Mamás y Papás

Lactancia en tándem: no hay por qué destetar a un hijo cuando nace otro

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
27 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La lactancia en tándem es cuando damos de mamar simultáneamente al hijo mayor y al pequeño, teniendo leche de sobra para los dos. No tiene riesgos, y la producción de leche será alta gracias al estímulo del hermano mayor.

Lactancia en tándem: amamantar a dos bebés

Se llama lactancia en tándem cuando damos de mamar a nuestro hijo mayor y al recién nacido simultáneamente.

Es un tema que suele suscitar muchas dudas, ya que para hacerlo no hay que destetar al mayor durante el embarazo, y a partir del parto tendrán que compartir el pecho.

La lactancia en tándem es posible, aunque puede resultar agotadora, especialmente porque el hermano mayor suele volverse más demandante.

Puedes dar de mamar a los dos peques a la vez, uno de cada pecho, o que mame primero el más pequeño y luego el mayor.

Es importante que durante el primer mes de lactancia coloques primero al pecho al recién nacido para asegurarte de que el agarre es correcto, y una vez comprobado ya puede empezar el mayor.

Cuando haces lactancia en tándem, la composición de la leche se adapta siempre a las necesidades del recién nacido (1) .

Por ello, es común que los hermanos mayores suelan engordar durante la lactancia en tándem.


Lactancia en tándem: riesgos

No hay riesgos ni para la madre ni para el bebé por continuar con la lactancia durante el embarazo, ni por hacer lactancia en tándem una vez que nazca el recién nacido.

¿Tendré leche para los dos? Como el hermano mayor estimula mucho el pecho, no hay riesgo de quedarte sin leche: ¡al contrario! hay leche de sobra para ambos, no te preocupes.

De hecho, una vez que nazca el bebé el hermano mayor también tomará el calostro, siendo para él como volver a recibir una súper vacuna.

No hay problema en que así sea, siempre que te asegures de que el recién nacido mama suficiente calostro.

Tampoco hay ningún riesgo para ti si sigues dando el pecho mientras estás embarazada: la producción baja mucho, y con ello el gasto energético: el cuerpo se centra en el embarazo.

Nuestra opinión experta

El único riesgo real es el de recibir opiniones y consejos de todo el mundo: haz lo que tú consideres oportuno y no dejes que nadie se entrometa en cómo alimentas a tus peques.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Dar el pecho mientras estoy embarazada

Aunque sea un tema tabú, como muchos de los relacionados con la lactancia materna, no hay ningún problema por seguir dando el pecho durante el embarazo.

Lo que sí que puede pasar, es que tu bebé note la leche rara, y especialmente escasa, ya que durante la gestación la producción baja mucho.

Como durante el embarazo hay poco, tras la subida de la leche se emocionan por la enorme cantidad, y suelen volverse muy demandantes.


El hermano mayor durante el tándem

Ya sea por celos de ver al recién nacido en tu pecho, o porque vuelve a haber leche en cantidad tras la sequía del embarazo, el hermano mayor suele aumentar su demanda en el tándem.

De hecho, suele querer mamar cada vez que lo hace el recién nacido, y puede mantenerse los primeros meses, pudiendo resultar agotador y desesperante para la madre.

Es común durante la lactancia en tándem que la madre sienta agitación por amamantamiento hacia el hermano mayor: no querer que mame.

La agitación por amamantamiento es un rechazo hacia el hermano mayor, una necesidad de que de golpe crezca y deje de depender de ti, un nerviosismo inquieto cada vez que quiere mamar (2) .

Si te está ocurriendo tienes que estar tranquila, es muy común. Es una respuesta natural e instintiva de tu cuerpo, que pide que te centres en el hermano pequeño, que es totalmente dependiente de tu leche.

Si sientes que es lo mejor, o ya no puedes más, no hay problema en destetar al hermano mayor, siempre que lo hagas poco a poco y desde el respeto y el amor que le tienes.

Nuestra opinión experta

La agitación por amamantamiento es muy normal. No te sientas mala madre. Pide ayuda para gestionar la situación y ten paciencia, poco a poco desaparecerá, especialmente tras el destete.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre la lactancia en tándem

¿Por qué mi bebé más pequeño se atraganta durante el tándem?

La succión del hermano mayor estimula un reflejo de eyección muy fuerte, que el recién nacido no sabe gestionar.

Puedes poner primero en un pecho al hermano mayor, y cuando lo haya vaciado un poco poner al bebé.

¿Lavar el pecho del que ha mamado el mayor antes de que mame el bebé?

No, los virus en casa están por todas partes, y no vas a poder evitar (ni debes) el contacto entre hermanos, por lo que no tiene sentido preocuparse por eso.

¿Puedo dejar un pecho para cada hijo?

Si te preocupa que el pequeño no coma lo suficiente es una opción, aunque tendrás leche de sobra lo hagas como lo hagas.

Fuentes del artículo
  1. Ballard, O., & Morrow, A. L. Human milk composition: nutrients and bioactive factors. Pediatric Clinics of North America, 60(1), 49-74. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2012.10.002
  2. Padró, A. Destete. Final de una etapa. Penguin Random House Grupo Editorial España. https://www.google.ie/books/edition/Destete_Final_de_una_etapa/vR8ZEAAAQBAJ?hl=es&gbpv=0

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.