Mamás y Papás

Estimulación del bebé de 1 mes: conociendo el mundo fuera de mamá

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
2.220 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La estimulación del bebé de 1 mes tiene como objetivo que vaya poco a poco conociendo su cuerpo y entorno, existiendo algunas actividades específicas para estimularle a nivel motor, cognitivo, sensorial o afectivo.

Estimulación temprana en el bebé de 1 mes

Desde el nacimiento, la estimulación de los bebés de 0 a 1 meses es efectiva para su desarrollo, vínculo afectivo y autoestima.

La estimulación temprana del bebé de 1 mes busca que vaya desarrollando poco a poco sus sentidos y capacidades cognitivas y motoras mediante la interacción con su mamá y familiares.

Para que en bebés de 1 mes la estimulación sea efectiva es conveniente que se haga varias veces al día, repitiendo las acciones.

El objetivo es que mediante los ejercicios de estimulación del recién nacido el bebé sea consciente poco a poco de sus sentidos, sensaciones y de la seguridad que le transmitimos mediante el contacto físico.

Además de captar la curiosidad del bebé, la estimulación durante el primer mes tiene ventajas para la madre o familiar que haga las actividades: mejora del vínculo afectivo (1) , vital para ambos.

Si te preocupa que exista algún déficit en el desarrollo de tu recién nacido, podría interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites.

Hazle a tu recién nacido un seguro de salud


Ejercicios de estimulación temprana en bebés de 1 mes

Los primeros días de vida del recién nacido son una adaptación tanto para el bebé como para los familiares.

El bebé irá conociendo poco a poco el entorno que le rodea y su nueva vida extrauterina, así como al resto de la familia ya que a día de hoy sólo conoce a su mamá.

La estimulación con 1 mes tendrá que darse de manera paralela a la adquisición de capacidades, y se llevarán a cabo unos ejercicios u otros en función de qué área abarquemos:

Juegos para la estimulación motriz del bebé 1 mes

La estimulación motora del bebé de 0 a 1 meses debe adaptarse a las capacidades de cada peque, siendo siempre una actividad que les debe resultar cómoda y placentera.

A partir del primer mes los recién nacidos empiezan a separar la cabeza del suelo cuando les colocamos boca abajo: postura conocida como tummy time.

Ponerles un mínimo de 30 minutos al día tumbados boca abajo, a ratitos, es una estimulación ideal para bebés de 1 mes y de todas las edades, ya que fortalecen músculos de brazos, cuello y espalda (2) .

Estos son algunos ejercicios que puedes hacer para estimular las habilidades motoras del recién nacido:

  • Acunarlo desnudo, cambiando las posturas en las que lo mecemos: boca arriba, boca abajo, de un lado, del otro...
  • Con el bebé tumbado boca arriba, flexiona sus brazos y estíralos con suavidad por encima de su cabeza, para que vayan ganando poco a poco movilidad.
  • Dobla sus piernas sobre sí mismas, hacia la barriguita, o haz bicicletas. Además de estimularle es bueno para las molestias producidas por los gases.
  • Evita que esté por mucho tiempo en la misma postura: ponle tumbado boca abajo a ratitos, o en la hamaca, porteo, carrito, sobre tu pecho... también lograrás evitar deformaciones craneales.

Ejercicios de estimulación cognitiva para bebés de 1 mes

La estimulación cognitiva del bebé recién nacido consiste en activar sus reflejos, así como familiarizarle con el lenguaje desde el primer momento:

  • Reflejo plantar: acaricia su planta del pie para que la estire, y acércate presionando a la base de los dedos para que los encoja.
  • Reflejo de presión: abre con suavidad el puño del bebé e inserta tu dedo. Cuando te lo agarre, intenta sacarlo con delicadeza para que haga fuerza.
  • Reflejo de succión: con las manos limpias, roza sus mejillas o labios para que intente succionarlo. También puedes hacerlo con el pecho.
  • Para estimular el lenguaje, habla al bebé con suavidad durante el día: mientras le bañas, dándole un masaje, al pasear en el carrito... Tu voz le tranquilizará, ya que la oía durante el embarazo.
  • Imítale y hazle gestos: para la estimulación del bebé de 1 mes y medio en adelante es útil hacerle muecas y ver cómo te observa, pudiendo incluso escapársele sus primeras sonrisas.

