Mamás y Papás

Estimulación en niños de 2 a 3 años: mucho juego libre y conversación

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
660 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La estimulación del niño de 3 años se centra en seguir trabajando las áreas motoras gruesas y finas, cognitivas y lingüísticas, siendo una etapa en la que los peques tienen una gran evolución.

Estimulación de 2 a 3 años

Con 3 años los peques experimentan una gran evolución tanto en su motricidad como a nivel cognitivo y lingüístico.

La estimulación temprana a los 3 años trabaja habilidades motoras para aumentar su coordinación y motricidad fina, así como en las áreas afectivas, cognitivas y lingüísticas.

La estimulación temprana de 2 a 3 años es muy importante para el desarrollo lingüístico del peque, observándose a esta edad grandes diferencias en el vocabulario y pronunciación de unos niños a otros.

A pesar de que ya controlan gran cantidad de palabras son capaces de entender muchas más que las que pueden emplear: está en nuestra mano ayudarles.

Si te preocupa que la estimulación para niños de 3 años no sea efectiva para tu peque podría interesarte hacerle un seguro privado de salud para que le revisen especialistas.

Hazle a tu niño un seguro de salud


Actividades de estimulación temprana para los 3 años

Antes de comenzar con las actividades para la estimulación temprana de 2 a 3 años hay que conocer algunas pautas (1) para hacerlas de manera respetuosa:

  • Respeta el ritmo de cada niño: no le compares con los demás, ni intentes que avance a mayor velocidad de la que le permite su desarrollo. Cada peque consigue los hitos evolutivos a su ritmo, generalmente antes de una edad límite establecida por los pediatras.
  • Estimula siempre mediante el juego. No le fuerces a hacerlo si no les apetece: no sería ni respetuoso ni efectivo.
  • Haz los ejercicios en el momento adecuado: si el niño está demasiado cansado, enfadado o tiene hambre no participará adecuadamente.

Adapta siempre la estimulación temprana para niños de 3 años a la situación y ritmo evolutivo de cada peque: no por hacer actividades más complejas se estimula más, deben ser las adecuadas a sus avances.

Estimulación motora en niños de 3 años

En cuanto a las capacidades motoras podemos distinguir dos aspectos: la motricidad gruesa, que consiste en mejorar su equilibrio, coordinación y tonificación muscular y la motricidad fina, que se trabaja mediante manualidades.

La estimulación de la motricidad gruesa para niños de 3 años no es útil si no se acompaña de juego libre diario al aire libre para que practiquen (2) sus logros y aprendan de observar cómo lo hacen los demás.

Lleva a tu peque al parque: tienen que correr, saltar, trepar... y hacerlo en compañía de otros niños. Es necesario para que aprenda a relacionarse, como para mejorar su descanso por la noche.

Podemos estimular su equilibrio y coordinación con distintos juegos:

  • Hacer circuitos de obstáculos: a ser posible al aire libre, aunque si llueve pueden hacerse en casa.
  • Que te ayuden en el supermercado: cogiendo productos y metiéndolos en el carrito.
  • Jugar con carritos y bebés, cocinitas o juegos de bloques.
  • Baila con ellos diferentes canciones, si es delante de un espejo ¡mejor!
  • Practica los saltos: enséñales a saltar con los pies juntos, a la pata coja, distancias más o menos largas... y si ha llovido, botas de agua, ropa impermeable y a saltar en los charcos.

Para trabajar su motricidad fina pueden hacerse diferentes manualidades o actividades de estimulación:

  • Hacer pulseras con lana y macarrones que previamente hayamos pintado de colores.
  • Que haga bolas de papel de distintos tamaños y que las lance para intentar encestar en un cubo colocado cerca.
  • Dibujar: con lapiceros, pintura, con las manos...
  • Crear figuras con plastilina o con arcilla, hazlas junto a él para que vea cómo haces una bola, un churrito, cómo la aplastas...

Ejercicios de estimulación cognitiva para niños de 3 años

Los niños de 3 años tienen una enorme plasticidad cerebral: son capaces de crear nuevas conexiones neuronales, aprendiendo a resolver un problema de una u otra manera.

Para estimular este desarrollo mental son muy valiosos aquellos juegos que requieren de atención y concentración, estimulando su curiosidad:

  • Juegos de memoria: como poner cartas boca abajo, e ir destapando una a una y volviendo a taparla para que hagan parejas, recordando en qué posición estaban. Se debe adaptar la dificultad a su capacidad.
  • Jugar a las mitades: imprime imágenes que le gusten y pártelas a la mitad con una tijera. Debe relacionar cuál va con cuál, formando así la imagen.
  • Dominó de colores: le verás muy concentrados, siendo además un estímulo visual muy bueno.
  • Jugar con rompecabezas, juegos de construcción o apilables, los cuáles ejercitan su pensamiento lógico y razonamiento.
  • Juego simbólico: jugar a cocinitas, dar de comer a los muñecos, regar las plantas...

Para que la estimulación cognitiva en niños de 3 años sea efectiva debemos felicitarle cada vez que consiga un logro. Su interés por seguir aprendiendo aumentará así como su confianza en sí mismo.

