Mamás y Papás

Banco de leche materna: tu leche congelada en bolsas

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
98 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Un banco de leche materna es el conjunto de bolsas de leche congelada, extraída en condiciones higiénicas y etiquetada correctamente con su fecha de extracción. Podrás separarte del bebé y que tome tu leche, o donarlo a un hospital para los bebés ingresados.

Banco de leche materna

Un banco de leche materna es cuando tras sacarte leche consigues tener congelada suficiente cantidad de leche materna como para alimentar a un bebé durante al menos unos días.

Para ello, dado que se necesita bastante cantidad de leche, lo ideal es hacer extracción con sacaleches, a poder ser eléctrico, aunque se puede hacer con uno manual sin problemas.

El banco de leche se hace por diversos motivos: cuando mamá se incorpora al trabajo y quiere dejar leche lista para su bebé, para que pueda ausentarse por cualquier razón y un familiar o amigo pueda alimentar al bebé, o si se va a donar leche materna.

Para hacer un banco de leche se necesita tiempo, siendo lo ideal empezar 1 mes antes de que se quiera tener listo: así podrás ir sacándote la leche poco a poco y acostumbrándote al sacaleches (1) .

Puedes sacarte leche justo después de la toma del bebé, mientras mama del otro pecho, o incluso entre tomas en las horas del día en las que tu bebé esté menos demandante.

Si quieres aumentar tu producción de leche, prueba a sacarte leche del pecho justo cuando el bebé termine la toma: aunque saques pocos mililitros, es importante vaciar esas últimas gotas del pecho.


Cómo crear un banco de leche materna

¿Cómo funciona un banco de leche materna? muy sencillo. Tienes que sacarte leche, periódicamente, y congelarla en bolsas especiales para leche materna (2) .

Así, el primer día que vayas al trabajo podrán descongelar leche del banco para alimentar a tu bebé. La leche que te saques tú durante la mañana, será la que coma tu bebé al día siguiente, y así sucesivamente.

Para hacer un banco de leche, tienes que empezar con tiempo, e ir sacándote cada día un poco de leche: 20 ó 30 ml. Según pasen los días, aumentará tu producción y podrás sacarte más.

La leche que obtengas la debes congelar directamente, o dejarla en refrigeración y juntar en una misma bolsa lo extraído en 24 horas.

En la bolsa de congelado debes poner la fecha de la extracción de leche. Recuerda que en congelación dura hasta 12 meses, pero es mejor si se consume en los primeros 6 meses.

Para etiquetar correctamente la leche materna, debes poner la siguiente información en la bolsa:

Cómo etiquetar bolsas de leche materna
Fecha de extracción Mililitros extraídos Observaciones
3-12-2022 65 ml Ejemplo: leche extraída por la noche

No conviene hacer en un principio bolsas de más de 70 ml de leche, ya que al descongelarla aguanta refrigerada un máximo de 24 horas, y podrías tener que tirar leche, sobretodo si tu bebé no está acostumbrado al biberón.


Requisitos para donar leche materna

Otra opción, es donar leche materna. Puedes hacerlo porque tu producción sea muy alta y te sobre o por simple altruismo: los bebés del hospital te lo agradecerán.

La donación de leche materna se recibe en los hospitales, siendo especialmente útil para bebés prematuros, ya que los componentes de la leche materna son como medicina para su desarrollo (3) .

Cada hospital puede tener unos requisitos para donar leche, pero en general son siempre los mismos:

  • Hacerlo de manera altruista, ya que no está remunerado.
  • Tener una vida sana: no beber alcohol, ni fumar, ni consumir drogas o medicamentos no compatibles con la lactancia.
  • Tener un congelador de -18ºC (los normales que van incorporados con las neveras lo son).
  • Someterte a un análisis para descartar infecciones que pudieran transmitirse por la leche.
  • Las madres vegetarianas, sólo podrán donar leche materna si toman los suplementos vitamínicos recomendados.
  • Seguir las instrucciones higiénicas de extracción, conservación y transporte de la leche materna: son específicas de cada hospital o banco de leche.

En algunos hospitales pueden pedirte que tu bebé tenga menos de 6 meses. Esto se debe a que la leche va cambiando su composición, y como en muchas ocasiones se usa para prematuros la necesitan de ese periodo de edad.

Conlleva un sacrificio grande de tiempo por la extracción, etiquetado y transporte de leche, pero si lo tienes, y estás dispuesta a ello, es una labor voluntaria preciosa, que los prematuros te agradecerán.


Preguntas frecuentes sobre los bancos de leche

¿Cuánto dura la leche materna en un banco de leche?

Congelada por debajo de -18ºC tiene una caducidad de 12 meses, aunque lo ideal, para que sus condiciones sean óptimas es consumirla durante los 6 primeros meses tras la extracción.

¿Cuándo comenzar el banco de leche materna?

Con un tiempo mínimo de 4 semanas, para habituarte al uso del sacaleches y que tu producción aumente.

Fuentes del artículo
  1. Padro, A. Somos la leche: Dudas, consejos y falsos mitos sobre la lactancia / We Are Milk: Doubts, advice, and false myths about breastfeeding. National Geographic Books.
  2. Eglash, A., Simon, L., & Academy of Breastfeeding Medicine. ABM Clinical Protocol #8: Human Milk Storage Information for Home Use for Full-Term Infants, Revised 2017. Breastfeeding Medicine: The Official Journal of the Academy of Breastfeeding Medicine, 12(7), 390-395. https://doi.org/10.1089/bfm.2017.29047.aje
  3. Ballard, O., & Morrow, A. L. Human milk composition: nutrients and bioactive factors. Pediatric Clinics of North America, 60(1), 49-74. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2012.10.002

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.