Por ejemplo, si el peque ha desayunado una tostada de tomate y aguacate, y va a cenar pescado, puede tomar para el almuerzo carne o legumbres.


Almuerzos para niños para llevar al colegio

La cosa se complica ligeramente cuando pensamos en adaptar el almuerzo para niños al colegio.

Estos deberán ser adecuados para transportar hasta el cole, y lo más importante: que no esté aplastado o en mal estado cuando lo vayan a tomar.

Siempre podemos recurrir a hacer una bolsa de almuerzo para niños, o utilizar tuppers rígidos que protejan los productos.

Un almuerzo ideal para niños para llevar al colegio debe ser fácil de comer y algo resistente, para que esté en buen estado cuando vaya a comerlo y siga siendo apetecible.

Tendrás que adaptar un poco el formato del almuerzo, o repartir los productos en distintos tuppers para que no se mezclen o reblandezcan.

Para ayudarte te damos algunas ideas para almuerzos para niños para llevar:

  • Sándwich de jamón con tomate y una pera.
  • Burrito integral de pollo y verduras y macedonia.
  • Hamburguesa de merluza y mandarina.
  • Nuggets de brócoli y galletas de avena.
  • Humus con bastones de verduras crudas.
  • Sándwich de tortilla de queso freso.
  • Hamburguesas de lentejas y banana-bread casero.
Fuentes del artículo
  1. Matonti, L., Blasetti, A., & Chiarelli, F. Nutrition and growth in children. Minerva Pediatrica, 72(6), 462-471. https://doi.org/10.23736/S0026-4946.20.05981-2

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.