No olvides que el uso de pantallas es el peor enemigo para su desarrollo cognitivo-lingüístico, frenando totalmente su evolución y considerándose extremadamente perjudiciales.

Su uso debe darse siempre de manera muy controlada: lo mínimo posible y bajo nuestra supervisión. Hará que pierda el interés en todo lo demás.

Estimulación del lenguaje a los 3 años

Existen grandes diferencias en los niños de 2 a 3 años a la hora de hablar, pronunciar y la riqueza de su vocabulario, dependiendo mucho de si se lleva a cabo o no una correcta estimulación del lenguaje oral.

Su desarrollo lingüístico depende en gran parte del número de palabras que oyen a diario. Por ello, un niño con el que interactuamos mucho hablará antes que aquel al que no se le estimule.

Es por ello muy útil hacer con ellos las siguientes actividades de estimulación del lenguaje para niños de 3 años:

  • Léele cuentos a diario: explícale lo que aparece en cada página, señalándole, para que enriquezca su vocabulario. Hazle decir aquellas palabras que ya conoce y asegúrate de que va aprendiendo nuevas.
  • Jugad al veo-veo: aprovecha momentos en los que el peque se aburra, como en el coche o en una sala de espera
  • Haced mímica: imitando por ejemplo animales, y asegúrate de que diga correctamente su nombre.
  • Cartas de objetos: con una baraja infantil en la que aparezcan distintos objetos y animales, levanta una a una y que vaya diciendo qué es.

Además de las actividades de estimulación para niños de 2 a 3 años, es muy bueno para su lenguaje oral que les hablemos de manera clara, poniéndonos a su altura, y siempre que sea posible hacer uso de apoyos visuales.

Sigue siendo muy importante estimularle a nivel afectivo: cogerle en tus brazos, darle besos, abrazos, baila con él, despedirte siempre antes de irte... Sentirse querido es vital para su autoestima.

Los ejercicios de estimulación temprana deben estar siempre adaptados a la edad del niño, a sus hitos y a qué queramos estimular en concreto:

Ejercicios de estimulación temprana para niños de 3 años
Área Ejercicios de estimulación
Motora Máximo tiempo posible de juego libre, ir al parque, hacer circuitos de obstáculos, pulseras de lana y macarrones pintados...
Cognitiva Déjale garabatear, que juegue con plastilina, dominó de colores, juegos de memoria, participar en las tareas como vestirse y desvestirse...
Lenguaje Leed cuentos juntos a diario, explicando lo que observas. Jugar al veo veo, a mímica, hablarle a su altura de manera clara...
Afectiva Aléjate del móvil: tu niño necesita tu atención y cariño continuamente: aplaude sus logros, muestra interés cuando te hable, pasad tiempo de calidad juntos...

Juguetes de estimulación para un niño de 3 años

Para un correcta estimulación temprana de 3 años da preferencia a los juegos de bloques o apilables que le permitan explorar y aprender, así como a los que despiertan su imaginación y creatividad:

  • Juguetes de bloques de madera, apilables o de construcción: con los que trabajará su pensamiento lógico y motricidad fina.
  • Juegos de ensamblar piezas o puzzles.
  • Juguetes simbólicos: cocinita, carrito para cuidar a un bebé, marionetas, set de médico...
  • Muchos, muchos cuentos para trabajar su lenguaje y ampliar su vocabulario e imaginación.
  • Pinturas y plastilina para que desarrollen su creatividad.

Es conveniente que nos aseguremos de que después de jugar recoja los juguetes, siendo en sí mismo un acto que estimula tanto su motricidad como responsabilidad.

Prueba a decirle: ¡a recoger! y ayúdale para que acabe antes. Es importante que se responsabilice.


Preguntas frecuentes sobre la estimulación del niño de 3 años

¿Cómo hacer estimulación sensorial en niños de 2 a 3 años?

Para estimular sus sentidos tienes distintas opciones, que además le resultarán muy divertidas:

  • Vendarle los ojos y que adivine qué objetos le vas dando.
  • Reconocer sabores con los ojos vendados. Dale cosas que le gusten o no querrá jugar.
  • Adivinar canciones que conozca escuchando solo el principio.
  • Jugar con plastilina o arena mágica.

¿Qué es un programa de estimulación para niños de 2 a 3 años?

Son guías recopilatorias de ejercicios o actividades de estimulación, diferenciando la estimulación sensorial, motora, cognitiva, lingüística, afectiva...

¿Cómo estimular a un niño con la tablet?

Las pantallas son el peor estímulo: son perjudiciales para su desarrollo lingüístico y cognitivo, creándoles mucha adicción.

Puedes hacer juegos interactivos con él pero siempre de manera controlada y con vigilancia.

Fuentes del artículo
  1. Saborit, J. A. P., Perez, M. J. D. I., Hernandez, P. N., & Carbo, N. V. Estimulacion Temprana y Psicomotricidad. Wanceulen, Editorial.
  2. Díaz, M. B., Pons, L., & Llácer, L. P. La educación temprana de 3 a 7 años: Pautas y ejercicios de estimulación para desarrollar las capacidades de los niños. Palabra.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.