Mamás y Papás

Ventajas y desventajas de la inseminación artificial: valora pros y contras

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
38 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Las ventajas y desventajas de la inseminación artificial deben valorarse antes de llevar a cabo un tratamiento. Es más sencilla, barata y menos invasiva que otras técnicas, pero la tasa de éxito es menor.

Ventajas de la inseminación artificial

La inseminación artificial, ya sea con semen de donante o la conyugal, tiene tanto ventajas como desventajas.

Por ello, una pareja que tenga problemas de fertilidad, o bien casos en los que no hay un miembro masculino, como madres solteras o lesbianas, deben valorar los pros y contras de este tratamiento de reproducción asistida.

En general, las ventajas de la inseminación artificial superan a los aspectos negativos, siendo el tratamiento recomendado siempre que no existan problemas de esterilidad graves.

Las principales ventajas, son respecto al proceso, su sencillez, baja invasividad y precios adsequibles:

Proceso sencillo

El proceso de la inseminación artificial es bastante simple.

Consiste básicamente en estimular hormonalmente los ovarios de la mujer, e inyectarle en plena ovulación semen capacitado en el útero, lo cual aumenta las probabilidades de embarazo respecto a una relación sexual.

Es por ello una técnica indolora y con menos reacciones adversas, que compromete en menor medida el bienestar de la futura madre que técnicas más invasivas.

Tratamiento económico y con menos efectos secundarios

Algo que incrementa mucho el precio de los tratamientos de fertilidad son las dosis que necesites de medicamentos hormonales.

Y es que la estimulación ovárica necesaria en la inseminación artificial es mucho menor que en el caso de la fecundación in vitro, ya que no se lleva a cabo una punción folicular para extraer óvulos, sino que se pretende controlar la ovulación.

La reducción en las dosis de medicamentos se traduce en una reducción de los efectos secundarios y del precio de de la inseminación artificial, siendo dos ventajas muy importantes.

Ventajas de la propia técnica

En parejas que llevan más de 12 meses intentando tener un bebé y no consiguen un embarazo, la inseminación artificial puede suponer una gran diferencia.

Como parte del proceso se lleva a cabo una mejora de la calidad del semen, lo que se conoce como capacitación: se separan los espermatozoides con mejor movilidad, habiéndose demostrado que aumenta mucho la tasa de embarazo.

Además, la inseminación artificial hace posible la fecundación en mujeres solteras o parejas lesbianas que quieren ser mamás, siendo un método mucho menos invasivo que la fecundación in vitro, tanto a nivel de intervenciones médicas, como de dosis hormonal.

También se lleva a cabo la inseminación con semen de donante en parejas en las que el hombre tienen graves problemas de esterilidad, pero la mujer ovula correctamente o parejas que no consiguen embarazo por fecundación in vitro debido a un factor masculino.


Desventajas de la inseminación artificial

Pero la inseminación artificial además de ventajas tiene algunas desventajas.

Estas se deben a que no es una técnica útil para todo el mundo, dependiendo mucho de la causa de la esterilidad, que presenta ciertos riesgos y que debido a su sencillez, las tasas de éxito son inferiores a las obtenidas por fecundación in vitro:

Requisitos necesarios

Aunque presente ventajas muy importantes, no se recomienda este tratamiento a todo el mundo, ya que no sería efectivo en ciertas situaciones.

La inseminación artificial sólo se lleva a cabo en aquellas parejas o mujeres que cumplan una serie de requisitos:

  • Que la mujer tenga una buena permeabilidad en las trompas de Falopio: permeabilidad tubular.
  • Que tenga una reserva ovárica adecuada, que ovule con normalidad o que responda a la estimulación hormonal con medicamentos, siendo esto más frecuente en mujeres menores de 36 años.
  • Que el hombre tenga semen de buena calidad, lo cual es generalmente mejor cuando procede del banco de semen. Es necesario que puedan aislarse 3 millones de espermatozoides con buena movilidad.

En las parejas o mujeres que no cumplen estos requisitos se recomienda empezar directamente por la fecundación in vitro.

Bajas tasas de éxito

Debido a la sencillez de la técnica, y al hecho de que no se fuerza la fecundación como en la técnica in vitro sino que se liberan los espermatozoides en el útero y estos deben fecundar al óvulo, las tasas de éxito de la inseminación artificial son más bajas.

Por ello se recomienda siempre realizar entre 3 y 4 ciclos de inseminación artificial, ya que la tasa acumulada de éxito va en aumento con los intentos.

Además, la tasa de embarazo y de parto está muy influida por la edad de la mujer y por la calidad del semen:

Tasas de éxito en inseminación artificial conyugal
Edad de la mujer Tasa de embarazo Tasa de parto
Menor de 35 años 13,3% 10,7%
De 35 a 39 años 12,8% 8,9%
Mayor de 40 años 8,4% 4%

Estos datos muestran la probabilidad de éxito de la inseminación artificial en cada ciclo, por lo que cuantos más intentos se hagan, más aumentan las posibilidades de embarazo.

Sin embargo, las tasas de éxito de la inseminación artificial son muy superiores en el caso de recurrir a semen de donante, debido a que su calidad es muy alta (1) .

Tasas de éxito en IA con semen de donante
Edad de la mujer Tasa de embarazo Tasa de parto
Menor de 35 años 22,5% 17,8%
De 35 a 39 años 18,3% 13,3%
Mayor de 40 años 9,9% 5,8%

Sin embargo, las tasas de éxito en la fecundación in vitro son de en torno a un 30%, no siendo necesario repetir todo el proceso si se generan suficientes embriones.

Riesgos asociados

A pesar de que la inseminación artificial sea un tratamiento de fertilidad mucho menos invasivo que la fecundación in vitro, tanto a nivel de intervención como de medicación hormonal, también lleva asociados una serie de riesgos:

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica: puede desarrollarse por la medicación hormonal, pero como las dosis son bajas no es muy frecuente en la inseminación.
  • Embarazo múltiple: aumentan las posibilidades con respecto a una relación sexual. Se debe a la estimulación ovárica, por eso también se utilizan dosis bajas.
  • Embarazo ectópico: cuando el embrión se implanta fuera del endometrio uterino (2) , siendo necesario practicar un aborto.
  • Reacciones alérgicas o infecciones: poco frecuentes.

Preguntas frecuentes sobre las ventajas y desventajas de la inseminación artificial

¿Por qué falla una inseminación artificial?

Por edad avanzada de la madre, baja calidad del esperma o motivos de esterilidad graves, siendo recomendable recurrir a la fecundación in vitro.

¿Qué es mejor la inseminación artificial o la fecundación in vitro?

La fecundación in vitro tiene un mayor porcentaje de éxito, pero es una técnica mucho más cara e invasiva para la madre, siendo lo recomendable intentarlo primero por inseminación.

¿Por qué la inseminación artificial con semen de donante tiene más probabilidad de embarazo?

Porque solo se permite donar semen a hombres sanos, tanto física como mentalmente, y que tengan una calidad seminal muy alta.

Fuentes del artículo
  1. Goldberg, J. M., & Rodgers, A. K. Optimizing success with donor insemination. Frontiers in Bioscience (Elite Edition), 1(1), 355-366. https://doi.org/10.2741/E34
  2. Cunningham, F. G., Leveno, K. J., Bloom, S. L., Spong, C. Y., Dashe, J. S., Hoffman, B. L., Casey, B. M., & Sheffield, J. S. Ectopic Pregnancy. En Williams Obstetrics McGraw-Hill Education. accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?aid=1102101950

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.