Mamás y Papás

Clínica de fecundación in vitro: cuando la inseminación no es suficiente

logo Roams
Última actualización: 20 de diciembre de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Las clínicas de fecundación in vitro son centros especializados en conseguir un embarazo en mujeres o parejas con diagnóstico de infertilidad, existiendo muchas opciones en función del motivo de la esterilidad.

Clínicas de fecundación in vitro

Una clínica de fertilidad es un centro médico especializado en la reproducción al que recurren parejas que no consiguen concebir, parejas lesbianas y madres solteras.

En ella trabaja un equipo de especialistas en fertilidad, más especializados en la reproducción que un ginecólogo, los cuales tratan problemas reproductivos leves y complejos en hombres y mujeres.

Las clínicas para fertilidad realizan diversas pruebas para descubrir cuál es el problema de fertilidad que está impidiendo el embarazo, y recomiendan un tratamiento específico para cada caso.

Así se consiguen aumentar las posibilidades de concebir, ajustado a la situación específica de cada pareja:

  • Inseminación artificial: colocación en el útero de una muestra de semen de calidad mejorada. Se usa en parejas que no tienen graves problemas de fertilidad, ya que es una técnica muy sencilla.
  • Fecundación in vitro: es un procedimiento mucho más complejo. Se procede a estimular hormonalmente a la mujer para extraerle óvulos que se inseminan en placa con los espermatozoides. Una vez que los embriones tienen entre 3 y 5 días se transfieren a la madre para que aniden en el útero.
  • Ovodonación: fecundación in vitro con óvulos procedentes de donante.
  • Método ROPA para parejas lesbianas: donación de óvulos dentro de la pareja. Así, una de las chicas gestaría el embarazo, pero el óvulo procede de la otra.
  • Adopción de embriones: se transfiere a la mujer un embrión sobrante de otra pareja.
  • Vitrificación de óvulos: congelación ultrarrápida de ovocitos, para mejorar la viabilidad celular. Es útil para mujeres que quieren ser madres más adelante o que tienen que someterse a un tratamiento con quimioterapia o radioterapia.

Se recomendará siempre un tratamiento de fertilidad, empezando siempre por el más sencillo que sea viable dado el motivo de la esterilidad, y se irá aumentando la complejidad si fuese necesario.


¿Quién necesita una clínica privada de fecundación in vitro?

La recomendación médica general para parejas sanas, es intentar concebir de manera natural 12 meses en mujeres menores de 35, y 6 meses en las que que superen esa edad (1) .

El médico analizará el caso y determinará qué está impidiendo la concepción, existiendo ciertas ocasiones en las que no es suficiente con la inseminación artificial, y se requiere un proceso de fecundación in vitro:

  • En casos de esterilidad masculina: cuando los espermatozoides no son capaces de fecundar el óvulo por si mismos:
    • Oligospermia: concentración de espermatozoides baja.
    • Astenozoospermia: mala o insuficiente movilidad en los espermatozoides.
    • Teratospermia: porcentaje elevado de espermatozoides con forma no adecuada.
    • Necrospermia: gran cantidad de espermatozoides muertos en el eyaculado.
    • Azoospermia: no hay presencia de espermatozoides en la eyaculación.
  • Problemas de fertilidad en la mujer:
    • Alteraciones en las trompas de Falopio, como obstrucciones, ligadura de trompas o baja permeabilidad tubárica, impidiendo una correcta ovulación o incluso siendo necesario recurrir a óvulos de una donante.
    • Patologías, como endometriosis o miomas.
    • Baja reserva ovárica: poca disponibilidad de óvulos, muy frecuente en mujeres mayores de 37 años.
    • Edad de la mujer: cerca de los 40 la fertilidad ya está comprometida, siendo necesario recurrir a las altas tasas de éxito de la FIV para lograr un embarazo.
  • Fallos previos de inseminación artificial.