Ejercicios de estimulación de los sentidos de un bebé de 1 mes

En la estimulación del bebé de 1 mes de nacido toman especial importancia los sentidos, haciéndose diferentes ejercicios en función de cuál de ellos queramos trabajar:

  • Vista: tumbado boca arriba, mueve objetos por encima de su cabeza para que los siga con la mirada, cambiando la dirección.
  • Olfato: acércalo a tu cuerpo y que pueda olerte: tu pecho, tu cuello, tus manos... Mucho cuidado con ponerle colonias, no están recomendadas ya que los olores fuertes anulan su capacidad olfativa, pudiendo interferir en la lactancia materna.
  • Oído: mueve un sonajero por encima de su cabeza y desplázate hacia los lados para que gire el cuello siguiendo el sonido. También puedes hacerlo con tu propia voz, llamándole desde distintos puntos de la habitación.
  • Tacto: hazle un breve masaje sensorial todos los días después del baño: frótale las manos, los deditos uno a uno, los pies, la carita...

También es vital estimular su afecto: háblale cariñosamente mientras le acaricias con suavidad la cara, di su nombre y cuéntale cosas mientras le masajeas, haz contacto piel con piel...

El cariño y la cercanía son necesarios para su autoestima.

En resumen, los ejercicios de estimulación serán diferentes en función de la edad del bebé y de qué área de su neurodesarrollo queramos estimular:

Ejercicios de estimulación temprana del bebé de 1 mes
Área Ejercicios de estimulación
Motora Ponle tumbado boca abajo un mínimo de 30 minutos al día a ratitos. Mueve sus brazos y piernas, flexionándolos y estirándolos.
Cognitiva Pon a prueba sus reflejos: toca las plantas de los pies, que te coja el dedo con la mano, estimula su succión...
Lenguaje Háblale durante el día, con voz suave. Comunícate con él aunque aún no te entienda.
Sensitiva Estimula sus sentidos moviendo objetos sobre él, hablándole para que gire la cabeza en busca del sonido, dándole masajes después del baño...
Afectiva Dale todo el cariño que puedas: acaríciale, cántale, mécele, haz contacto piel con piel... demuéstrale tu amor y ternura siempre que puedas.

Preguntas frecuentes sobre la estimulación del bebé de 1 mes

¿Qué juguete es bueno para estimular al bebé de 1 mes?

Los bebés de 1 mes no necesitan tantos juguetes, sino nuestro tiempo, atención y sobretodo cariño.

Es importante evitar juguetes ruidosos, y limitarse a aquellos sensoriales que pueda coger y explorar.

¿Qué pasa si no se estimula al bebé de 1 mes?

Mantener al bebé estimulado ayuda a su correcto desarrollo neurológico, por lo que no hacerlo puede repercutir en que crezca con ciertas carencias, especialmente a nivel afectivo.

¿Cómo estimular al bebé si llora al ponerlo boca abajo?

Al tumbarlos boca abajo algunos bebés lloran y se sienten incómodos.

Túmbale a ratitos y permanece junto a él, que te vea, para que no se sienta solo. Si llora, vuelve a cogerle: poco a poco irá aguantando más tiempo sin llorar.

Fuentes del artículo
  1. autores, V. Estimulación temprana y psicomotricidad. Wanceulen S.L. https://books.google.ie/books?id=b6n_CgAAQBAJ&pg=PA47&dq=hitos+evolutivos+bebe&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwiqv_blvtX7AhVahFwKHfzLBKQQ6AF6BAgFEAI#v=onepage&q=hitos%20evolutivos%20bebe&f=false
  2. Nicosia, M. Estimulacion temprana del bebe/ Early Baby Stimulation: Cuidado, caricias, palabras, miradas y juegos en la etapa de desarrollo del bebe. DOS Tintas Sa.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.