Mamás y Papás

La depresión postparto: síntomas, factores de riesgo y prevención

logo Roams
Última actualización: 21 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La depresión postparto es el síndrome depresivo en el que entran mujeres generalmente los primeros 3 meses posparto, con síntomas clásicos de la depresión como ansiedad, apatía, llanto excesivo y alteraciones en la conducta.

¿Qué es la depresión postparto?

Los primeros días tras el parto es muy común que la recién mamá pueda sentir cansada, abatida, sin ganas de hacer nada y desanimada.

Los cambios en su vida han sido muchos: al cansancio físico y sicológico del parto se suman el descansar mal (especialmente si haces lactancia materna), una caída de las hormonas progesterona y estrógenos, así como un periodo de adaptación a su nueva vida.

Esa tristeza postparto, conocida como baby blues o ansiedad postparto, se presenta los primeros días de postparto en un 70% de las mujeres (1) .

Aunque esta ansiedad o tristeza los primeros días del puerperio se considera totalmente normal, hay que vigilarla de cerca ya que en ocasiones puede agravarse, dando lugar a la temida depresión postparto.

Comúnmente, como pasa con otras alteraciones sicológicas, la gente no le da la importancia y respeto que tiene, considerando que "estar depre" es sinónimo de estar triste.

Sin embargo, la depresión postparto es un tipo de depresión, que si no se trata y se cura con ayuda de especialistas, puede agravarse, presentando un alto riesgo de suicido.

Nuestra opinión experta

La tristeza posparto suele ser inesperada. Generalmente, los primeros días de nacimiento del bebé se tienen idealizados, y el encontrarte sin ganas de nada y lloriqueando cada hora no estaba en tus planes.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Síntomas de depresión postparto en mujeres

Los signos de depresión postparto son los mismos que los de una depresión normal, sólo que además aparecen durante el primer año de vida del bebé.

Lo más común es que empiece durante los 3 primeros meses postparto, pero se considera depresión posparto a los episodios depresivos que empiezan antes de que el bebé cumpla 12 meses.

Hay casos en los que la ansiedad postparto se agrava hasta desarrollar depresión y otros en los que la madre no presenta tristeza al principio, y al cabo de meses empieza con síntomas de depresión.

Junto con el sentimiento continuo de tristeza, ansiedad y apatía pueden aparecer estas señales de depresión:

  • Sentirse inútil o culpable por no saber cómo tratar el bebé o desconocer la causa de su llanto.
  • Irritabilidad, llorando a la mínima sin motivo aparente.
  • Desconexión de lo que te rodea, con falta de interés hacia absolutamente todo.
  • Ausencia de placer al realizar actividades con las que antes disfrutabas.
  • Cansancio continuo y disminución de la energía.
  • Menor concentración, haciéndose complicada la ejecución de cualquier tarea sencilla en casa o en el trabajo.
  • Instintos suicidas, o descubrirse fantaseando con la idea de morir.
  • Rechazo al bebé, sentimientos negativos hacia él, falta de conexión o incluso idea de causarle daño.
  • Incapacidad para cuidarse a sí misma y al bebé.
  • Insomnio, o dificultad para conciliar el sueño y lograr descansar.
  • Llanto continuo y desconsolado.

Aunque estos son los síntomas de depresión postparto más comunes, no tienen por qué presentarse todos para padecer depreión.

Entonces, ¿cómo puedo saber si padezco depresión? Existe un cuestionario llamado Escala de Depresión Postparto de Edimburgo, en el que si obtienes más de 12 puntos se considera que podrías padecerla.

Además, no todos tenemos las mismas posibilidades de terminar padeciendo depresión postparto. Existen una serie de factores de riesgo de la depresión:

  • Antecedentes de depresión o bipolaridad.
  • Vulnerabilidad genética: tener familiares directos con depresión o alteraciones sicológicas.
  • Complicaciones en el embarazo, como haber tenido un embarazo de riesgo.
  • Acontecimientos estresantes en el embarazo, como enfermedad o muerte de seres queridos.
  • Embarazo no deseado.
  • Edad de la madre menor de 20 años o superior a los 37.
  • Síndrome premenstrual.
  • Problemas económicos.
  • Sufrir violencia, antes, durante o después del embarazo.

Si acabas de ser mamá y necesitas ayuda médica para ti y para tu bebé, podría interesarte hacerte un seguro privado de salud que os cubra a los dos.

Cuida de ti y de tu bebé con un seguro de salud


Casos de depresión postparto

La depresión postparto, descrita clínicamente como trastorno depresivo durante el periodo perinatal, es un problema de salud pública a nivel mundial.

Su incidencia global, o porcentaje de depresión postparto se estima del 15%.

De hecho, para que nos hagamos una idea de la seriedad del tema, se considera por el riesgo de suicidio la principal causa de muerte en mujeres durante el puerperio.

Y es que si se nos puede hacer cuesta arriba los primeros días con un bebé, viviendo en un país con estabilidad política y posibilidades económicas, imagina lo que debe ser el postparto durante una guerra o en un país en vías de desarrollo.

La depresión postparto también puede aparecer en hombres que han sido padres, teniendo una sintomatología y tratamiento similar a la de las mujeres (2) .


¿Cómo evitar la depresión postparto?

