Mamás y Papás

Lavado seminal: permite la reproducción asistida a pacientes VIH

logo Roams
Última actualización: 17 de noviembre de 2023
Laura Remolina
3 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Un lavado seminal consiste en separar los espermatozoides del resto de componentes del semen, siendo necesario para evitar contagios cuando el hombre es portador de un virus de transmisión sexual como el VIH.

¿Qué es un lavado seminal?

Cuando en la pareja uno de los miembros padece enfermedades de transmisión sexual, es necesario recurrir a una clínica de fertilidad para lograr el embarazo sin que haya contagios.

Esto ocurre frecuentemente en virus como el VIH, la hepatitis B o la hepatitis C (1) , los cuales se transmiten a través de la sangre y de los fluidos sexuales, así como de la madre al feto.

Como estos virus se encuentran en el líquido seminal pero no en los espermatozoides, en estos casos se recurre a un procedimiento llamado lavado seminal.

La técnica, también conocida como lavado de semen, consiste en separar los espermatozoides del líquido seminal y del resto de componentes celulares.

El objetivo es emplear estos espermatozoides en técnicas de reproducción asistida, siendo la fecundación in vitro la más frecuente, aunque si el semen es de buena calidad, también puede hacerse la inseminación artificial.

Nuestra opinión experta

Es necesario que el semen tenga una buena concentración de espermatozoides porque muchos mueren en el proceso de congelación-descongelación. De ahí que la fecundación in vitro sea más frecuente en estos casos.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Aún así, una parte de los espermatozoides se usan para confirmar por PCR que no hay presencia de virus.

Una vez obtenidos los resultados, se puede descongelar la muestra para llevar a cabo las técnicas de reproducción.


Lavado de semen: metodología

Para llevar a cabo un lavado seminal es necesario partir de una muestra de semen reciente, la cual se analiza por un seminograma.

Una vez analizados parámetros básicos que indican la fertilidad del hombre como la concentración, forma, vitalidad y movilidad espermática, se procede a separar los espermatozoides del líquido seminal.

Esto puede hacerse con un doble proceso de lavado del semen (2) :

  • Por gradientes de densidad: se coloca el eyaculado en un tubo con soluciones de distinta densidad y se somete a centrifugación. Esto favorece que los espermatozoides móviles superen los distintos gradientes, pasando a estar en el fondo, siendo esta la fracción que se separa del resto.
  • Swim-up: a continuación se somete la fracción retirada por el método anterior a una segunda separación, juntándola con medio de cultivo e incubándolo a 37ºC. Transcurridos 45 minutos, los espermatozoides móviles habrán ascendido a la parte alta del tubo, separándose dicha fracción.

De esta muestra se retira una pequeña parte para hacer una PCR y comprobar que está libre de virus. El resto se congela a la espera de los resultados.

Si no hay presencia viral, ya se puede recurrir a la reproducción asistida.


Lavado seminal y técnicas de reproducción asistida

Cuando se lleva a cabo reproducción asistida tras un lavado seminal, puede optarse tanto a inseminación artificial como a fecundación in vitro.

Sin embargo, la inseminación artificial tiene una serie de desventajas en estos casos:

  • Es necesario que el semen sea de muy buena calidad, conteniendo gran cantidad de espermatozoides móviles después de someterse al proceso de congelación-descongelación.
  • El riesgo de infección es más alto.

Esto hace que sea más frecuente recurrir a la fecundación in vitro, en concreto, a la técnica ICSI: microinyección intracitoplasmática de espermatozoides.

Esto supone un gran avance para los futuros padres, ya que hace pocos años, en los casos que el hombre tuviera VIH no quedaba otro remedio que recurrir al semen de un donante.

El precio del lavado seminal ronda los 400-600€, lo que debería sumarse a los gastos propios de la fecundación in vitro, ya que el lavado seminal no es uno de los tratamientos que suelen estar incluidos en el coste inicial.


Preguntas frecuentes sobre el lavado seminal

¿Cuánto tiempo tardan en darte los resultados de un lavado seminal?

Generalmente suelen tardar alrededor de un día, aunque depende de cada clínica.

¿Cómo prepararse para un lavado seminal?

Conviene estar entre 2 y 5 días de abstinencia sexual, para que la calidad del semen sea lo mejor posible.

¿Es combatible la inseminación artificial con el lavado seminal?

, solo que es más frecuente recurrir a la fecundación in vitro porque es necesario que el semen sea de muy buena calidad.

Fuentes del artículo
  1. Eke, A. C., & Oragwu, C. Sperm washing to prevent HIV transmission from HIV-infected men but allowing conception in sero-discordant couples. The Cochrane Database of Systematic Reviews, 1, CD008498. https://doi.org/10.1002/14651858.CD008498.pub2
  2. Mortimer, D., & Mortimer, S. T. Methods of sperm preparation for assisted reproduction. Annals of the Academy of Medicine, Singapore, 21(4), 517-524. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1309121/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.