Mamás y Papás

Componentes de la leche materna y sus cambios en los tipos de leche

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los componentes de la leche son los ideales para tu bebé. Se trata de grasas, proteínas, glóbulos blancos, vitaminas, azúcares e incluso microARN que variarán sus concentraciones con la edad del bebé.

Componentes de la leche materna

La lactancia materna es sin duda la mejor forma de alimentar a tu bebé, conteniendo en cada etapa las cantidades adecuadas de los nutrientes que necesita.

Uno de los principales beneficios de la leche materna es su espectacular composición, que va cambiando conforme lo hacen las necesidades del bebé (1) .

¿Cuáles son los principales componentes de la leche materna?.

La composición de la leche materna humana es la siguiente:

  • Agua, en torno al 87% del total. Manteniendo hidratado al bebé.
  • Células vivas, destacando los leucocitos o glóbulos blancos (células del sistema inmune) y los citoblastos, fundamentales en el desarrollo de los órganos y tejidos.
  • Rica en proteínas, necesarias para el crecimiento del bebé y su desarrollo cerebral. Destaca el aminoácido triptófano, que aumenta su concentración por la noche ayudando al bebé a dormir.
  • Oligosacáridos, claves para el mantenimiento de su flora intestinal. Esto es necesario dada la inmadurez de sus intestinos, evitando infecciones.
  • Factores de crecimiento, vitales para el desarrollo de intestinos, circulación, sistema nervioso, hormonal...
  • Hormonas regulan distintos procesos, como el apetito-saciedad, los ciclos de sueño-vigilia e incluso el vínculo con mamá.
  • Vitaminas y minerales necesarios para el correcto crecimiento y desarrollo de todos los tejidos, destacando huesos y dientes.
  • Anticuerpos de enfermedades para las que la madre ya está protegida, mejorando la inmunidad del bebé ante infecciones de virus o bacterias.
  • microARN son moléculas que controlan la expresión genética, evitando o frenando el desarrollo de enfermedades como el cáncer necesidades del bebé (2) .

Como has podido ver, la leche materna tiene una serie de ingredientes que no podrían sintetizarse en un laboratorio, por lo que siempre va a superar con creces a la lactancia artificial.

La composición de la leche materna humana, además de variar en función de si es de día o de noche, ayudando al bebé a conciliar el sueño, también puede cambiar en una misma toma:

La primera leche materna que sale cuando el bebé empieza a mamar es más acuosa y transparente, mientras que la leche del final es más grasa, blanca-amarillenta y espesa.

No es que cambien los componentes de la leche materna a media toma, sino que por temas anatómicos, cuando el pecho está lleno sale primero más acuosa y cada vez va saliendo más grasa.

Nuestra opinión experta

Por eso es importante que cuando el bebé mame de un pecho no le cambiemos, sino que tome hasta el final. Si sólo mama el principio de cada pecho estaría tomando solo la leche más acuosa, menos alimenticia para el bebé.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Tipos de leche materna

Cada una de las fases del amamantamiento conlleva diferentes clases de leche. De hecho, según el bebé va creciendo, existen distintos tipos de leche materna, con distinta duración y contenido nutricional.

La composición de la leche materna siguen siendo la misma que se ha listado anteriormente, pero cambian las cantidades de los distintos componentes.

Los diferentes tipos de leche materna son el calostro, la leche transicional y la leche madura:

El calostro: la primera leche materna

El calostro es la primera leche que mama el bebé, considerándose por los expertos como oro líquido, dadas sus enormes beneficios, especialmente para el sistema inmune.

Además de la gran cantidad de glóbulos blancos, tiene mayor concentración de minerales y vitaminas que la leche madura, destacando la A, E y K. El nivel de proteínas también es mayor.

Su alto contenido en beta caroteno dota al calostro de su peculiar color amarillento.

Leche de transición: primeros 15 días

Tras la subida de la leche se da el paso de calostro a leche de transición, siendo la leche típica de la lactancia el primer mes.

Presenta un color y textura más cremoso, mayor cantidad de grasa, calorías y lactosa: el azúcar de la leche. Dado su alto nivel de grasa, el recién nacido gana bastante peso estos días.

También está cargada de anticuerpos, glóbulos blancos y otros componentes que favorecerán el sistema inmune del bebé, solo que en proporción el cambio más característico es el aumento de grasa.

Se considera leche de transición hasta que el bebé cumple los 15 días, momento a partir del cual comenzará a pasar a leche madura.

Leche madura: hasta el fin de la lactancia

Cuando el bebé cumple 1 mes tu leche ya es totalmente madura.

La leche madura tiene abundantes proteínas, azúcares, vitaminas, minerales, hormonas, factores de crecimiento... siendo menos grasa que la leche de transición.

A partir de aquí hasta que decidas destetar, la composición de tu leche seguirá siendo similar, con cambios puntuales si por ejemplo el bebé y tu enfermáis: se enriquecerá en anticuerpos específicos contra dicha enfermedad.

Tipos de leche materna
Leche Duración Propiedades
Calostro 48-72 horas Globulos blancos, vitaminas y minerales
Leche de transición 15 días Mucha grasa, glóbulos blancos y lactosa
Leche madura Desde 15 días hasta el final de la lactancia Más equilibrada: mejor alimento para el bebé

Preguntas frecuentes sobre los componentes de la leche materna

¿Qué es la leche de pretérmino?

La que tienen las madres que han tenido un bebé prematuro, siendo leche especialmente adecuada para ellos: contiene mayor cantidad de grasas, proteínas, vitaminas y minerales, durando aproximadamente el primer mes del bebé prematuro.

¿Cuál es el principal hidrato de carbono de la leche materna?

Es la lactosa, aportando el 40% de la energía que el bebé necesita. Además, mejora la absorción y fijación de calcio y hierro.

¿Qué hace la caseína en la leche materna?

Alrededor del 30% de las proteínas de la leche materna son caseína, la cual cuaja en el estómago del bebé, saciándolo por más tiempo. Además, tiene propiedades antimicrobianas.

¿Qué vitamina no contiene la leche materna?

La vitamina D, por ello se recomienda su administración a los bebés hasta el primer año de vida, para evitar así enfermedades como el raquitismo.

Fuentes del artículo
  1. Ballard, O., & Morrow, A. L. Human milk composition: nutrients and bioactive factors. Pediatric Clinics of North America, 60(1), 49-74. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2012.10.002
  2. Alsaweed, M., Lai, C. T., Hartmann, P. E., Geddes, D. T., & Kakulas, F. Human Milk Cells and Lipids Conserve Numerous Known and Novel miRNAs, Some of Which Are Differentially Expressed during Lactation. PloS One, 11(4), e0152610. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0152610

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.