Mamás y Papás

Fisioterapia para bebés con bronquiolitis: drena la mucosidad

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La fisioterapia para bebés con bronquiolitis facilita la expulsión de la mucosidad de las vías aéreas, mejorando con ello la respiración del bebé, su descanso y apetito.

Fisioterapia para bronquiolitis en bebés

La bronquiolitis es una enfermedad del sistema respiratorio en la que existe una infección vírica que afecta a los bronquiolos pulmonares, las ramificaciones más profundas, previas a los alveólos.

La manera de distinguirla es si el bebé tiene dificultad respiratoria, oyéndose pitidos en el pecho conocidos como silibancias.

También se distingue porque al intentar respirar al bebé se le hunde el pecho a la altura de las costillas, a modo de espasmo.

La fisioterapia respiratoria, siempre pautada por el pediatra ayuda a aliviar los síntomas de la enfermedad mediante masajes abdominales, estimulaciones e instrumentos, lo que en conjunto ayuda a expulsar la mucosidad (1) y con ello los virus.

El virus de la bronquiolitis provoca además de dificultad respiratoria y ruidos, tos y mocos en el bebé durante 7-8 días, siendo el primer motivo de ingreso hospitalario en menores de 2 años.

Si tu bebé es propenso a las enfermedades respiratorias como la bronquiolitis puede interesarte hacerle un seguro privado de salud para tener a fisioterapeutas pediátricos a tu disposición siempre que lo necesites.

Hazle a tu bebé un seguro de salud


Tratamiento de fisioterapia respiratoria en bebés con bronquiolitis

Si el pediatra diagnostica bronquiolitis al bebé, además del tratamiento pautado puede ser muy efectiva la fisioterapia pediátrica respiratoria.

Antes de comenzar la sesión, el fisioterapeuta hará una auscultación pulmonar al bebé en busca de los ruidos característicos de la bronquiolitis. Ten en cuenta que deben haber pasado 2 horas desde la última toma o comida del bebé.

La sesión de fisioterapia para la bronquiolitis consiste en lo siguientes pasos:

  1. Lavado nasal con suero fisiológico Para retirar los mocos que haya en la nariz
  2. Presión en el tórax y abdomen Drenará los mocos desde los bronquios hasta la boca del bebé
  3. Estimulación de la tos para expulsar los mocos por la boca En ocasiones no se hace ya que el bebé los traga, apareciendo luego los mocos en la caca

Generalmente es suficiente con unas 4-6 sesiones para expulsar la mucosidad de los bronquios y bronquiolos, pero se ven los resultados desde el primer día.

La frecuencia de las sesiones las pautará el fisioterapeuta respiratorio en función de la evolución del bebé, no sobrepasándose nunca las 10 sesiones.

Recuerda que sólo puede llevarlo a cabo un profesional especializado (2) . No debemos intentarlo en casa ya que podríamos hacer mucho daño al bebé.

Para aliviarle lo único que haremos será realizarle lavados nasales con suero fisiológico a discreción, tantas veces como sea necesario.


¿Qué bebés con bronquiolitis necesitan fisioterapia?

La fisioterapia respiratoria para la bronquiolitis es aconsejable independientemente de la gravedad del cuadro, ya que esta siempre cursa con mucosidad, ayudando las sesiones a drenarlo.

Sin embargo, en los casos de mayor gravedad es especialmente importante. En esos casos, les bebés presentan los siguientes síntomas:

  • Malestar general.
  • Cansancio excesivo, somnolencia.
  • Pérdida de apetito.
  • Color azulado de la piel o uñas o excesivamente blanco: señal de que no hay suficiente oxígeno en sangre.
  • Dificultad respiratoria, moviéndose mucho el abdomen.
  • Tos repetitiva.

En estos casos, lo mejor es que lleves a tu bebé al pediatra y que sea él quien evalúe la gravedad del cuadro médico, y si lo considera, recomiende la fisioterapia respiratoria.


Fisioterapia para bebés con bronquiolitis: contraindicaciones

A pesar de sus ventajas, la fisioterapia respiratoria no está recomendada para todos los bebés con bronquiolitis, existiendo algunas excepciones.

De hecho, la Asociación Española de Pediatría no recomienda la fisioterapia mientras el bebé tenga fiebre, o esté en la fase aguda de la enfermedad, ya que podría ser perjudicial y agravar los síntomas.

Tampoco se recomienda cuando hay inflamación bronquial, presencia de sangre en las flemas, después de haber realizado una broncoscopia o si el bebé ha comido hace menos de 2 horas.

Nuestra opinión experta

Por ello se recomienda que sea el pediatra el que paute la fisioterapia respiratoria, porque es el que mejor conoce la historia clínica de nuestro bebé.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

En estos casos, nos limitaríamos a realizar muchos lavados nasales al bebé, mantener húmedo su cuarto (en torno al 60-70%), y levantar unos 45 grados el colchón de la cuna, reduciéndose las toses y descansando mejor.


Preguntas frecuentes sobre la fisioterapia para bebés con bronquiolitis

¿Por qué no se recomienda la fisioterapia respiratoria después de las comidas?

Porque como se aplica presión sobre el pecho y abdomen podría causar dolor de tripa al bebé, molestias o reflujo.

¿Qué es un masaje kinesiológico para bebés?

Un masaje fisioterapéutico que se basa en aplicar presión en el pecho para facilitar la expulsión de las flemas por la boca o en las heces.

¿Cuánto dura una sesión de fisioterapia respiratoria para la bronquiolitis?

Alrededor de 45 minutos, aunque depende del especialista y de la facilidad con la que se desprenda la mucosidad de las vías aéreas.

Fuentes del artículo
  1. Roqué i Figuls, M., Giné-Garriga, M., Granados Rugeles, C., Perrotta, C., & Vilaró, J. Chest physiotherapy for acute bronchiolitis in paediatric patients between 0 and 24 months old. The Cochrane Database of Systematic Reviews, 2(2), CD004873. https://doi.org/10.1002/14651858.CD004873.pub5
  2. Audag, N., Dubus, J.-C., & Combret, Y. [Respiratory physiotherapy in pediatric practice]. Revue Des Maladies Respiratoires, 39(6), 547-560. https://doi.org/10.1016/j.rmr.2022.05.001

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.