Mamás y Papás

Dientes torcidos en niños: dientes definitivos torcidos y cómo corregirlos

logo Roams
Última actualización: 9 de octubre de 2023
Laura Remolina
103 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Los dientes torcidos en niños pueden arreglarse de manera natural al ir saliendo los dientes definitivos, pero si no es así o se ve afectada la oclusión es recomendable acudir a un ortodoncista para un tratamiento con ortodoncia interceptiva o brackets.

Dientes definitivos que salen mal

Una preocupación muy común, especialmente en aquellas familias con peques de 5-6 años a los que se les están cayendo los dientes de leche son los dientes torcidos en niños.

La caída de los dientes temporales y la erupción de los dientes definitivos es un evento clave en la dentición infantil, aunque suele afectar en mayor o menor medida al aspecto de la boca.

Los dientes definitivos son mucho más grandes que los de leche, por lo que no suelen caber en el pequeño hueco que queda al perderse la pieza temporal, lo que, sumado al apiñamiento, puede terminar dando lugar a dientes torcidos en niños.

Visita al odontopediatra para revisar los dientes de los niños

Aunque en un principio pueda asustarnos, en muchos casos los dientes terminan colocándose adecuadamente, aunque no ocurre siempre así. Si ves que tu peque no tiene los dientes de arriba alineados con los de abajo y está afectando a su mordida (1) , es importante que le revisen cuanto antes.

Además, tener los dientes desalineados no solo dará lugar a dientes torcidos en adultos, también dificulta mucho la higiene bucodental, no siendo posible limpiar los dientes en toda su superficie, acumulándose sarro. Esto aumenta drásticamente las posibilidades de sufrir una caries dental.


Cuando los dientes de leche no se caen y salen los definitivos

`

Por norma general, con el paso del tiempo las raíces de los dientes de leche empiezan a reabsorberse, pasando a formar parte de los dientes definitivos, los cuales, a su paso, empujan a los de leche facilitando su caída.

En ocasiones puede ocurrir que salga el diente definitivo antes de que se haya caído el diente de leche correspondiente, dando una sensación de dientes salidos, afectando gravemente a la apariencia de la dentadura infantil.

Lo más frecuente es que los dientes definitivos salgan por detrás de los de leche, conociéndose como dientes de tiburón. Es frecuente que se resuelva de manera natural, ya que antes o después se caen los de leche, pero en ocasiones estos dientes temporales deben ser extraídos por el dentista.

¿Por qué no se caen los dientes de leche?

Los dientes en niños avanzan lentamente, teniéndose en ocasiones las piezas torcidas o los dientes mal alineados durante ciertos periodos de tiempo, hasta que el empuje de la lengua los va alineando. Consulta siempre a un dentista y nunca intentes extraer manualmente dientes de leche.


Dientes separados en el bebé

En ocasiones la preocupación sobre dientes descolocados no surge cuando crecen los dientes definitivos sino mucho antes, según van saliendo los primeros dientes del bebé.

Como la encía está aún libre de piezas es frecuente que puedan salir los dientes de leche torcidos, ya sea porque no están alineados o bien porque brotan los dientes de abajo separados.

Esto generalmente no suele tener mayor repercusión, alineándose solos de manera natural en la mayoría de los casos, observándose grandes diferencias en los dientes torcidos antes y después. Un diente de leche torcido suele terminar alineándose.

Tampoco conviene preocuparse si tenemos un bebé con dientes separados. Esta particularidad, conocida como diastema no tiene por qué mantenerse en los dientes definitivos, ya que estos son mucho más grandes que los temporales y ocuparán más espacio.

Lo que sí que puede ocurrir es que la salida de los dientes genere incomodidad al bebé, aumentando su salivación, llevándose más cosas a la boca, lo que dispara las probabilidades de coger alguna infección intestinal (2) o dermatitis del pañal:


Cómo corregir dientes torcidos

El salir de los dientes definitivos es una etapa muy delicada estéticamente. Hay huecos debido a dientes de leche que se han caído, se combinan piezas definitivas con temporales siendo las primeras mucho más grandes... en definitiva, se da una redistribución de piezas en la cavidad oral.

Si observas que tu peque tiene los dientes muy torcidos, tiene una mala mordida, no alineándose los dientes al cerrar u observas dientes apiñados abajo o arriba lo más recomendable es consultar a un dentista u ortodoncista.

