Mamás y Papás

Riesgos de la fecundación in vitro: para la madre y para el propio embarazo

logo Roams
Última actualización: 7 de febrero de 2024
Laura Remolina
3 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los riesgos de la fecundación in vitro se deben principalmente a la fuerte estimulación hormonal, a la invasividad del proceso y al aumento de probabilidad de un embarazo múltiple o ectópico.

Fecundación in vitro: riesgos

La fecundación in vitro (FIV) es un tratamiento de fertilidad que consiste en la estimulación hormonal de la mujer, la extracción de óvulos para fecundarlos con espermatozoides en el laboratorio y volver a transferir los embriones al útero para su anidación.

La fecundación in vitro es un proceso largo y bastante invasivo ya que requiere una fuerte estimulación ovárica hormonal de la mujer, así como para que el embrión pueda implantarse en el endometrio.

La complejidad de la técnica hace que tenga elevadas tasas de éxito, pero que del mismo modo existan ciertos riesgos para la mujer y para el propio embarazo.

Por ello, conviene analizar uno a uno qué riesgos tiene la fecundación in vitro, valorando así si realmente nos queremos someter al proceso o es suficiente con técnicas más sencillas como la inseminación artificial.


Riesgos para la madre en la fecundación in vitro

Aunque la FIV tiene tanto ventajas como desventajas, uno de los principales contras es que es un tratamiento de fertilidad muy invasivo para la mujer.

Para minimizar los riesgos de la fecundación in vitro, existe un minucioso control del proceso por parte del especialista en fertilidad, pudiendo actuarse cuanto antes en caso de que se detectase cualquier anomalía.

Los principales inconvenientes de la FIV surgen de los distintos pasos del proceso, los cuales conllevan siempre cierta exposición a distintos peligros:

Riesgos de la estimulación ovárica hormonal

La fecundación in vitro requiere un fuerte tratamiento a base de gonadotropinas para la estimulación ovárica de la mujer, el cual es mucho más fuerte que en el caso de la inseminación artificial.

El tratamiento suele consistir en inyecciones a diario en la piel del abdomen inferior, haciendo que sea incómodo para la mujer el tener que pincharse todos los días.

Las dosis de la medicación hormonal son mucho más elevadas que en el caso de la inseminación artificial, lo cual se traduce en precios más elevados (en torno a 1000€ en medicación) y mayores reacciones adversas.

En los casos más graves puede llegar a desarrollarse síndrome de hiperestimulación ovárica, caracterizado por náuseas, vómitos, diarreas, hinchazón y dolor abdominal.

Es importante por ello consultar con tu médico si son normales los síntomas que padeces, pudiendo adelantarse en caso de que se complicase.

Complicaciones en la FIV: sangrado e infecciones

De los distintos pasos de la fecundación in vitro, la aspiración folicular es el más invasivo, el cual consiste en la extracción de los óvulos de la mujer vía vaginal.

Se hace bajo anestesia para que no sienta dolor, y el especialista irá aspirando uno a uno los folículos antrales que contengan óvulos maduros, controlando el proceso en todo momento por ecografía.

Este procedimiento puede dar lugar a complicaciones, como leves hemorragias (se da en menos de un 9% de los casos) e infecciones (0,02%).


Riesgo de mellizos en la fecundación in vitro

Una vez que se generan los embriones y estos están en fase de blastocisto (de 3 a 5 días), llega el momento de transferirlos al útero materno.

Si solo se transfiere 1 no existe riesgo de embarazo múltiple, pero si se transfieren 2 ó 3, las posibilidades de embarazo múltiple aumentan, pudiendo dar lugar a mellizos o incluso trillizos.

Esta idea puede no molestar a algunas futuras mamás o papás, pero no es el caso de todo el mundo, dado que un embarazo múltiple tiene además más riesgos asociados.

Por ello, la Ley 14/2006 de las Técnicas de Reproducción Asistida establece que como máximo se pueden transferir un total de 3 embriones por ciclo de fecundación in vitro (1) .

La decisión de cuántos embriones transferir depende de la clínica de fertilidad o centro en el que te realices el tratamiento, basándose en la existencia de patologías que comprometan la fertilidad, calidad de los embriones, intentos previos etc...


Más probabilidades de embarazo ectópico

Cuando te sometes a un proceso de FIV, las probabilidades de tener un embarazo ectópico se multiplican por 5 respecto a una concepción natural, pasando a ser de un 2-5%.

Un embarazo ectópico se denomina a aquel en el que el embrión no anida en el interior del útero, sino que lo hace en un lugar no adecuado, generalmente en las trompas de Falopio.

En estas condiciones, el desarrollo embrionario no es posible, originando a partir de la semana 6 de embarazo grandes hemorragias vaginales a la madre, así como dolor y aborto espontáneo.

Esto requiere de un tratamiento con metotrexato para detener el crecimiento del embrión y que se reabsorba, o en los casos en los que estuviera más avanzado, practicar un legrado ya que un embarazo ectópico no es compatible con la vida.


Preguntas frecuentes sobre los riesgos de la fecundación in vitro

¿La fecundación in vitro tiene riesgos para el bebé?

No. Una vez que se logra el embarazo, el embrión pasa a desarrollarse con normalidad, aunque existe una mayor probabilidad de aborto o de parto prematuro que en embarazos concebidos por métodos naturales.

Sin embargo, esto no se debe al proceso de FIV, sino a los problemas de esterilidad o fertilidad materna que ha hecho necesaria la fecundación in vitro: edad avanzada, existencia de patologías, baja calidad de los gametos...

¿Los bebés nacidos por fecundación in vitro tienen más riesgo de padecer cardiopatías?

Existe un estudio que concluye que los bebés nacidos por FIV tienen un 50% más de probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas, pero debería estudiarse más al respecto.

Además, las cardiopatías suelen ser hereditarias, por lo que esto parece indicar que no están causados por la FIV, sino por problemas genéticos en los óvulos.

¿Tras una fecundación in vitro el riesgo de aborto aumenta?

, teniéndose tras una FIV un 10-20% de probabilidades de aborto espontáneo, superior a las de un embarazo natural.

Fuentes del artículo
  1. BOE. (s. f.). Ley 14/2006, de XXVI de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida. https://www.boe.es/eli/es/l/2006/05/26/14/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.