Mamás y Papás

La tetanalgesia es dar el pecho al bebé para que no le duela la vacuna

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
5 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La tetanalgesia es el acto de dar al bebé el pecho mientras se le pone una vacuna, o se les causa dolor, consiguiendo reducir en ellos las molestias o que no se den cuenta. El efecto calmante del pecho hace una función analgésica para los lactantes.

¿Qué es la tetanalgesia?

La tetanalgesia, también conocida como tetalgia, es el acto de dar el pecho a un bebé mientras se le tiene que hacer algo doloroso, generalmente una prueba médica o vacuna.

Está demostrado que uno de los beneficios de la lactancia materna es que calma al bebé, dejándole como sedado. Esto permite que mientras esté mamando le duela mucho menos una inyección, llegando incluso a no darse cuenta.

En general, el personal sanitario no tiene problemas en que se haga la tetanalgesia. De hecho, en algunas ocasiones, son ellos mismos los que te pueden recomendar ponerte al pecho al bebé antes de la intervención que sea.

Para ello, la madre debe sujetar al bebé lactante en sus brazos, y el especialista será el que se adapte para vacunar o hacer la prueba al bebé.

También se puede ofrecer el pecho justo después de que se le haga la intervención médica, pero es mucho menos efectivo, ya que ya ha sentido el dolor en toda su intensidad.

De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud ha emitido un comunicado recomendando dar la teta mientras se vacuna, o se hace daño al bebé en otras intervenciones médicas (1) .


¿Cuándo hacer la tetanalgesia?

Se puede y se debe dar pecho al bebé siempre que vaya a ocurrir algo que le pueda causar dolor. Es nuestro deber intentar reducir su sufrimiento, y esto está en nuestra mano.

Por ejemplo, la prueba del talón es una de las primeras pruebas dolorosas para el recién nacido. Póntelo al pecho justo antes del pinchazo, ¡muchas veces ni siquiera se dan cuenta!

Sin embargo, cuando se hace esta misma prueba sin que el bebé esté mamando mientras tanto, les suele resultar bastante dolorosa, llorando mucho y siendo difícil conseguir que se calmen.

Por ello, hazlo siempre que consideres que el bebé puede sentir dolor. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar si conseguimos que le hagan algo menos de daño.


Dar la teta mientras se vacuna

Algunas vacunas para bebés son más dolorosas que otras.

También depende del día que tenga el peque: si está cansado porque no ha dormido bien, o está malito, puede resultarle más doloroso algo.

Por ello, como es difícil de prever, dale la teta mientras se vacuna siempre, y confía en la tetanalgesia.

Aunque en España tengamos muy normalizado que hay que poner las vacunas a los niños por su bien, para protegerles de enfermedades, esto no es así en todo el planeta.

En muchos países del tercer mundo se temen las vacunas, siendo uno de los motivos el dolor que pueden causar. Precisamente, en estos países es donde la salud de los niños está en mayor riesgo, ya que la mortalidad infantil es alta.

Dar la teta mientras se vacuna es una muy buena solución para estos casos, ya que si las madres ven que el bebé no llora al vacunarse, se calmarán y no tendrán tantos prejuicios sobre algo tan importante para sus hijos.

Por eso es muy importante que la OMS haya recomendado la tetanalgesia a nivel mundial, ya que dar el pecho en público no está bien visto en muchos países del mundo.

Fuentes del artículo
  1. World Health Organization = Organisation mondiale de la Santé. Reducing pain at the time of vaccination : WHO position paper — September 2015 = Réduction de la douleur au moment de la vaccination. Note de synthèse : position de l’OMS — septembre 2015. Weekly Epidemiological Record = Relevé Épidémiologique Hebdomadaire, 90(39), 505-510. https://apps.who.int/iris/handle/10665/242426

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.