Mamás y Papás

Alcohol y lactancia: un consumo leve y separado de la toma es seguro

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
145 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Alcohol y lactancia son compatibles en madres lactantes de bebés mayores de 3 meses siempre que se haga un consumo ocasional y moderado, separándolo todo lo posible de la toma del bebé.

Alcohol y lactancia

A estas alturas todo el mundo tiene claro que en el embarazo no se debe beber alcohol. Ni una gota.

Sin embargo: ¿Podemos mezclar alcohol y lactancia materna en la alimentación de la madre lactante?

Los primeros 3 meses de vida del bebé puede resultar peligroso mezclar lactancia y beber alcohol. El recién nacido es muy pequeño, y para su metabolismo es muy complicado eliminar el alcohol, aunque sean cantidades mínimas.

Para madres de bebés de más de 3 meses, beber alcohol en lactancia puede ser una opción, siempre que se haga de manera moderada y se intente separar lo máximo posible su consumo de la próxima toma.

Un consumo continuado de alcohol durante la lactancia materna se ha asociado a menor producción de leche, bajo peso, e incluso efectos de sedación en los bebés, afectando muy perjudicialmente a su desarrollo.


El alcohol pasa a la leche materna

Cuando tomamos una bebida alcohólica, el alcohol pasa a nuestro torrente sanguíneo, y en consecuencia: el alcohol se va a la leche materna.

Cuanta más cantidad tomemos de alcohol, más pasará a la leche materna, y tardará más tiempo en eliminarse.

Madres con bebés de más de 3 meses, que hayan consumido cantidades mínimas: si toman alcohol pueden amamantar. La concentración de alcohol en sangre será muy baja, y en leche aún más.

Por ello, y teniendo en cuenta que en recién nacidos no se recomienda el consumo de alcohol en ninguna circunstancia, un consumo puntual y en cantidades pequeñas no es perjudicial para bebés mayores de 3 meses.

Para que la leche materna tuviera una concentración de alcohol dañina para el bebé, la madre tendría que estar totalmente ebria en el momento de la toma, y aún así, sería más peligroso el riesgo de que se le cayera el bebé que el del alcohol en la leche (1) .


Cerveza y lactancia

A pesar de ello, no todos los alcoholes son iguales, siendo menos recomendables los de alta graduación.

Tomarse dos cervezas, o 1 copa de vino en lactancia no tiene por qué ser peligroso, pero varias copas al día sí que suponen suficiente alcohol como para dañar el metabolismo del bebé.

Entonces: ¿Es malo tomar cerveza durante la lactancia? depende de la cantidad que tomes, y lo que distancies su ingesta con la próxima toma.

Por ejemplo, si te bebes un litro de cerveza, tendrías que esperar demasiado para dar la próxima toma, siendo perjudicial para tu bebé.

Pero si te tomas 2 cervezas pequeñas, no es necesario distanciar la toma más de lo normal: tu alcohol en sangre es muy bajo, y en la leche mínimo.


¿Cuánto tiempo después de tomar alcohol puedo amamantar?

Depende de la cantidad de alcohol que se haya tomado: a mayor consumo, más tiempo tardará en eliminarse del torrente sanguíneo, y con ello de la leche.

Lo interesante es conocer cuándo tiempo dura el alcohol en la leche materna. Si se ha tomado una cantidad moderada de alcohol: menos de 1 copa, este se elimina por completo en las 3-4 horas que suelen separar una toma de otra en lactancia materna.

Por ello, si vas a beber algo de alcohol de manera ocasional, lo mejor es hacerlo justo después de la toma del bebé. Así para cuando le vayas a dar la próxima toma, tu cuerpo ya lo habrá metabolizado.

¿Cuándo puedo dar pecho después de tomar alcohol? Pues depende directamente de la cantidad que hayas consumido y de tu peso: a menor peso, más alcohol en sangre tendrás, y más tiempo tendrás que esperar para que se elimine por completo.

Pero hay expertos que, en bebés mayores de 3 meses, consideran más peligroso que se distancien las tomas para esperar a que la madre no tenga nada de alcohol en sangre que lo que pueden suponer cantidades pequeñas de alcohol en la leche de manera ocasional.

En resumen: si has bebido alcohol de manera puntual, distancia la toma lo que puedas dentro de la normalidad. Evita siempre dar el pecho a tu bebé mientras estés ebria, tanto por el alcohol en leche como por lo peligroso que es para el bebé.


Preguntas frecuentes sobre Alcohol y lactancia materna

¿Son fiables las tablas de alcohol y lactancia?

No, es mejor guiarte por el sentido común. Las tablas de alcohol y lactancia estiman, en función del peso de la madre el tiempo de espera antes de la próxima toma al bebé: a menor peso, más tiempo.

No tiene sentido porque no todos los metabolismos son iguales. Además, distanciar las tomas es peligroso para ti, por congestión del pecho, y para tu bebé: la lactancia es a demanda.

Consume cantidades reducidas de alcohol justo después de la toma, así para cuando le vuelva a tocar mamar la cantidad de alcohol en leche será mínima.

¿Cuánto tarda el alcohol en desaparecer del cuerpo?

Depende de muchos factores: de la cantidad de alcohol, del peso, del metabolismo, del hábito de consumo, del tipo de alcohol... Pasando de 1 hora a varias en los casos más desfavorables.

Si estás dando el pecho a tu bebé, sólo puedes beber alcohol en cantidades muy pequeñas y de manera ocasional.

¿Son compatibles cerveza cero y lactancia?

Sí, la cerveza cero no tiene alcohol, por lo que puedes tomarla sin problema durante la lactancia.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.