Pero no sólo quieren tener hijos parejas compuestas por un hombre y por una mujer. También hay parejas lesbianas o mujeres solteras que quieren ser madres.

En estos casos, lo más frecuente es recurrir a inseminación artificial con semen de donante, a no ser que existan problemas de fertilidad en la mujer, para lo cual se recurriría a la FIV.

También existe la opción de hacer la FIV por la Seguridad Social, pero es necesario cumplir una serie de requisitos y aguantar las listas de espera, que pueden llegar a ser de años en función de la Comunidad Autónoma.


Cómo elegir la mejor clínica de fecundación in vitro en España

Cuál es la mejor clínica de fertilidad de España depende de muchos factores, ya que una clínica puede ofrecer tratamientos más punteros, como ovodonación, pero quizás no son los que tú necesitas ya que con algo más simple te es suficiente.

A día de hoy, muchas fecundaciones in vitro se hacen por el método de la inyección espermática, conocida como ICSI, la cual consiste en forzar la fecundación inyectando el espermatozoide dentro del óvulo.

Esta es muy útil especialmente cuando se cuentan con pocos óvulos o espermatozoides viables, ya que se asegura el paso de la fecundación.

A día de hoy está muy extendida, pero si necesitas una ICSI deberás asegurarte de acudir a una clínica que disponga del instrumental necesario.

Por ello, estos son los factores que debes valorar para elegir la mejor clínica de fertilidad para ti:

  • Disponibilidad de tratamientos e instalaciones. Algo importante es que la clínica disponga de un tratamiento integral para que puedan acompañarte en todo el proceso: diagnóstico, laboratorio, quirófano...
  • Especialistas: es muy importante que el personal esté especializado y además te trate de manera cercana. Deben explicarte cuál es vuestro problema de fertilidad y qué tratamiento se va a seguir, resolviendo todas vuestras dudas.
  • Atención personalizada: lo ideal es que sea el mismo médico el que os atienda a lo largo de todo el tratamiento.
  • Horarios amplios, ya que puede darse el caso de que os toque acudir muchas veces. También es recomendable que tenga un servicio de atención telefónica 24h, por si tenéis cualquier urgencia.
  • Tasas de éxito: el centro dispone de certificados y reconocimientos de calidad oficiales.
  • Localización: como nunca se sabe lo que se puede alargar el proceso y te vas a tener que desplazar varias (o muchas) veces, lo mejor es optar por clínicas de fecundación in vitro en España cerca de ti.
  • Precio: dado los altos costes, siempre conviene hacer una comparación de precios previa. La clínica de fertilidad debe aportarnos un presupuesto detallado que especifique qué está incluido y qué no. Por ejemplo, debes tener en cuenta que la medicación hormonal no se incluye nunca, suponiendo de 600 a 1200€ adicionales en función de la dosis que necesites. De hecho, algunas clínicas disponen de mecanismos de financiación.

Preguntas frecuentes sobre las clínicas de fecundación in vitro

¿Qué es mejor las clínicas para fecundación in vitro o la Seguridad Social?

Depende: la ventaja de la Seguridad Social es que el tratamiento te saldrá gratuito, pero en función de la Comunidad Autónoma en la que te hagas el tratamiento puede haber más o menos tiempo de espera.

Debes por ello valorar, según tu edad, si te merece la pena esperar a hacerlo por la pública o no, ya que uno de los requisitos de acceso es que la mujer tenga menos de 40 años en el momento del tratamiento, y la listas de espera pueden ser de 1-2 años.

¿Todas las clínicas tienen la tecnología para hacer una ICSI?

No, por lo que debes informarte antes de elegir una clínica de fecundación in vitro.

¿Cuántos ciclos de fecundación in vitro se incluyen por la Seguridad Social?

Siempre que se superen los requisitos de acceso, el tratamiento de la Seguridad Social incluye 3 intentos de fecundación in vitro.

Fuentes del artículo
  1. Bartolomé, P. Las leyes de la fertilidad. BOOKBABY.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.