Mamás y Papás

La línea de evaporación del test de embarazo: qué es y significado

logo Roams
Última actualización: 7 de septiembre de 2023
Laura Remolina
1.679 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La línea de evaporación del test de embarazo es una línea gris fantasma que aparece superado el tiempo indicado por el fabricante para ver el resultado del test, y no tiene validez.

Test de embarazo con raya muy clarita pálida

Cuando nos hacemos por primera vez un test de embarazo puede ser por dos situaciones diferentes: que estemos buscando el embarazo o todo lo contrario.

Si juntamos los nervios con un resultado poco claro, como por ejemplo la segunda raya del test de embarazo casi invisible la situación se complica.

Y es que si no esperamos al momento correcto, puede que la cantidad de hormona de la gestación (hCG) sea aún muy baja, apareciendo en el test de embarazo una raya poco marcada, pero aún así el test sería positivo.

La fiabilidad del test depende directamente del momento en el que nos lo hacemos, siendo necesario al menos 5 días de retraso para poder confiar en el resultado si es negativo.

Los niveles de hCG empiezan a subir poco a poco desde la fecundación, pero antes del retraso suelen ser aún bajos, pudiendo generar una raya casi invisible en el test de embarazo, una raya muy tenue, clarita.

Por ello, la línea control, que indica que el test se ha hecho correctamente saldría marcada fuertemente, mientras que la línea de embarazo sería casi imperceptible, obteniendo un test de embarazo con una raya fuerte y otra clara.

Para evitar esta situación, lo mejor es esperar 2-3 días y volver a repetirnos el test, para dar tiempo a que los niveles de hCG aumenten, marcándose la raya de embarazo más fuerte.

Si no puedes esperar, otra opción es comprarte un test más sensible, que podrá detectar niveles de hCG más bajos, y dar positivo desde tus primeros días de embarazo.


Test de embarazo con línea de evaporación

Cada marca de test de embarazo tiene unas instrucciones y unos tiempos para que el resultado sea válido.

Así, si el fabricante indica en las instrucciones que no debemos considerar ningún resultado superados los 10 minutos de haber hecho el test (por ejemplo), hay que tenerlo en cuenta.

En ocasiones, transcurrido el tiempo indicado, puede aparecer en un test previamente negativo (que sólo tenía una raya) una segunda línea de evaporación en el test de embarazo.

A diferencia de las rayas del test, la línea de evaporación suele ser grisácea (1) , muy diferente del color de la línea control (generalmente azul o rosa).

Esta línea tenue grisácea, conocida como línea de evaporación del test de embarazo no es motivo de preocupación.

Como su nombre indica, se causa cuando se evaporan los reactivos de la tira del test, se secan, generando esa línea fantasma de color gris.

Nuestra opinión experta

Cíñete a las indicaciones del fabricante. Ningún resultado obtenido después del tiempo indicado como válido debe preocuparte, ya que a partir del tiempo estimado deja de tener validez.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Dos rayas en un test de embarazo

Si por el contrario, en el test obtenemos 2 rayas, estamos ante un test de embarazo positivo.

Test de embarazo con resultado positivo

La primera línea sale siempre (o debería), y es un control de que en efecto el test ha sido correcto. Si el contacto con la orina no fuera suficiente para determinar la hCG, no se marcaría la línea control.

No todos los fabricantes marcan el positivo en el test de embarazo con dos rayas. En algunos casos es un signo +, una carita sonriendo, texto indicándote que estás embarazada, o incluso las semanas de embarazo.

Test de embarazo que indica las semanas de embarazo

Por norma general, así es como debes interpretar el resultado del test de embarazo en función de las rayas que aparezcan:

Posibles resultados del test de embarazo
Número de rayas Significado
Una raya (línea control) No estás embarazada
Dos rayas Estás embarazada
Dos rayas, una muy clarita Estás embarazada
Ninguna línea Test no válido

Test de embarazo con una raya

Si por el contrario sólo te sale en el test de embarazo una raya, estamos ante un test negativo, en el cual sólo se está marcando la línea control.

La fiabilidad del resultado negativo es menor que la del positivo. Por ello, para confiar en que realmente no estás embarazada debes hacerte el test teniendo al menos 5 días de retraso, y con la primera orina de la mañana.

Si no podría darte un falso negativo, ya que antes de la primera falta de la regla los niveles de hCG en orina aún son insuficientes para ser detectados por un test de embarazo estándar.

Si no puedes esperar, también puedes recurrir a un test de mayor sensibilidad y ver si te da también un resultado negativo.

Si quieres tener un bebé te puede interesar hacerte un seguro de salud. Ten en cuenta que debes hacerlo entre 6 y 8 meses antes de quedarte embarazada. Así pasará el tiempo de carencia y te cubrirá durante el embarazo.

Hazte el seguro de salud antes de embarazarte


Preguntas frecuentes sobre las rayas del test de embarazo

¿Qué significan las rayas del test de embarazo?

La primera es la línea control, que indica que el test se ha realizado correctamente. Si esta no se marca, el resultado no es válido.

La segunda es la línea del embarazo, por lo que si hay una raya el resultado es negativo, y si hay dos, es positivo.

¿Puede dar un test de embarazo positivo con una raya?

Podría tratarse de un falso negativo. Espera a tener al menos 7 días de retraso de la regla y vuelve a hacerte el test, con la primera orina de la mañana.

¿Cuándo un test de embarazo es dudoso?

Cuando la segunda línea se marca de manera clarita. Si estás dentro del tiempo indicado por el fabricante, el test de embarazo es positivo.

Si aún así quieres salir de dudas, repítete el test 3 días después, con la primera orina de la mañana.

Fuentes del artículo
  1. Heckscher, M., & Sikking, E. Test de Embarazo. Ediciones B.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.