Existen una serie de pautas clave en la prevención de la depresión postparto.

Aunque no son mágicas, pueden ser muy útiles para ayudar a mantenernos más animadas, y sobretodo a no caer en círculos viciosos que nos hagan entristecer y agotarnos más sicológicamente.

Ten muy en cuenta tus factores de riesgo a padecer depresión. Si tienes más probabilidades de sufrirla, pide ayuda al primer síntoma, y lleva estas pautas a rajatabla.

  • Que no caiga sólo sobre ti el peso de ser madre y de cuidar del hogar. Tu pareja debe comprometerse ahora con el 100% de las tareas del hogar y en todo lo posible con el bebé. Aunque le des el pecho hay muchas cosas de las que se puede encargar tu pareja: pañales, baños, cortar uñas, cambiar la ropa... Si eres madre soltera, pide ayuda a familiares y amigos durante los primeros 20 días postparto.
  • No te escondas. Sentirse frágil en esta etapa es totalmente normal. Habla de tus sentimientos con tu pareja y amigos. Te sentirás comprendida y animada.
  • No es momento para grandes cambios, con haber sido madre ya es suficiente. Espera a más adelante para mudanzas, cambiar de trabajo o situaciones similares que te hagan estresarte.
  • No limpies la casa, ni te preocupes si no está todo perfecto. Ahora mismo tu objetivo es aprender a ser mamá y sobretodo ser feliz. Da igual si hay más o menos polvo en los muebles: no tienes que hacerlo tú.
  • Busca tiempo para ti: aprovecha los tiempos libres para ver a amigos, o hacer tus hobbies o actividades favoritas.
  • Descansa. El sueño acumulado te hará estar más negativa y desanimada. Duerme todo lo que puedas, aprovechando los ratos que descansa el bebé para echar breves siestas a lo largo del día.
  • Comparte tu situación con amigas o familiares que sean madres, te sentirás comprendida, identificada y arropada.

Aunque parezca una tontería sin sentido, es muy importante el primer punto: no dedicar tiempo a las tareas del hogar.

Especialmente los primeros días de ser mamá vas a estar con mucho sueño, aprendiendo a entender al bebé y a adaptarte a tu nueva vida.

Si los pocos ratos que vas a tener libres al día, aunque sean unos minutos, no los aprovechas para dormir o hacer actividades que te gustan, vas a entrar en un círculo vicioso muy peligroso.

De repente vas a ver que tu vida es sólo dar el pecho, cambiar pañales y limpiar la casa. ¡Céntrate sólo en ti y en tu bebé! todo lo demás o no tienes por qué hacerlo tú, o puede esperar.

Nuestra opinión experta

Aunque tus familiares o amigos te quieran visitar con la mejor de las intenciones, hazlo sólo si realmente te apetece. Limítate a las visitas más importantes y que más te apetezcan a tí.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Algo muy importante para evitar caer en círculos depresivos es mantenerte activa. Sal a pasear todos los días un ratito con el bebé, aunque no te apetezca.

Salir de casa, vestirte y que te dé un poco el aire tiene un efecto más curativo del que puede parecer. No te quedes todo el día en casa.


Tratamiento para depresión postparto

Ante los primeros síntomas, acude a un especialista. Sólo un sicólogo o siquiatra puede diagnosticarte depresión postparto.

Tenemos que ver la depresión como si fuera otra enfermedad que necesita un tratamiento: como un cáncer que necesita radioterapia o una pierna que necesita rehabilitación.

Lo más común para curarte de depresión postparto es ir a terapia (3) . Compartir tu situación, hablando de tus sentimientos con un especialista que sepa guiarte te será muy útil.

Te enseñarán herramientas para gestionar tus sentimientos, detectar los síntomas de depresión y aprender a salir de ellos.

En ocasiones, si el especialista así lo determina, pueden administrarte ansiolíticos o antidepresivos para ayudarte a sanar.

Esto, junto con pautas correctas te permitirá volver a ser pronto la de siempre y vivir y disfrutar de la vida y de tu bebé como mereces.


Preguntas frecuentes sobre la depresión postparto

¿Puedo tener depresión postparto después de 1 año?

, si no se trata la enfermedad es muy probable que sigas con depresión postparto un año después.

Acude a un especialista para que te valore y hagáis terapia, incluyendo tratamiento farmacológico si es necesario.

¿Cómo afecta la depresión postparto al bebé?

Si se trata a tiempo, una vez diagnosticada por un especialista no tiene por qué afectar a tu bebé.

Una depresión postparto sin tratar desemboca en una depresión típica, creando en el bebé problemas emocionales y de conducta, problemas para comer y dormir y alteraciones en su desarrollo.

¿Cuánto dura la depresión postparto?

Lo que tarde en tratarse, pudiendo desembocar en una depresión normal, que pueda durar años.

Fuentes del artículo
  1. Herrman, H., Maj, M., & Sartorius, N. Depressive Disorders. John Wiley & Sons.
  2. Kumar, S. V., Oliffe, J. L., & Kelly, M. T. Promoting Postpartum Mental Health in Fathers: Recommendations for Nurse Practitioners. American Journal of Men’s Health, 12(2), 221-228. https://doi.org/10.1177/1557988317744712
  3. Nanzer, N. La depresión postparto: salir del silencio. Octaedro.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.