Mamás y Papás

Crisis de sueño de 2 años: mi bebé no quiere echar la siesta

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
204 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

La crisis de sueño de 2 años es la última de las regresiones de sueño, en la cual su mayor independencia y autonomía afecta a su descanso, peleando tanto la siesta del mediodía como el sueño nocturno.

Regresión de sueño de 2 años

Cuando parece que nuestro bebé está empezando a dormir mejor tras la regresión de los 18 meses y poco a poco recuperamos la normalidad llega la última crisis del sueño, la de los 24 meses o 2 años.

En la crisis de 2 años su sueño, vuelve a verse afectado, haciendo que estén más irritables y que se pongan a llorar a la hora de dormir, afectando tanto a las siestas como al sueño nocturno.

¿Por qué un bebé de dos años no duerme bien generalmente? Estas son las causas de la regresión del sueño de 2 años (1) :

  • Ya son muy independientes: saben muy bien lo que quieren y cómo conseguirlo, por lo que es importante establecer unos límites claros.
  • Etapa de rabietas y mucha intensidad: su palabra favorita sigue siendo: no. Los bebés de 2 años son muy intensos y pueden ponerse a llorar y gritar en cuestión de segundos cuando algo no sale como quieren. Paciencia, cariño pero sin ceder en los límites o empeorará la situación.
  • Los hitos de desarrollo también les quitan el sueño: ya saben hablar mejor o peor, queriendo practicar durante todo el día, lo que afecta a la calidad de su descanso.
  • Necesitan menos horas de descanso que cuando eran bebés, siendo suficiente con 11-12 horas de sueño nocturno y 1-2 horas de siesta.
  • Con 2 años los bebés tienen mucha imaginación y son más conscientes de la realidad, empezando los miedos nocturnos. El miedo a la oscuridad, a los monstruos o a quedarse solos afectará a su descanso.

Si tu bebé ha pasado por alguna regresión del sueño anterior sabrás reconocerla fácilmente. Las más recientes son la de los 8-10 meses, la regresión de sueño del año y la de los 18 meses:


¿Cuánto dura la crisis de los 2 años?

La crisis de los 2 años al dormir puede hacerse muy dura por la intensidad característica del bebé de 24 meses, pudiendo hacer rabietas en cualquier momento.

Es muy importante continuar con los hábitos y no ceder en los límites, así como no introducir nuevos cambios que alterarían más el sueño del niño de 2 años.

La crisis del sueño 2 años dura aproximadamente de 2 a 6 semanas, dependiendo mucho de las buenas pautas de higiene del sueño del bebé y de cómo actuemos nosotros al respecto.

Es importante tener paciencia y ver la situación con perspectiva: ya es la última de las regresiones del sueño, disminuyéndose sus horas de sueño tanto nocturnas como diurnas, pero debemos seguir con buenos hábitos y rutinas.


Síntomas de la regresión del bebé de 24 meses

Al igual que con otras regresiones de sueño, la crisis de los 2 años llegará en el momento más inesperado, siendo fácil de diferenciar: un peque que estaba durmiendo bien deja de hacerlo.

Algunas de las señales típicas de la regresión de 24 meses son:

  • Llora y pelea la hora de dormir, afectando tanto a las siestas como al sueño nocturno, provocando que se duerman más tarde y con ello, descansen peor.
  • Aumentan o aparecen de nuevo los despertares nocturnos, despertándose llorando varias veces, pudiendo llegar incluso a desvelarse y a querer hablar o incluso jugar.
  • El bebé está más irritable: como descansan peor los bebés están sobrecansados lo que les hace más difícil conciliar el sueño y crea condiciones idóneas para que aumenten las rabietas.
  • Suele coincidir con cambios importantes para el bebé: pasar de cuna a cama, la llegada de un nuevo hermanito, dejar el pañal... pudiendo alguno retroceder en este aspecto, volviendo a tener problemas para controlar los esfínteres.

Si no todos, es muy probable que tu peque presente algunos de estos síntomas de la crisis de sueño de 2 años, siendo unas semanas duras tanto para el peque como para los demás integrantes de la familia.


¿Qué hacer en la crisis de los dos años?

La firmeza en los límites y en las buenas pautas de higiene del sueño son claves para gestionar lo mejor posible la regresión de los 24 meses.

  • Continúa con una buena rutina de sueño pero sé flexible si el bebé muestra señales de sueño y consideras que es mejor acostarle antes para que no llegue al agotamiento. No es buen momento para introducir cambios importantes.
  • El bebé necesita ejercicios y actividades al aire libre, a diario: ir al parque, jugar a la pelota, dar un paseo... esto reducirá su estrés y le ayudará mucho a conciliar mejor el sueño.
  • Aunque sea una lucha diaria, asegura que sigue durmiendo una siesta al día, siendo lo ideal más o menos de 13:00 a 15:00, después de comer. Así no llegará sobrecansado a dormir ni alargará demasiado su última periodo de ventana de sueño.
  • Ten mucho cuidado con no introducir nuevas muletillas de sueño o límites poco claros: si cedes en leerle más cuentos de lo pensado, le vuelves a dormir en brazos, o hacéis colecho solo cuando se pone muy insistente las batallas serán más intensas ya que no sabrá cuál es el límite.
  • Aunque estés cansada se necesita mucha paciencia y cariño constante: de lo contrario solo empeorarían las rabietas y su ansiedad por separación (2) .

Preguntas frecuentes sobre la crisis de sueño de los 2 años

¿Cómo tratar los miedos nocturnos en niños de 2 años?

Con buenas rutinas para que lleguen tranquilos a la hora de dormir. Acompañándoles, con mucho cariño y paciencia, así como hablando mucho con ellos para explicarles la situación.

¿Es con 2 años buen momento para pasar al bebé a cama?

Si está en plena regresión de los 24 meses: no. Es mejor esperar a que la supere para introducir nuevos cambios, o podría alargarse varias semanas.

¿Por qué mi bebé de 2 años se despierta por la noche?

Porque está pasando por una etapa en la que es más independiente, necesita menos horas de sueño y quiere hablar y jugar a todas horas. El descanso no es una prioridad, sino todo lo contrario, peleando tanto las siestas como el sueño nocturno.

Fuentes del artículo
  1. Bilbao, D. Á. Todos a la cama: Cómo ayudar a tu bebé a dormir con amor y confianza. Plataforma.
  2. Jové, R. Dormir sin lágrimas: dejarle llorar no es la solución. Esfera de los Libros.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.