Para corregir un diente torcido suele recurrirse a la ortodoncia interceptiva. Es un aparato para niños que corrige desde su inicio el crecimiento de las piezas dentales, controlándose la oclusión de la mandíbula, la posición de los dientes y el tamaño de los huesos del conjunto bucal.

Ante los dientes feos en niños, consulta cuanto antes

Cuando los niños están en edad de crecimiento, sus huesos son mucho más maleables, consiguiéndose mejores resultados en menos tiempo durante la infancia que en la adolescencia o edad adulta.

En definitiva, la ortodoncia interceptiva busca preparar la cavidad oral para la futura alineación de las piezas dentales. Una vez que los dientes están bien colocados y la oclusión es correcta, suele ser necesario un tratamiento de ortodoncia con brackets para fijar la posición de los dientes.

Los brackets para dientes torcidos consisten en elementos metálicos que se fijan en las piezas dentales, reduciendo los espacios entre ellos, corrigiendo su orientación o incluso bajándolos de altura para que queden alineados (3) .

Una opción más estética es el Invisalign, el cual consiste en fundas transparentes que van sustituyéndose cada ciertos periodos de tiempo, vigilándose el proceso en todo momento por un especialista. Tienen la desventaja de sólo poder utilizarse cuando ya han salido todos los dientes definitivos.

Aunque el tener los dientes torcidos tiene un fuerte componente genético, existen ciertas medidas de prevención para evitar deformidades en la cavidad oral:

¿Cómo evitar que los dientes salgan torcidos?

  • No utilizar el chupete más allá de los 2 años. Antes, usar siempre chupetes de silicona ergonómicos del tamaño mínimo: de 0 a 6 meses a pesar de que el bebé sea mayor.
  • Evita que el bebé o niño se meta el dedo en la boca, así como juguetes durante largos periodos de tiempo.
  • Enséñale buenos hábitos de higiene bucodental desde pequeño.
  • Acude periódicamente al dentista para que se puedan tomar medidas preventivas y adelantarse ante problemas de oclusión o estéticos.

Si no se respetan las pautas anteriores no sólo se pueden desalinear o torcer los dientes en niños, sino que pueden ser una explicación de por qué se tuercen los dientes en la edad adulta ya que se altera la cavidad oral al completo.


Preguntas frecuentes sobre dientes torcidos en niños

¿Cómo arreglar dientes apiñados sin ortodoncia?

El apiñamiento se causa cuando las piezas dentales no tiene espacio suficiente para salir alineadas, ocasionando que se tuerzan los dientes pudiendo llegar a afectar a la oclusión o mordida.

No hay cómo alinear los dientes de forma casera, siendo necesario acudir a un dentista u ortodoncista que valore la situación. Intentar corregir los dientes en casa puede ser muy peligroso para tu peque.

¿Cuánto tiempo tienen que utilizarse los brackets?

El tiempo de uso de la ortodoncia varía mucho de unos casos a otros, influyendo la edad del niño, si hay problemas de oclusión, si hay apiñamiento, si aún quedan piezas definitivas por salir... pudiendo variar de 1 a 5 años aunque puede alargarse en situaciones más severas.

¿Cuánto cuestan los brackets en niños?

El precio puede variar en función de la edad del niño, el tratamiento necesario, el tiempo de uso y la clínica en la que se lleve a cabo. De forma general, para brackets metálicos el precio oscila entre 2.000 y 3.000€, mientras que los brackets invisibles rondan los 3.000-5.000€.

Fuentes del artículo
  1. Duggal, M., Cameron, A., & Toumba, J. (2013). Odontología pediátrica. Editorial El Manual Moderno.
  2. Bertrand, L. G. (2020). El gran libro de Lucía, mi pediatra: La guía más completa y actualizada sobre la salud de tu hijo desde el nacimiento a la adolescencia. Editorial Planeta.
  3. Grippaudo, M. M., Quinzi, V., Manai, A., Paolantonio, E. G., Valente, F., La Torre, G., & Marzo, G. (2020). Orthodontic treatment need and timing: Assessment of evolutive malocclusion conditions and associated risk factors. European Journal of Paediatric Dentistry, 21(3), 203-208. https://doi.org/10.23804/ejpd.2020.21.03.09

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.